Volver a la página
principal de la revista
 


La polio suele afectar a los jóvenes y los efectos debilitantes de la enfermedad
pueden durar toda la vida. Los jóvenes que crecen ya en condiciones extremas
deben enfrentar una vida de penuria y pobreza a causa de la parálisis. En la foto,
tres niños con polio esperan tratamiento en un establecimiento de StandProud
(antes International Polio Victim Response Committee) en Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo.

Fotografía: ©REUTERS/Finbarr O’Reilly

La última gota

Los trabajadores de la salud dicen que el mundo tiene la oportunidad única de erradicar la poliomielitis de la faz del planeta. Se podría conseguir así la mayor victoria del sector de la salud pública desde la erradicación de la viruela.

Hopset Mohamm ad no se sorprendió al ver, en mayo de 2013, a los vacunadores contra la polio en la puerta de su casa en Abuja, un pueblo cercano a la capital de Nigeria . Ya habían estado por allí antes y estaba preparada para echarlos una vez más.

“Tengo cinco hijos”, dijo con orgullo en hausa, su lengua natal. “Ninguno ha sido vacunado pero no se han enfermado”.

La última vez que los vacunadores contra la polio estuvieron en el barrio, Mohammad dijo a su marido que las gotas de la vacuna aparentemente no habían causado daño a otros niños. Pero su marido se negó aduciendo que quizás las consecuencias no eran inmediatas pero que podían aparecer dentro de 20 años.

Dado que la polio afecta sobre todo a los menores de 5 años, los trabajadores de salud se interesaron en el niño menor de Hopset Mohammad. Los trabajadores la escucharon y algunos quedaron sorprendidos por su explicación. Normalmente, cuando los padres se niegan a vacunar a sus hijos es porque piensan que la vacuna les puede causar daño de inmediato.

Frustrado por la negativa, Rilwanu Mohammed, secretario ejecutivo del consejo regional de salud y uno de los vacunadores, pidió a Hopset Mohammad el número de teléfono de su marido. El vacunador lo llamó desde su celular y trató de convencerlo. Mientras, los otros vacunadores examinaban los dedos de los niños que pasaban. Los niños que habían sido vacunados la semana anterior tenían una señal en una uña.

“El hombre nunca fue vacunado”, dice Rilwanu Mohammed. “Tenemos que vacunar al pequeño porque corre riesgo”. Añadió que, si bien este riesgo es bajo en comparación con enfermedades mortales más comunes, como la disentería, la malaria y el sarampión, la poliomielitis es totalmente evitable y puede transmitirse como reguero de pólvora. Incluso un nuevo caso podría dar lugar a una epidemia en la región.

 

¿Qué es la poliomielitis?

Es una infección viral muy contagiosa que tiende a afectar a los jóvenes, las mujeres embarazadas y las personas con un sistema inmunitario débil. El virus entra normalmente al medio ambiente en las heces de una persona infectada. En las zonas insalubres, el virus se difunde mediante el agua o los alimentos contaminados.

 

 

 

 

 

El impulso final

Aunque la mayoría de la gente acepta la vacuna, la negativa de Hopset Mohammad es un buen ejemplo de las dificultades con que se topan los profesionales de la salud en todo el mundo en su impulso final hacia el objetivo de erradicar la polio.

Para alcanzar los niveles de inmunidad de un grupo en lugares propensos a esta enfermedad mortal y discapacitante, es necesario vacunar a por lo menos el 90% de los niños de las comunidades que suelen tener un saneamiento deficiente y un acceso limitado a la atención sanitaria, y donde las actitudes negativas respecto a los medicamentos y las vacunas están a veces muy arraigadas.

Este tipo de comunicación directa es fundamental para llegar a lo que los funcionarios de salud denominan a veces el “quinto hijo”, el último 20 % de los niños en regiones remotas o en zonas de difícil acceso debido a la mala infraestructura, los disturbios civiles o los conflictos.

La polio es endémica solo en tres países: Afganistán, Nigeria y Pakistán, y los casos aislados se dan por lo general en zonas donde la inseguridad y la violencia armada hacen que la cobertura universal sea muy difícil y peligrosa.

