Volver a la página principal de la revista

Gripe aviar Vale
la pena Prepararse

 

¿Cómo mantenernos alertas contra la gripe aviar y evitar al mismo tiempo el pánico? En todo el mundo las Sociedades Nacionales deben prepararse para lo peor, esperando lo mejor.

No es agradable ver a los voluntarios de la Cruz Roja repartir volantes sobre la gripe aviar en medio de un mercado avícola en la Indonesia rural. Los comerciantes reciben a Rahmet Encep y sus volantes con frialdad, en el mercado de Parang Kuda, situado a unas tres horas en coche al sur de Yakarta.

“Siempre hay que lavarse las manos antes de tocar la carne”. “No almacenar diferentes tipos de carne juntos”. Rahmet va de puesto en puesto sin hacer caso de las miradas que expresan malestar por su presencia.

La incómoda verdad que Rahmet está transmitiendo es que más de 80 personas han muerto en Indonesia a causa de la gripe aviar, porque han ingerido carne contaminada, manipulado aves infectadas o contraído gérmenes a través de los excrementos de las aves. Y su intención es transmitir mensajes de higiene pública a los vendedores de carne de ave que obtienen un escaso margen de beneficio por las ventas.

Información y entretención

Se dirigió a un joven carnicero con una voz clara, segura y amistosa, lo que surtió efecto pues Lucas Naryani, de 23 años, tomó el afiche, en el que aparecía una suculenta presa de pollo frito junto a un consejo de salud práctico, y lo fijó en la pared de su tienda.

“Me lavo las manos tres, cinco, hasta siete veces al día”, cuenta Lucas, a pesar de que no hay agua corriente (ni refrigeración) en la tienda. “Todo los pollos que llegan en la mañana son vendidos en el día, lo que queda lo echo a la basura. Se cómo guardar la carne en condiciones seguras”, afirma este diplomado de la escuela de turismo local.

“Pero no sé qué hacer en caso de gripe aviar. Algo de información se da en la televisión y la radio pero no es suficiente. ¿Dónde conseguir medicamentos? ¿cuánto cuestan? Es esencial hablar con el público, no sólo con los vendedores de aves”.

En la misma calle está situada la filial de Chianjar de la Cruz Roja, que dedica bastante tiempo a ello. Bajo la dirección de Hari Hiddayya, los voluntarios Cecen Suryana y Dewi Lesnasar se encargan de hacer campaña en las escuelas y las alcaldías de los pueblos. Se valen de un estilo interactivo para dirigirse a todo tipo de público, desde niños hasta jubilados, alternando entre reflexiones sabias y risas a carcajadas y acosando a los presentes con afiches, folletos y material didáctico sobre la salud en forma de juego como el de la oca.

“La interacción es muy útil”, asegura Dewi Sitompul, coordinadora del programa sobre la gripe aviar de la Federación Internacional, mientras nos dirigimos a una reunión interinstitucional en la que se elaborará un plan de preparación para la pandemia en Indonesia.

“No tiene mucho sentido limitarse a la distribución de folletos; es indispensable colaborar con las comunidades y dirigirse a las amas de casa, que manipulan pollos todos los días, a los vendedores, así como a los niños que juegan en la suciedad, o se divierten cazando aves salvajes.

“El mensaje de la campaña de la Cruz Roja es totalmente básico y se aplica a todas las epidemias porque se trata de enseñar medidas elementales de higiene; hay que insistir mucho en la necesidad de lavarse las manos cada vez que se vuelve de la calle”.

El misterio de Indonesia

Su colega P. G. Jenssen, coordinador de salud de la Federación Internacional en Indonesia, observa que la elevada tasa de mortalidad en el país (81 de cada 102 casos, frente a la tasa mundial del 60%) es un misterio que requiere ser investigado.

“¿Pueden los médicos detectar la gripe aviar en una fase precoz? ¿Solicitan los pacientes ayuda con suficiente rapidez? ¿Esconde la gente los animales enfermos para evitar que sean sacrificados? Es necesario estar pendiente constantemente de que se compense a los campesinos que han perdido sus existencias”, advierte.

