Volver a la página
principal de la revista
 

La primera técnica:
la simplicidad

 

Ghali Bashir Adam, socorrista de la Cruz Roja de Nigeria, enseña primeros auxilios desde 2005 a los miembros de la comunidad en la inestable región norcentral de Nigeria. Todos los años las técnicas que enseña se van adaptando en cursos de actualización pero, según afirma, las cualidades de un socorrista de primeros auxilios son siempre las mismas: habilidad, seguridad, serenidad y paciencia.

La cualidad más importante para él es la habilidad. En un curso de formación impartido a principios de año, Adam aprendió a mejorar las habilidades de sus estudiantes mediante la simplificación. Por ejemplo, ahora enseña a los socorristas a evaluar rápidamente el nivel de peligro utilizando un sistema de codificación por colores y a salvar vidas manteniendo a sus pacientes y a sí mismos fuera de la línea de fuego. Las técnicas de reanimación también se han simplificado para reducir las diferencias entre la atención que se da a los niños y la que se presta a los adultos.

 “No eran muy eficaces porque eran confusas en cuanto a lo que había que hacer”, dijo refiriéndose a las antiguas técnicas de reanimación.

Los métodos de primeros auxilios impartidos por la Cruz Roja de Nigeria a menudo tienen por objeto enseñar a los estudiantes cómo atender más eficazmente a sus pacientes, con una cantidad mínima de recursos. Para tratar las heridas de quemadura es necesario dejar correr agua sobre la herida durante 10 a 15 minutos antes de cubrirla y los huesos rotos deben inmovilizarse con una férula improvisada, por lo general un palo.

Adam señaló que formar a socorristas en las comunidades nigerianas que han sido o pueden ser víctimas de violencia sectaria, batallas entre facciones combatientes o explosiones de bomba es una parte fundamental de las operaciones de la Cruz Roja de Nigeria. Cuando estalla la violencia, a veces los miembros de los equipos de intervención rápida como él no pueden llegar hasta el lugar del incidente.

“Puede haber una gran cantidad de víctimas y a veces personas que se están muriendo y no hay manera de ayudarlas", precisa. Sin embargo, cuando los miembros de la comunidad son socorristas capacitados, "los seres queridos pueden atenderlas en casa”.

 

 

 


“No eran muy
eficaces porque
eran confusas
en cuanto a
lo que había
que hacer”.

 

 

 

 

Arriba

Contáctenos

Créditos

Webmaster

©2012 

Copyright