En Nigeria, por ejemplo, muchas comunidades del noreste del país no se han beneficiado de las iniciativas de salud debido a los combates. Borno y Yobe, dos de los tres estados actualmente en estado de emergencia, representan el 69 % de los casos de polio salvaje en Nigeria, la cepa de la enfermedad que está en la naturaleza contrariamente al poliovirus del cual se deriva el virus utilizado para producir la vacuna antipoliomielítica.

Al mismo tiempo, en Nigeria, algunos destacados líderes de la comunidad y clérigos realizan una campaña activa contra muchas vacunas, en particular contra la de la polio, utilizando entre otros argumentos el de que la vacunación contra la polio es parte de una conspiración extranjera para esterilizar a las mujeres jóvenes.

En Nigeria y Pakistán, los trabajadores de salud son cada vez más frecuentemente objeto de ataques directos. En febrero, nueve trabajadores de salud de Kano, ciudad del norte de Nigeria, fueron muertos a tiros mientras se preparaban para salir a vacunar. Por otra parte en Pakistán, unas 20 personas de los equipos de vacunación han resultado muertas en ataques aislados desde julio de 2012.

La paradoja de esta enfermedad

A pesar de estos trágicos sucesos, hay motivos para mantener el optimismo. Desde que se puso en marcha la Iniciativa Mundial de Erradicación de la Poliomielitis en 1988, el número de casos de polio ha disminuido en más de un 99%, pasando de unos 350.000 a solo 223 casos en 2012 en todo el mundo.

Durante ese mismo período, el número de países donde la poliomielitis era endémica se redujo de 125 a tres. Durante dos decenios, no se han reportado casos en el hemisferio occidental y Europa fue declarada libre de poliomielitis en 2002.

 

En las zonas de conflicto, la neutralidad y la imparcialidad del Movimiento son una ventaja. La Media Luna Roja Afgana, por ejemplo, se encarga de vacunar a las poblaciones divididas por la guerra. El CICR cumple también la función de facilitar el acceso de los trabajadores de salud. Por ejemplo en Casamance (Senegal), el CICR ayuda a los trabajadores de salud a llegar a aldeas y ciudades afectadas por los combates.
Fotografía: ©Federación Internacional

 

Sin embargo, la erradicación ha sido un objetivo difícil de conseguir. Plazos y objetivos clave han ido y venido, y la voluntad política ha sufrido altibajos. Algunos se han preguntado por qué centrarse en la erradicación de una enfermedad con un número de casos relativamente bajo en comparación con otros grandes asesinos como el VI H, la tuberculosis, la malaria y la fiebre del dengue. Durante el período de frustración entre los años 2000 y 2010 (cuando el número de casos de polio se mantuvo, en promedio, en unos 1.000 casos por año), los asociados de la erradicación mundial de la polio aprendieron lecciones importantes sobre esta enfermedad, dice Bruce Aylward, subdirector General para el grupo orgánico que engloba todas las actividades de la OMS relacionadas con la erradicación de la poliomielitis, la respuesta humanitaria y la cooperación en los países.

Esas lecciones dieron lugar a una reducción significativa en los últimos años que ha revigorizado los esfuerzos de erradicación de la polio a nivel mundial. “Nos encontramos en un momento decisivo” -dice- “en el que la voluntad política y el apoyo de los donantes alcanzan niveles sin precedentes”.

Varios acontecimientos importantes han contribuido a cambiar la situación desde 2009: la mejora de la "comprensión" y el seguimiento de la propagación de la enfermedad; la creación de una junta de seguimiento independiente ante la cual la OMS y los gobiernos deben rendir cuentas; el creciente compromiso de la Fundación Bill y Melinda Gates; la declaración de la polio como una emergencia sanitaria mundial por la Asamblea Mundial de la Salud y los importantes avances alcanzados con la vacuna antipoliomielítica oral.

 

“Si alguien me
ayudara, me
gustaría continuar
mis estudios, y
ya no tendría que
mendigar.”

Umar Mahmoud,
de 20 años, víctima
de la polio, que pide
limosna mientras se
empuja por entre la
gente en un mercado
de Abuja, Nigeria, en
un monopatín de
fabricación casera.

