Volver a la página
principal de la revista
 
 

Se necesita más dinero para
salvar vidas en Malí

Dado que la población en el norte de Malí sigue sufriendo las consecuencias del conflicto armado y la actual crisis alimentaria, el CICR hizo un llamamiento a los donantes por 28 millones de dólares, con lo cual la operación del CICR en Malí pasa a ocupar el cuarto lugar en lo que a presupuesto se refiere.

“La situación en el norte del país, es cada vez más alarmante”, dijo Yasmine Praz Dessimoz, jefa de Actividades Operacionales del CICR para África Septentrional y Occidental. En colaboración con la Cruz Roja Maliense, el CICR ya ha prestado asistencia alimentaria a 160.000 personas. Gracias a  fondos extraordinarios, la Institución beneficiará a otras 500.000 y continuará apoyando a un hospital en la ciudad de Gao, así como a otros centros de salud en el norte de Mali.

La Federación Internacional hizo un llamamiento para proporcionar asistencia en el ámbito de la seguridad alimentaria por  2,7 millones de dólares, a fin de apoyar a la Cruz Roja Maliense y brindar ayuda a más de 142.000 personas afectadas. La Federación Internacional ha asignado ya 278.000 dólares procedentes de su Fondo de Reserva para el Socorro en casos de Desastre para emprender las actividades en Malí.





Fotografía: ©REUTERS/Akhtar Soomro, cortesía de www.alertnet.org

Vigilia organizada por los voluntarios de la Media Luna Roja de Pakistán en favor de las víctimas del incendio de una fábrica de ropa que se produjo en Karachi en el mes de septiembre. La unidad de intervención de urgencia de la Media Luna Roja de Pakistán, una de las primeras entidades en intervenir, dispensó primeros auxilios a los sobrevivientes y los trasladó a los hospitales. Al menos 314 personas murieron quemadas en incendios declarados en las fábricas de dos ciudades de Pakistán, planteando interrogantes acerca de la seguridad laboral en esta nación de Asia Meridional.



Temblor de tierra en una región
montañosa de China

No les fue fácil a los equipos de rescate de la Cruz Roja China llevar la ayuda a las víctimas de una serie de seísmos que afectó, en septiembre, a una zona remota de la provincia de Yunnan, en el suroeste de China.

Incluso en tiempos normales es difícil cruzar estas montañas. Pero los desprendimientos de rocas y deslizamientos de tierra tras los seísmos se sumaron a las dificultades logísticas. Los movimientos telúricos, de los cuales el más fuerte alcanzó una magnitud de 5,7, dejaron más de 80 muertos y unos 800 heridos en una de las zonas más pobres de China. Unas 200.000 personas fueron evacuadas.

Se distribuyeron miles de edredones y abrigos y cientos de tiendas de campaña en las zonas más afectadas, que están situadas a más de seis horas por carretera desde la capital provincial, Kunming. Un equipo de intervención de emergencia de la filial de Yunnan de la Cruz Roja fue desplegado para proporcionar letrinas en uno de los principales campamentos de desplazados.

 

 

 

 



El CICR hace gestiones para que
haya más protección en Siria

Presidente del CICR, Peter Maurer, concluyó una visita de tres días a Siria a principios de septiembre, durante la cual se reunió con Bashar al-Assad, el presidente sirio, y varios ministros. Instó a todas las partes en el conflicto a que respeten el derecho humanitario en relación con el trato debido a los detenidos y pidió que se garantizara un mayor acceso a la asistencia humanitaria y mayor protección.

También visitó las zonas afectadas por los combates para darse cuenta personalmente de cómo enfrentan los civiles la situación. “Me aterró ver tantas viviendas e infraestructura destruidas en distintos sectores”, dijo. “Las historias de niños desesperados que perdieron a sus padres en los enfrentamientos me causaron gran consternación”.

