x

Volver a la página
principal de la revista



Tuvalu se prepara
para el futuro

En un día bochornoso, un equipo de la Cruz Roja de Tuvalu salió con rumbo a Funafala, un islote situado a 45 minutos por barco del principal atolón, Funafuti. Las ocho familias que viven en Funafala no tienen otro medio de comunicación con el mundo exterior. Si hay un ciclón, una ola de tormenta, o alguna emergencia médica, están totalmente aislados.

En Funafala, la Cruz Roja de Tuvalu facilita el teléfono satelital que funciona con energía solar y enseña a los residentes a utilizarlo. Juntos elaboran un mapa de los peligros (como la dirección de dónde llegan normalmente las tormentas) y discuten sobre los recursos que tiene la comunidad para enfrentar dichos desastres.

En paraogramas conexos, los voluntarios visitan a los ancianos o a las personas con discapacidades y se preocupan de su bienestar; la Cruz Roja, que es una Sociedad Nacional en formación, ha determinado qué personas pueden necesitar ayuda para ser evacuadas en caso de desastre.

Los voluntarios plantan pandanos en la costa, recogen la basura y enseñan a los niños lo que es el medio ambiente. Cerca de la sede de la Cruz Roja de Tuvalu hay un contenedor con mantas, láminas y bidones con capacidad para 20 litros de agua.

La preparación es esencial. Las tormentas más frecuentes y más devastadoras, la erosión, la sal en las huertas de hortalizas, las aguas subterráneas contaminadas y el aumento del nivel del mar son una realidad en esta pequeñísima nación del Pacífico de 10.000 habitantes dispersos en nueve islotes situados a apenas 5 metros del nivel del mar.

Tataua Pese, responsable de la gestión de desastres y el cambio climático en la Cruz Roja de Tuvalu, dice “hay muchas formas para ayudar a la gente a quedarse y ver el futuro. Si queremos ayudar a la próxima generación a apreciar la belleza de las islas, lo mejor es que sigamos trabajando; no renunciemos y no nos vayamos a vivir a otros países.”

Rosemarie North
Redactora para la Federación Internacional de Cruz Roja, Media Luna Roja.

Los habitantes de Tuvalu dependen del mar para su alimentación y el transporte.
©Giora Dan / International Federation

 

Su estilo de vida y su salud ya están amenazados por el aumento del nivel
del mar, las violentas tormentas y los vertederos de basura.
©Giora Dan / International Federation

Su estilo de vida y su salud ya están amenazados por el aumento del nivel
del mar, las violentas tormentas y los vertederos de basura.
©Giora Dan / International Federation

 

El estilo de vida tradicional de esta pequeña nación se encuentra en peligro
a causa del cambio climático y de la degradación ambiental.
©Giora Dan / International Federation

 

La formación en primeros auxilios y los medios de comunicación son esenciales en
los atolones que quedan aislados a causa de las tormentas.
©Giora Dan / International Federation

 

Tataua Pese de la Cruz Roja de Tuvalu enseña a los habitantes del islote de Funafala
a utilizar los teléfonos satelitales para pedir ayuda en caso de emergencia.
©Giora Dan / International Federation

 

Los productos químicos procedentes de la basura (derecha) se filtran en el mar, causando daños a
los frágiles arrecifes coralinos que constituyen los cimientos de este país.
©Giora Dan / International Federation

Arriba

Contáctenos

Créditos

Webmaster

©2008 

Copyright