 

Mientras tanto, los esfuerzos de erradicación en el terreno también han infundido esperanzas. Un ejemplo es Afganistán. Con la ayuda de la Media Luna Roja Afgana, el país ha reducido drásticamente los casos de polio gracias a los dispensarios móviles y permanentes, y mediante la organización de jornadas nacionales de vacunación.

La India es otro ejemplo. “El mundo se enteró del esfuerzo fenomenal realizado en la India por cientos de miles de vacunadores que fueron casa por casa", dice Aylward. “Y entonces [en 2011], se logró detener la transmisión de la polio. Y eso supuso un cambio decisivo; se comprendió que era posible alcanzar ese objetivo, porque mucha gente pensaba que la India nunca lo lograría”.

Desde entonces, el impulso no ha cesado de crecer. En abril, los dirigentes y los donantes de todo el mundo, reunidos en la Cumbre Mundial de las Vacunas en Abu Dhabi, aprobaron un nuevo plan de seis años, valorado en 5.500 millones de dólares, para la erradicación de la poliomielitis para 2018. Los donantes ya prometieron financiar las tres cuartas partes del plan. La Fundación Bill y Melinda Gates contribuirá con 1.800 millones de dólares. Gates y otros, entre ellos la Federación Internacional, instaron a otros donantes a que hicieran contribuciones para reunir los 1.500 millones de dólares que faltaban. Michael Bloomberg, el magnate de los medios de comunicación y alcalde de Nueva York, ya se ha comprometido con 100 millones para la causa.

A pesar de que no se ha recaudado la totalidad de los fondos para el programa , la erradicación mundial de la polio es un objetivo alcanzable, según señala Carol Pandak, directora del programa PolioPlus del Rotary International, lider desde hace mucho tiempo en los esfuerzos en esta materia. Pero el dinero por sí solo no podrá terminar el trabajo, asegura.

“Si hay operaciones militares en ciertas zonas, es difícil llevar a cabo campañas de vacunación”, dice. “La geografía también plantea dificultades: hay comunidades rurales muy remotas a las que pocas veces ha llegado, si es que ha llegado algún tipo de intervención de salud".

 

 

Para erradicar la polio se necesita perseverancia. Frustrado ante la negativa de una madre que no le permitió que vacunara a su hijo, Rilwanu Mohammed, secretario ejecutivo de un consejo regional de salud en Nigeria, llamó al padre del menor para tratar de convencerlo de las ventajas de la vacunación. Fotografía: ©Heather Murdock/Federación Internacional

Y en el mundo actual, de creciente movilidad, la polio viaja. Pocas semanas después de la Cumbre Mundial de las Vacunas, dos nuevos brotes en Kenya y Somalia afectaron a zonas donde ya no había polio, pero los niveles de inmunización eran bajos. La Federación Internacional asignó 147.000 dólares de su Fondo de Reserva para el Socorro en Casos de Desastre a la Cruz Roja de Kenya para apoyar la vacunación de emergencia contra la poliomielitis en cinco distritos (que abarcan los campos de refugiados de Dadaab). Más de 1.000 voluntarios se desplegaron en grupos de 20 y fueron casa por casa, visitaron iglesias, mezquitas y centros comunitarios, difundiendo el mensaje y haciendo un registro anticipado de los niños.

Esta rápida respuesta, dice Siddharth Chatterjee, jefe de diplomacia y relaciones estratégicas de la Federación Internacional, es una muestra de que la red de voluntarios del Movimiento puede llegar rápidamente a las comunidades de difícil acceso. Chatterjee asegura que los esfuerzos para erradicar la polio también pueden ayudar a las Sociedades Nacionales y la Federación Internacional a establecer primeros auxilios basados en la comunidad y mejorar los sistemas de atención de salud para las personas más vulnerables.

“Al ser parte de este esfuerzo”, dice, “también tenemos la oportunidad de poner de relieve el valor de los sistemas de salud de la comunidad y aumentar la aceptación de vacunas para otras enfermedades, contribuyendo de esta manera a mejorar la salud, los medios de subsistencia y el desarrollo humano básico entre las personas más vulnerables”.