El presidente del CICR estuvo también en varios puestos médicos. “Los trabajadores de salud arrostran grandes dificultades en el desempeño de su labor”, añadió. “Muchos hombres, mujeres y niños que podrían ser salvados, mueren todos los días por la imposibilidad de recibir o buscar asistencia”.


Fotografía: ©REUTERS/Khaled Al Hariri, cortesía de www.alertnet.org




Sigue habiendo miles de desplazados tras
las inundaciones en Manila

A mediados de septiembre, casi un mes después de que los monzones provocaran inundaciones en Manila y las provincias aledañas, miles de personas que viven en las zonas bajas que rodean  la capital de Filipinas siguen sin poder regresar a su hogar. A diferencia de Metro Manila, donde las aguas se retiraron y la gente ha empezado a rehacer su vida, las provincias que rodean Laguna y Rizal continúan bajo las aguas.

Realyn Sembrano, de 25 años, y su familia son algunos de los damnificados que viven ahora en un campamento improvisado. El menor de sus tres hijos sufría erupciones causadas por picaduras de mosquitos y por bañarse en agua contaminada. “Me duele ver a mi bebé pasar por esto a su edad”, dijo.

 

Testimonio

“¿Quién iba a imaginar
que tres cabras iban a
dar una mayor cohesión
a una comunidad que
tenía un pasado de
división sombrío y la
maldición de la pobreza?”

Habonimana Floride,
de 30 años, voluntaria
de la Cruz Roja de Burundi.


Cómo decir “Me siento mareada”
en 51 idiomas

Más de 2 millones de personas provenientes de todo el mundo acudieron a Londres para presenciar los Juegos Olímpicos y Paralímpicos. Por su parte, los voluntarios y colaboradores de la Cruz Roja Británica se encargaron de formar en primeros auxilios a los residentes de los municipios que acogían las Olimpiadas y colaborar con los servicios de emergencia para prestar primeros auxilios durante los eventos y en los centros de transporte cercanos a los emplazamientos olímpicos.
Los equipos no solo llevaban botiquines de primeros auxilios, sino también repertorios de expresiones de la Cruz Roja en varios idiomas que contenían 62 preguntas y frases relacionadas con los primeros auxilios y las emergencias, traducidas a 51 idiomas.

Durante los eventos, los equipos brindaron ayuda a decenas de personas, muchas de las cuales sufrían de deshidratación o golpes de calor. Voluntarios de la Cruz Roja, como Dane Smith y Darren Oldham, se movilizaban en bicicletas debidamente equipadas como miniambulancias, con oxígeno, desfibriladores y artículos para el tratamiento de cortes y esguinces.

“Puede que no seamos tan veloces como los ciclistas olímpicos, Mark Cavendish y Bradley Wiggins”, señaló Smith, “pero podemos desplazarnos entre la multitud para prestar ayuda donde se necesite”.

 

 




Índice humanitario

51: es el porcentaje de los ingresos de las Sociedades Nacionales, fuera de los casos de emergencia, que provienen de los servicios gratuitos (bancos de sangre, formación en primeros auxilios) y las empresas (hospitales, tiendas minoristas, etc.)*
98: es el porcentaje de colinas o comunidades de Burundi que cuentan con grupos de entre 50 y 500 voluntarios de la Cruz Roja de Burundi cada uno.** Véase página 10.
2.850: es el número de colinas de Burundi.**
6.000: es el número de muertos de la peor catástrofe de Estados Unidos, conocida como la Gran Tormenta de 1900, registrada en Galveston (Texas). Véase página 22.
40.000: es el número de migrantes centroamericanos que las autoridades mexicanas enviaron de vuelta a casa el año pasado.***
70.000.000: es el número de personas en el mundo que son migrantes forzosos, según el Informe Mundial sobre Desastres 2012 de la Federación Internacional.
8.000.000.000: es el costo aproximado de todas las formas de migración forzosa para la economía mundial, expresado en dólares.

* Federación Internacional      **Cruz Roja de Burundi      ***CICR


Arriba

Contáctenos

Créditos

Webmaster

2012 

Copyright