Una de las principales dificultades en Indonesia es la geografía. El país es inmenso, y las personas viven en miles de islas diseminadas por el océano entre las islas Andamans y Australia. Por ello, la Cruz Roja Indonesia es esencial para la labor de preparación y prevención en el país, asegura Lily Sulistyowati, jefa de comunicaciones públicas del Ministerio de Salud indonesio.

Con pies de plomo

Lily Sulistyowati, que también es vicepresidenta de COMNAS, el comité nacional de preparación para la pandemia de la gripe humana, espera que con el nuevo plan Indonesia sepa hacer frente a una pandemia en 2008.

“La Cruz Roja ha prestado un valioso apoyo”, asegura, “necesitamos a sus voluntarios para promover la sensibilización social, difundir nuestros cuatro mensajes —lavarse las manos, separar las aves de las personas, cocer bien la carne de ave y señalar cualquier signo de infección al jefe de aldea”.

“Si se da una mutación y la gripe llega a afectar a las personas en Indonesia, tendremos serios problemas. La situación actual está cerca del caos”, advierte un experto.

El plan incluye la sensibilización de los trabajadores de salud para que actúen con diligencia.

La Cruz Roja y la Media Luna Roja tienen que actuar con pies de plomo: mantener a raya la gripe aviar pero evitando sembrar el pánico, afirma el enviado especial de la Federación Internacional para la gripe aviar, Pierre

Duplessis. La situación, aunque alentadora, sigue siendo grave. Duplessis cree que la Federación Internacional y sus Sociedades Nacionales han recorrido un largo camino en el programa de la gripe aviar desde 2005, cuando el representante especial para la gripe aviar de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Robert Nabarro, advirtió a la Asamblea General que entre 5 y 150 millones de personas podían morir en una pandemia de gripe aviar.

“Ello dependerá de la magnitud del brote, pero creo que la Federación Internacional y sus Sociedades Nacionales podrían responder eficazmente. Desde luego, ello causaría una gran perturbación, y si la tasa de ausentismo de nuestro personal ascendiera al 40%, ello podría afectar a toda nuestra labor”, explica Duplessis.

Muchas probabilidades

Miro Modrusan, responsable del programa de gripe aviar de la Federación Internacional, es de la misma opinión. “Si queremos responder satisfactoriamente a una pandemia de gran magnitud, todas las personas que intervengan deben saber qué tarea les toca hacer. Tenemos que considerar las cosas de manera holística, pero aún no hemos profundizado lo suficiente en ese sentido. Todo el mundo concuerda en que hay muchas probabilidades de que la pandemia se propague en algún momento durante los próximos 10 años, pero nadie puede vaticinar cuándo, dónde ni con qué magnitud. Esta propuesta consiste en prepararse y definir el papel de la Sociedad Nacional en los planes nacionales”.

Aunque los gobiernos están tomando medidas para hacer frente a la amenaza de gripe aviar y la pandemia de gripe humana, el virus que está circulando en Asia, África y Europa es particularmente preocupante en los países más pobres donde, debido a una infraestructura deficiente para afrontar la magnitud del problema y a la tradición de criar aves de corral en el patio, es difícil aplicar medidas de control y prevención adecuadas, como la vacunación general de las aves de corral y otras medidas de seguridad epidemiológica.

Mejorar la salud pública

“Sabemos que algunas medidas clave nos podrán ayudar a manejar el problema de una pandemia”, observa Keiji Fukuda, jefe del programa en materia de gripe de la OMS. “Una de las principales ventajas es que la inversión en el fortalecimiento de la capacidad de salud pública general nos permitirá invertir eficazmente los limitados recursos y promover la protección contra otras amenazas de salud pública”.

La lista de la OMS para planificar la preparación en caso de pandemia de gripe abarca medidas esenciales que los Estados miembros deben adoptar para evaluar su preparación, como sistemas de vigilancia, investigación y tratamiento de casos, programas de vacunación y tratamiento antivírico, así como planes para mantener los servicios esenciales.