 

“Ya no tendría que mendigar”

Así como los filántropos, las organizaciones de salud y los trabajadores humanitarios de todo el mundo hacen llamamientos para conseguir fondos, los jóvenes afectados por la polio en las calles de Abuja (Nigeria) también piden donativos, pero a una escala mucho más reducida.

Umar Mahmoud, de 20 años se empuja por entre la gente en un mercado, sentado sobre sus piernas, cuya movilidad perdió cuando era niño, en un monopatín de fabricación casera, ayudándose con las manos que protege de la aspereza de las calles con unas sandalias de color rosa, mientras va pidiendo unas monedas a los que pasan. Al igual que muchas víctimas de la polio, dijo que la mendicidad era el único trabajo que pudo encontrar. “Si alguien me ayudara, me gustaría continuar mis estudios, y ya no tendría que mendigar.”

Mientras que algunas víctimas de la polio reciben ayuda en los centros ortopédicos (algunos dirigidos por el CICR en lugares como Afganistán, Pakistán y Sudán del Sur), estos servicios distan mucho de ser universales. Para muchos, la polio es una condena de por vida a la pobreza, la mendicidad y las dificultades.

 

“Las comunidades
se preguntan,‘
¿Por qué es tan

importante la polio
cuando mi hijo
murió de diarrea?’
La indignación es
grande y hay que
tener en cuenta a
lacomunidad”.

Javier Barrera
,
jefe de la delegación
de la Federación
Internacional en
Nigeria

 

Si bien la erradicación tiene un precio alto, muchos señalan casos como el de Mahmoud para sostener que la no erradicación de la polio es mucho más costosa en el largo plazo. En 2010, la revista Vaccine indicó que la erradicación produciría un beneficio económico de entre 40.000 y 50.000 millones de dólares para 2035, y al mismo tiempo se evitarían 8 millones de casos de parálisis a causa de la polio. “Y una vez que lleguemos a cero caso”, afirma Aylward, “el beneficio será permanente”.

En su oficina de Abuja, Javier Barrera, jefe de la delegación de la Federación Internacional en Nigeria, dice que hoy las organizaciones humanitarias están bastante entusiasmadas porque un mundo libre de polio, que una vez fue un sueño inverosímil, hoy puede ser una realidad. “Creemos que el logro comienza a concretarse”, dice. “Podría marcar un hito en la historia humanitaria”.

 

¿Por qué la polio?

Sin embargo, para hacer realidad este sueño, es necesario hacer mayores esfuerzos para convencer a la gente de que acepte la vacunación contra la polio. Según Barrera, algunas comunidades rechazan a los vacunadores porque desconfían de los trabajadores de salud que proporcionan una vacuna para una enfermedad poco común, pero no ofrecen ninguna ayuda para las dolencias corrientes.

“Las comunidades se preguntan, ‘¿Por qué es tan importante la polio cuando mi hijo murió de diarrea?’ La indignación es grande y hay que tener en cuenta a la comunidad.”

En la oficina de la Cruz Roja de Nigeria, los trabajadores de salud coinciden en que si dispusieran de los recursos para el tratamiento de otras necesidades de salud, como la malaria, que mata a cientos de miles de nigerianos por año, sería más fácil combatir la polio. No obstante, dicen que es posible convencer a la gente de que acepte la vacunación por medio de campañas educativas. Antes de que los equipos de lucha contra la polio lleguen a las ciudades y aldeas, los voluntarios de la Cruz Roja de Nigeria difunden mensajes con megáfonos, consignas e imágenes de niños desfigurados por la polio. “No es que [los campesinos] sean ignorantes”, dice Alatta Ogba Uchenna, jefe del Departamento de Salud y Asistencia de la Cruz Roja de Nigeria. “Sino que simplemente no tienen esa información”.

Dada la desconfianza que reina en muchas comunidades, algunos especialistas en vacunación sostienen que el método más eficaz es integrar la vacuna antipoliomielítica en la ampliación y la mejora de la atención de salud para toda la comunidad.

A menudo, las campañas de erradicación de la polio son proyectos “verticales”, en los que los voluntarios o los trabajadores van casa por casa u organizan en una aldea determinada grandes eventos durante uno o dos días centrados exclusivamente en la polio. Si bien este método ha sido muy eficaz en algunas zonas, los lugares donde la polio sigue arraigada requieren quizás un modo de proceder diferente, dice Terhi Heinäsmäki, coordinadora de salud de la Federación Internacional para la zona de Asia y el Pacífico, que incluye Afganistán y Pakistán.

