Los emblemas de la Cruz Roja y
de la Media Luna Roja

La cuestión del emblema

EMBLEMA ADICIONAL PARA EL MOVIMIENTO DE LA CRUZ ROJA Y DE LA MEDIA LUNA ROJA

Ginebra el dia 12 de octubre de 2000

Tras seis meses de amplias consultas, se ha conseguido un progreso sustancial en la elaboración del proyecto de Protocolo por el que se crearía un emblema adicional para el Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Esto representa un importante éxito en el proceso que se inició a principios del año 2000, con renovada determinación y el claro objetivo de hallar una solución antes de finales de año.

Este Protocolo ha de someterse a una Conferencia Diplomática de Estados Partes en los Convenios de Ginebra. Esta conferencia, que estaba prevista para finales del presente mes, se celebrará ahora a principios del 2001, después de que Suiza, como depositaria de los Convenios de Ginebra, haya realizado consultas adicionales. Hasta hace poco, había una probabilidad real de que la conferencia tuviera éxito este año, pero los últimos acontecimientos han modificado estas perspectivas.

"En las actuales circunstancias -ha declarado Jakob Kellenberger, presidente del CICR-, el CICR comprende la decisión del Gobierno suizo de aplazar la conferencia, pero no ha variado la firme determinación que yo tenía desde que entré en funciones de contribuir a crear lo antes posible las condiciones para que las Sociedades que tienen problemas con los emblemas existentes sean admitidas en el Movimiento como miembros de pleno derecho".

Hay ahora un amplio consenso entre los Estados sobre la necesidad de un emblema adicional, cuya percepción debería estar exenta de cualquier connotación nacional, política o religiosa, lo que constituye un importante logro para todos los implicados en las últimas negociaciones.

Como señaló Didier Cherpitel, secretario general de la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja: "Nadie creía, a principios de este año, que llegaríamos tan lejos con tanta rapidez". "La labor realizada, que el proyecto de Protocolo pone de manifiesto, es una clara expresión del deseo de la comunidad mundial de alcanzar cuanto antes una auténtica universalidad para nuestro Movimiento. Los últimos meses han demostrado que nuestro proceder está dando fruto y estamos decididos a llevarlo a feliz término", agregó.

Un emblema adicional proporcionaría protección en conflictos en los que no es bien aceptado el empleo de la cruz roja o la media luna roja. También abriría la puerta al reconocimiento y a la admisión de las Sociedades Nacionales que tienen problemas con los emblemas existentes.

"Todo el Movimiento aspira a la universalidad", ha dicho S.A.R. la Princesa Margarita, presidenta de la Comisión Permanente, que añadió: "Estamos decididos a hacerla realidad y trabajaremos con Suiza a fin de lograrlo a principios del año 2001".

Para la página sobre la cuestiónes del emblema
Para las notas de prensas anteriores
Para la revista del Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (en español)
Para volver a la página en inglés