Empresa social

Un aspecto esencial de la preparación para la pandemia es ampliar la participación fuera de las autoridades gubernamentales de salud pública”, puntualiza Fukuda. “Una pandemia representa un problema de sociedad que incidirá más allá del sector de la salud y, por lo tanto, la preparación exige la participación de múltiples sectores. Los esfuerzos del sector privado y organizaciones específicas, tales como la Cruz Roja y la Media Luna Roja, desempeñarán un papel preponderante en la respuesta a una pandemia”.

El principal objetivo de salud pública es asegurar que las personas y los países estén muy bien preparados para una pandemia. Uno de los papeles esenciales de los medios de comunicación es mantener informado al público.

“Un diálogo abierto y directo sobre lo que sabemos, sobre lo que no sabemos, y sobre lo que la gente y los
asociados pueden hacer para ayudar a manejar ese riesgo es la estrategia más eficaz de comunicación que se pueda aplicar”.

Riesgo de sembrar el pánico

Hasta el presente no se ha confirmado la transmisión de humano a humano del H5N1. Sin embargo, si esto llegara a ocurrir, los efectos de la pandemia podrían ser tremendos. La OMS indica que en caso de una pandemia leve se podría registrar una mortalidad de 2 a 7,4 millones de muertos en el mundo. Según estimaciones del Banco Mundial, la próxima pandemia podría costar a la economía mundial 800.000 millones de dólares estadounidenses por año.

No existe un tratamiento ni una vacuna fiable y, ante una pandemia de gripe humana, las autoridades de salud tendrán que apoyarse principalmente en las medidas de salud pública, tales como la educación para la salud, la cuarentena y la gestión de casos. Es muy probable que, si se produce una pandemia, las mayores repercusiones no provengan del número de casos y de muertes, sino de las consecuencias económicas y sociales que ocasionaría el pánico de la población en general para evitar la infección.

Por esta razón, observa Amgaa Oyungerel, delegada regional de salud de la Federación Internacional para Asia, el sector privado apuesta por la “continuidad de las actividades” y descarta la insinuación de que la inversión en las pandemias de gripe aviar y de gripe humana pudiera llevar a desatender enfermedades, como el paludismo o el sarampión, que son reales y no hipotéticas.

“Una pandemia devastadora menoscabaría sin duda alguna el desarrollo económico que se ha producido en las últimas décadas”, indica la delegada. “Es natural que los gobiernos y las empresas deseen impedir que esto ocurra, por lo que se están inyectando fondos nuevos en la investigación de pandemias y de la gripe aviar”.

Preparación Insuficiente

Amgaa Oyungerel señala que la atención que se ha prestado a la gripe aviar ha aportado ya notables ventajas a los sistemas de salud en Asia suroriental, particularmente en Viet Nam y Tailandia. Desde un comienzo, hace tres años, Tailandia se ha convertido en uno de los líderes regionales en el ámbito del diagnóstico de sangre para la gripe. Pero advierte que la vigilancia es la mejor forma de preparación, recordando que el 90% de las enfermedades provienen del mundo animal.

“En el mundo no hay una preparación satisfactoria, aunque se han hecho progresos considerables para poner freno a la gripe aviar al ser una causa probable de cepa humana en algunos países”.

Las campañas pueden ayudar a reforzar los sistemas de salud pública en general, asegura Oyungerel.” Se sigue poniendo demasiado énfasis en las vacunas, los antivíricos y esas cosas. Pero es esencial contar con una mayor preparación comunitaria orientada a la salud pública y establecer mejores mecanismos de prevención”.

“El aumento del consumo de pollos y patos es otro factor de riesgo”, añade. “En las economías de países como China, que se encuentran en pleno auge, la población
tiene más dinero para variar su alimentación y, por consiguiente, consumen más aves”.

Algunos grupos podrían verse seriamente afectados. Eric Burnier, médico del CICR observa que “el papel del CICR es recordar a los gobiernos sus obligaciones con respecto a los grupos particularmente vulnerables como los detenidos y los desplazados internos”.

