Volver a la p 'agina principal de la revista

 

Socorro y revolución

Justo cuando muchas Sociedades Nacionales de África del Norte y Oriente Medio se enfrentaban a la incertidumbre que creaba la agitación política en sus países, también tuvieron que resolver desafíos humanitarios nuevos y en constante cambio. Prestaron primeros auxilios, ayudaron a las familias a restablecer el contacto y ofrecieron apoyo psicológico en medio de violentos combates. Asimismo proporcionaron alimentos, alojamiento y asistencia a miles de personas desplazadas desesperadas, muchas de las cuales eran trabajadores migrantes que ya vivían al margen de la sociedad antes de convertirse en refugiados. Las fotografías que se presentan a continuación muestran parte de la historia del socorro en tiempos de revolución y conflicto civil.

Un evacuado de Bangladesh espera sus maletas en el campamento de la Media Luna Roja Libia en Bengasi, ciudad situada en el este de Libia, adonde llegó, en abril, en barco desde la sitiada ciudad de Misrata, en el oeste del país, junto con aproximadamente otras 1.200 personas.
Fotografía: ©REUTERS/Amr Abdallah Dalsh, cortesía de www.alertnet.org

Trabajadores migrantes desplazados por el confl icto en Libia hacen cola para recibir alimentos en el campamento de tránsito de Choucha, en Túnez.
© Fotografía: Victor Lacken/Federación Internacional

A muchos migrantes, el conflicto y el subsiguiente viaje desde Libia los dejó en un limbo jurídico sin ningún medio concreto para regresar a su país. En un campamento cercano al paso fronterizo de Ras Jdir situado en la frontera entre Libia y Túnez, este hombre bengalí con su pasaporte en mano es uno de los numerosos refugiados que no lograron obtener ayuda de su gobierno para volver a su patria.
Fotografía: ©REUTERS/Pascal Rossignol, cortesía de www.alertnet.org

Además, de facilitar alojamiento, víveres y servicios de saneamiento, una parte esencial de la asistencia del Movimiento en favor de los refugiados consistió en ayudarlos a restablecer el contacto con sus familiares y otras personas que pudieran ser importantes. Ashraf Mohamed, de 26 años, de nacionalidad egipcia, pudo contactar a su familia en Bani Swaif, Egipto, desde el campamento de la Media Luna Roja Libia en Bengasi.
Fotografía: ©REUTERS/Amr Abdallah Dalsh, cortesía de www.alertnet.org

Muchas personas escaparon a través del desierto de la violencia desatada en Libia, mientras que otros huyeron hacia el norte por mar. Este hombre que se tapa la cara mientras reza fue una de las 76 personas que fueron rescatadas por una patrulla militar maltesa a unos 140 kilómetros al sur de la isla mediterránea. Los migrantes procedían de Bangladesh, Chad, Côte d’Ivoire, Nigeria, Sierra Leona y Sudán y dijeron que estaban trabajando en Libia cuando estalló el conflicto.
Fotografía: ©REUTERS/Darrin Zammit Lupi, cortesía de www.alertnet.org

Los que sobreviven al viaje en barco desde África del Norte hasta Lampedusa, en Italia, a menudo tienen que enfrentarse a nuevas privaciones, como este hombre que huyó de las revueltas en Túnez, marzo de 2011.
Fotografía: ©REUTERS/Alessandro Bianchi, cortesía de www.alertnet.org

Migrantes procedentes de África del Norte llegan a la isla italiana de Lampedusa, en marzo, donde la Cruz Roja Italiana y otras organizaciones les ofrecen diversos servicios mientras los países europeos debaten su situación jurídica y las posibilidades de que un país los acoja.
Fotografía: ©REUTERS/Antonio Parrinello, cortesía de www.alertnet.org

En Oriente Medio, la agitación política también causó un masivo desplazamiento. Más de 10.000 sirios han huido a la vecina Turquía para escapar a la violencia armada, como este hombre en un campamento de refugiados en la ciudad fronteriza turca de Boynuegin.
Fotografía: ©REUTERS/Umit Bektas, cortesía de www.alertnet.org

De Libia a Yemen, los voluntarios y el personal de las Sociedades Nacionales, junto con los trabajadores de salud, a menudo eran las únicas personas que tenían acceso a las zonas de intensos combates. Un hombre herido es trasladado durante los enfrentamientos entre fuerzas de la oposición y la policía en Saná, la capital de Yemen.
Fotografía: ©REUTERS/Ammar Awad, cortesía de www.alertnet.org

Arriba

Contáctenos

Créditos

Webmaster

2011 

Copyright