“Los programas verticales son efectivos en un país como la India, donde no hay conflicto”, afirma Heinäsmäki. “Pero cuando hay conflicto o no podemos tener acceso debido a la seguridad o la resistencia de la comunidad creo que se requiere un enfoque más holístico”.

 

Datos y cifras

• La polio afecta sobre todo a los menores de cinco años.
• Una de cada 200 infecciones produce una parálisis irreversible.
• Un 5% a 10% de estos casos fallece por parálisis de los músculos respiratorios.
• Hay tres tipos de poliovirus salvaje, los tipos 1, 2 y 3. Desde 1999 se ha logrado detener la transmisión del tipo 2.
Fuente: Organización Mundial de la Salud

 

 

 

 

“Lo primero que se necesita es la confianza de la comunidad”, asegura. “Para ello, debemos escuchar a la comunidad y tener en cuenta las otras preocupaciones que tiene y allí integrar la vacunación contra la polio”.

Es indispensable considerar también otras preguntas que se hacen algunos entrevistados para este artículo. Si destinamos nuestro tiempo y recursos al oneroso objetivo de la erradicación de la polio y no al control de la enfermedad, ¿desviaremos los recursos de enfermedades más mortales, menoscabando nuestra imparcialidad y nuestro énfasis en las personas más vulnerables, en aras de un objetivo de salud pública internacional? O, por otro lado, ¿podrían los esfuerzos de erradicación de la polio contribuir a mejorar los sistemas locales de salud y su alcance, a fin de poner de relieve la universalidad de todos los servicios de salud para las poblaciones vulnerables?

Puede que no tenga por qué ser una proposición excluyente. El plan estratégico de la Iniciativa Mundial de Erradicación de la Poliomielitis considera que es necesario promover la salud de la comunidad mediante la vacunación de rutina y el desarrollo de sistemas de salud pública duraderos.

Sin embargo, Aylward de la OMS sostiene que mejorar los servicios de salud y la vacunación de rutina no es suficiente. “La erradicación significa llegar a los niños a los que nadie más puede llegar”, asegura. "Y tenemos que dar las herramientas a las comunidades para que se encarguen de vacunar a sus hijos”.

“Es cuando la Cruz Roja y la Media Luna Roja son sumamente valiosas”, afirma, refiriéndose a la red de voluntarios de la organización basada en la comunidad.

Aylward admite que la forma de llevar a cabo algunas campañas ha contribuido a fomentar la desconfianza en algunas zonas. El hecho de que las teorías de conspiración hayan echado raíces es un fracaso por parte del programa de erradicación de la poliomielitis de la OMS, dice, y añade que está de acuerdo con una crítica reciente de la junta de seguimiento independiente de la Iniciativa Mundial de Erradicación de la Poliomielitis, que dijo que no se está haciendo un buen trabajo de comunicación con las comunidades afectadas.

Pero Aylward también está de acuerdo en que no basta simplemente con llegar a ese quinto hijo con la vacunación contra la polio y luego darse media vuelta e irse. “Cuando se finaliza el programa de la polio, no se puede empacar las cosas y regresar a casa. Es necesario desarrollar algo más”, asegura. “El legado de la polio debe ser lograr un acceso al último 20 por ciento de los niños.”

 


Source: WHO

El último trecho

En la oficina de Kaduna de la Cruz Roja de Nigeria, el coordinador de gestión de desastres del estado, Charles Bright, añade que los conflictos y los desastres naturales también perjudican las iniciativas de salud. Los trabajadores de salud no pueden deambular por los pueblos en busca de niños en medio de tiroteos, explosiones de bombas o inundaciones.

“Cuando ocurre un desastre, se interrumpen las rondas”, dice. Los niños, añade, son más propensos a enfermarse cuando viven hacinados en campamentos insalubres. Por otro lado, en estos campamentos hay desplazados procedentes de zonas remotas y los vacunadores contra la polio han aprovechado a vacunar a niños mientras esperan que amainen los combates o bajen las aguas en caso de inundación.