Oportunidades

Si se desencadena una pandemia de humano a humano, es muy probable que los mecanismos tradicionales de asistencia internacional no sirvan (debido a las restricciones de viaje y controles fronterizos), y los países en desarrollo afectados tendrán que enfrentar por sí solos las consecuencias negativas. Asimismo es muy probable que el mundo centre su atención en tratar la pandemia, soslayándose así cualquier desastre natural paralelo o emergencia humanitaria compleja.

Aunque sea necesario evitar que cunda el pánico, incumbe a los gobiernos y a otros organismos adoptar las decisiones drásticas que se impongan. Palabras como “confinamiento” y “cuarentena” pueden resultar chocantes, pero para los que tienen que hacer frente a una epidemia en una ciudad superpoblada serán sin duda las opciones más acertadas.

Mediante la campaña de preparación, la Federación Internacional ha descubierto oportunidades inesperadas para realizar actividades.

En el marco de su programa de Normas, leyes y principios aplicables en las acciones internacionales en casos de desastre, se está efectuando una labor innovadora en materia de preparación jurídica que podría servir a los gobiernos para saber qué hacer en casos de desastre de mayor escala y brotes generalizados de enfermedades contagiosas.

“Se ha hablado mucho de la planificación de contingencia y la continuidad de las actividades pero no se han examinado los asuntos jurídicos en torno al control que podría ejercerse durante una pandemia”, advierte la coordinadora de Normas, leyes y principios aplicables en las acciones internacionales en caso de desastre de la Federación Internacional, Victoria Bannon. El apoyo internacional esencial podría verse entorpecido por una falta de reconocimiento jurídico de las organizaciones humanitarias extranjeras; las exigencias aduaneras e impositivas podrían causar retrasos en la entrega de medicamentos, socorros y equipamiento; los complicados trámites para el visado podrían impedir la entrada de los trabajadores humanitarios y la falta de reconocimiento de las calificaciones de profesionales extranjeros podrían impedirles prestar ayuda en caso de emergencia. La coordinación y el intercambio de información entre las organizaciones de ayuda puede que falten también, así como la adhesión a los derechos humanos, los principios humanitarios y las normas de calidad y rendición de cuentas.

“Hemos comenzado a elaborar unas directrices para saber cómo actuar en emergencias que no son conflictos, centrándonos en la preparación jurídica a nivel nacional”, asegura Bannon.

Se está preparando para Camboya un estudio experimental en el que participan la OMS y la Federación Internacional. “Nuestro estudio en Camboya tiene tres principales categorías”, explica Bannon. “En primer lugar está la respuesta nacional. El estudio puede servirnos para mostrarnos que vemos problemas donde en realidad no los hay.

“En segundo lugar, estamos examinando modalidades jurídicas como por ejemplo la que afectaría al transporte de medicamentos entre las fronteras, o la cuestión general del confinamiento, y la relativa a la labor de los trabajadores humanitarios en caso de restricciones de desplazamiento.

“En tercer lugar, están las consecuencias derivadas de la declaración del estado de emergencia: qué ramificaciones habrá para los hospitales privados, cómo funcionará la cuarentena, etc. El SARS (síndrome respiratorio agudo severo) planteó muchos dilemas morales y jurídicos”, observa Bannon. “Este estudio experimental nos ayudará a disipar algunos de ellos.”

El representante especial de la Federación Internacional no anda con rodeos cuando se trata de preguntas torpes. El efecto del año 2000, el SARS y ahora la gripe aviar. ¿Toda esta preparación no será sólo para crear empleos en organizaciones semipúblicas? ¿No será sólo un despilfarro de dinero y emociones por algo que quizás nunca ocurra?

“En la cuestión del socorro, no sabemos de dónde viene el próximo desastre. Puede ser un terremoto, una inundación, un acto de terrorismo, simplemente no sabemos. Pero sí sabemos que la amenaza de la gripe aviar está latente. Por lo tanto, lo lógico, lo acertado es estar preparados. Sin duda, no se está derrochando recursos. Hoy estamos mejor preparados para enfrentar a todas las pandemias, aprendemos mucho con la experiencia de la gripe aviar”.

