Volver a la página principal de la revista

Página suiguiente
 

Fuente de vida

Los karezes en Afganistán

El agua es vida”, sentencia el malek (jefe) de la aldea de Baraki Rajan, que resplandece como una perla en medio de los verdes cultivos y los huertos. El agua para irrigarlos han tenido que arrancársela a la tierra cavando unos canales subterráneos — karezes — que penetran varios kilómetros en la montaña. “Tradicionalmente, toda la aldea ayudaba a mantener el sistema de extracción”, explica el malek. “Pero vinieron la guerra, las bombas de los MIG soviéticos y la huida a Pakistán, y los karezes fueron descuidados por años.”

En esta región, que el año pasado cambió tres veces de manos, el CICR ha emprendido un programa de reparación de los karezes y los canales de irrigación. Los aldeanos han vuelto a las profundidades de la montaña para hacer manar de nuevo lo que por ahora es sólo un arroyuelo. Con el agua ha vuelto la esperanza: la irrigación permitirá que la aldea extienda los cultivos, aumente los rendimientos e incluso, en algunos terrenos, obtenga varias cosechas al año. Muy pronto, los habitantes de este rincón del desierto, asolado por una guerra interminable, podrán volver a satisfacer sus necesidades básicas. Programas análogos están en curso en las provincias de Loghar, Wardak, Ghazni y Kabul.

François Grunewald


La Cruz Roja en el corazón

Sin duda, se trata de la iniciativa de sensibilización más multitudinaria que haya llevado a cabo una Sociedad Nacional. “La Cruz Roja en mi corazón”, certamen de pintura y ensayos organizado por la Cruz Roja China en colaboración con el CICR y con el respaldo de la Cruz Roja de Hong Kong y de la Cruz Roja de Macao, recibió trabajos de más de 7,6 millones de jóvenes de China, Hong Kong y Macao.

“La repercusión del concurso supera con creces los casi 8 millones de participantes”, dice Gu Yingqi, vicepresidente ejecutivo de la Cruz Roja China. “Padres, maestros, hermanos, condiscípulos y amigos de cada uno de ellos han sabido del concurso y gracias a ello han aprendido algo sobre el Movimiento.” Además del almanaque que ilustramos se ha publicado una selección de los trabajos más destacados con textos en chino e inglés y que puede pedirse al CICR.


Por tercer año consecutivo, la Cruz Roja de Sri Lanka (CRSL) patrocinó en 1995 un certamen de pintura y dibujo para prestar asistencia a los niños desplazados por el conflicto que abrasa el norte y el este del país. Participaron cerca de 15.000 niños de 5 a 15 años, habitantes de los campamentos de refugiados, inspirándose del tema “Cómo veo al mundo”. Se seleccionaron doce trabajos, que se imprimieron en tarjetas postales. “En todas las pinturas y los dibujos se expresan los sentimientos íntimos de estos niños, que han de soportar las consecuencias de faltas que no son suyas”, dice Gamini Pinnalawatta, Director Adjunto de Desarrollo de la CRSL. Los fondos obtenidos de la venta de las postales se destinará a la educación de los niños refugiados.


Sistema viejo, ideas nuevas

Vietnam sigue desarrollándose a un ritmo impresionante, impulsado por las reformas políticas iniciadas en 1986 y por la ulterior introducción de la economía de mercado. Ejemplo de este nuevo dinamismo es la fructífera cooperación de un grupo de estudiantes de medicina en un proyecto de atención primaria de salud, apoyado por la Cruz Roja Danesa.

“El programa de estudios de la escuela es antiquísimo, pues data de antes de la colonización francesa”, dice Mai Nguyen, coordinador en atención primaria de salud encargado del proyecto. En efecto, el enfoque vertical que sustenta en materia de atención de salud no responde a las tendencias y necesidades actuales.

Según Mai Nguyen: “El sistema sanitario prácticamente se des-plomó al perder el apoyo financiero estatal cuando se operaron las reformas económicas y era impres-cindible establecer un sistema basado en la comunidad. Entonces, un grupo de 20 docentes y estudiantes de la Facultad de Medicina de Hanoi formaron un Servicio de Investigación en Salud Comunitaria (SISC); me enteré de su existencia en 1990, cuando trabajaba para otra organización, también como coordinador en atención primaria de salud.”

Nguyen siguió en contacto con el SISC después de empezar a trabajar para la Cruz Roja; hoy, 5 estudiantes de medicina trabajan a tiempo parcial para el proyecto que dirige. “Nuestra filosofía se resume a potenciar la capacidad de las comunidades rurales e impartir a la gente las calificaciones y conocimientos necesarios para mejorar su vida diaria a largo plazo.”

Lasse Norgaard


Una evacuación extraordinaria

Una anciana de 115 años comienza una nueva vida

El día de Navidad de 1995, dos mujeres subieron a un avión del CICR, en Senaki, Georgia. Edusi Oniani y su hija habían perdido todo contacto con sus familiares al estallar el conflicto en Abjazia, en 1993. Permanecieron separadas de ellos por la línea del frente hasta que el CICR pudo trasladarlas.
Algo distinguía a estas mujeres de las demás personas evacuadas: la fecha de nacimiento. Según la documentación, Edusia había nacido en 1880, y su hija en 1915. Cuando los delegados del CICR expresaron, diplomáticamente, sus dudas al respecto, Edusi respondió que, en efecto, el oficial civil de la época se había equivocado al extender el certificado, y que en verdad había nacido en 1875.

“Nos costaba creerlo”, dice David Akhobadze, delegado del CICR en el terreno. “Ahí teníamos a esta mujer diminuta, nacida cuando la Cruz Roja iniciaba su obra, que había sido testigo de tres revoluciones y que tenía 73 descendientes repartidos en cuatro generaciones.” No era sorprendente entonces que tomara con filosofía todas las tribulaciones que acababa de vivir. “A veces converso con sombras del pasado, pero lo que pasa hoy me interesa también”, les dijo Edusi.


Día de celebración

El 8 de mayo de 1996, las Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja de todo el mundo celebraron una vez más el Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, y con tal motivo llevaron a cabo diversos actos y campañas de promoción. A diferencia de años anteriores, en esta oportunidad no se optó por un tema global; cada Sociedad Nacional se centró en sus propias necesidades y prioridades. Por su parte, la Federación y el CICR prepararon y pusieron a disposción de las Sociedades Nacionales, una serie de carteles donde se enuncian brevemente los Principios Fundamentales del Movimiento, ilustrándolos con fotos en blanco y negro. Dicha serie y el folleto que la acompaña se editaron en árabe, español francés e inglés.


 
Página suiguiente


Arriba | Contáctenos | Créditos | Revista anteriore | Webmaster


© 2002 | Copyright