Joe Lowry
Delegado de información de la Federación Internacional para Asia suroriental.

 

 


©Reuters / Fatih Saribas, CORTSÍA DE www.alertnet.org

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Un niño delante de un gallinero en Abiyán, Côte d’Ivoire, donde la Organización Mundial de Sanidad Animal encontró 17 aves infectadas con la cepa mortal de la gripe aviar, el H5N1.
©REUTERS / LUC GNAGO, CORTESÍA DE www.alertnet.org


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Un niño delante de un gallinero en Abiyán, Côte d’Ivoire, donde la Organización Mundial de Sanidad Animal encontró 17 aves infectadas con la cepa mortal de la gripe aviar, el H5N1.
©HADI KUSWOYO / CRUZ ROJA INDONESIA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Una niña surcoreana comiendo una presa de pollo en un evento para promover la carne de pollo tras una amenaza de brote de gripe aviar.
©REUTERS / You Sung-Ho, CORTESÍA DE www.alertnet.org

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Un voluntario de la Cruz Roja Indonesia entregando un folleto sobre los peligros de la gripe aviar.
©RANG SUMARNO / CRUZ ROJA INDONESIA

Información importante

¿Qué es la gripe aviar?
La gripe aviar es una infección vírica que afecta principalmente a las aves, tanto a las especies domésticas como a las migratorias. Muy raras veces puede causar infecciones graves, a veces fatales, en los humanos; para éstos, la cepa denominada H5N1 es la más mortífera.

¿Cómo se propaga la gripe aviar?
A través de aves de corral y aves migratorias infectadas. Es preciso evitar el contacto con plumas, materia fecal y otros fluidos de aves de corral, no hay que comer carne infectada y lavarse siempre las manos después de estar en contacto con aves de corral.

¿Por qué es peligrosa la gripe aviar?
El virus de la gripe aviar causa la muerte del 40 al 60% de las personas a las que infecta. La forma H5N1 de la gripe aviar es capaz de transformarse en cepa humana que podría ocasionar extensos brotes en el mundo.

¿Qué es la pandemia de gripe?
La pandemia de gripe ocurre cuando el virus aparece en un lugar y se propaga con mucha rapidez por todo el mundo. Durante el siglo pasado esto ocurrió en 1918, 1957 y 1968. La gripe española de 1918 causó 40 millones de muertos e infectó al 20% de la población mundial.

¿Podría ocurrir de nuevo?
Según algunos científicos y la Organización Mundial de la Salud, el mundo está más cerca de una pandemia que en los últimos 50 años.

¿Cuáles son los síntomas de la gripe aviar en los humanos?
Los síntomas de la gripe aviar son muy similares a los de una gripe estacional normal: fiebre, dolores musculares, tos, falta de aliento y cansancio.

¿Es peligroso comer pollo o huevos?
Comer productos avícolas bien cocidos no entraña ningún riesgo. La carne y los huevos deben cocerse a fin de que no queden jugos o partes crudas en ellos. La manipulación de pollos congelados que se han descongelado no es 100% segura, porque el virus puede sobrevivir. Después de manipular carne descongelada se recomienda lavarse las manos con jabón y limpiar la superficie de trabajo con agua y detergente.

¿Qué se puede hacer para evitar la infección de la gripe aviar o humana?
Lo mejor es aplicar algunas medidas de higiene básicas, tales como lavarse las manos con regularidad, taparse la boca al toser, evitar el contacto con aves de corral enfermas o muertas y asegurar que toda la carne de ave y los huevos estén bien cocidos.

¿Existe una vacuna contra la gripe aviar?
Sí pero sólo para las aves de corral. Se están desarrollando vacunas, pero por ahora ninguna ha demostrado ser segura y eficaz en el hombre. Está previsto elaborar prototipos de vacunas, y se requerirán varios meses para producir una cantidad suficiente de vacunas; sin embargo, para entonces, es posible que no sean eficaces contra la gripe aviar porque ésta cambia frecuentemente su composición genética.


Arriba

Contáctenos

Créditos

Webmaster

©2007 

Copyright