Pero incluso en las zonas del norte de Nigeria donde el entorno es seguro para la vacunación, el número de familias que rechaza la vacuna a menudo es importante debido a la ideología que defienden los que se oponen a la vacunación. “A veces ponen a los niños en la habitación y cierran la puerta con llave”, dijo un voluntario llamado Baupme, uno de los vacunadores que visitó a Hopset Mohammed. «Les decimos: ‘Sé que hay niños allí dentro’ ”.

Mientras tanto, Rilwanu Mohammed había terminado de hablar por teléfono con el marido de Hopset Mohammad y le transmitió la conversación. Hopset Mohammad lo escuchó pacientemente y luego habló con su marido por teléfono.

Con el permiso del marido, ella accedió y los vacunadores rodearon al más pequeño. Una mujer le mantuvo abierta la boca mientras Baupme administraba unas gotas de la vacuna. Una lágrima brotó de los ojos del niño, pero rápidamente se calmó cuando se desvaneció el sabor y los adultos lo entregaron de vuelta a su madre.

Heather Murdock
Periodista independiente radicada en Abuja, Nigeria.

 

Breve
historia de
la polio

 

Primeros signos
Una piedra egipcia tallada en el siglo XIV antes de Cristo muestra a un sacerdote con un bastón y deformaciones en los pies características de la polio. Las primeras epidemias se producen tras el crecimiento de las ciudades después de la revolución industrial.

 

 

1905 Se descubre que la polio
es una enfermedad contagiosa
Los investigadores también
descubren que la polio puede
estar presente en personas que
no tienen una forma grave de la
enfermedad.

 

 

1908 Se identifica el poliovirus
En Viena, dos médicos anuncian que la polio es causada por un
virus.

 

 

1910 Descubrimiento de anticuerpos
Los investigadores descubren sustancias en monos y seres humanos que son anticuerpos de la polio, es decir que podría usarse una vacuna para inducir la producción de anticuerpos contra el virus.

 

 

1916 Epidemia en la ciudad de
Nueva York

Nueva York registró más de 9.000
casos y 2.343 muertes. En todo
Estados Unidos, hubo 27.000
casos y 6.000 muertos.

 

 

1929 El pulmón de acero
Dos médicos inventan el “pulmón
de acero”, un respirador artificial
para pacientes que sufren de
parálisis poliomielítica.

Fotografía: ©National Museum of Health and Medicine

 

 

1935
Las Sociedades Nacionales ayudan a las víctimas de la polio de diferentes maneras. En Nueva
Zelandia, las filiales de la Cruz Roja se suman a los esfuerzos de
los clubes del Rotary y de otras entidades para prestar apoyo a las víctimas.

 

 

Las pruebas de la vacuna antipoliomielítica son un desastre
Una serie de pruebas de la vacuna
en 10.000 niños en Estados Unidos resultan ser un desastre. Mueren varios niños y muchos quedan paralíticos, se enferman o sufren reacciones alérgicas.

 

 

1949 Se identifican tres tipos
de poliovirus

 

 

1952 Surgen casos de polio
En todo Estados Unidos, se registran 57.628 casos de polio en 1952, más de 21.000 de ellos son parálisis poliomielítica. La Cruz Roja Americana ayuda a las víctimas en varios hospitales y centros comunitarios.

 

 

1954 Comienza en Estados Unidos la prueba de una vacuna en gran escala
En total, participan más de 1,3 millones de niños. Aquí un niño es vacunado mientras mira en la televisión al Dr. Jonas Salk, inventor de la vacuna, vacunando a un niño.

Fotografía: ©AFP ImageForum

 

 

1955 Se anuncian los resultados de la prueba
La prueba muestra que la vacuna
fue efectiva en un 80 a 90%. Se
extienden la distribución y el uso.

 

 

1957 Se pone a prueba la vacuna
oral en el Congo belga

El país, hoy la República Democrática del Congo, entra entonces en un período de disturbios políticos y sociales, lo que complica el seguimiento de las personas vacunadas. Después de una epidemia de polio en Hungría, la Liga de Sociedades de la Cruz Roja hace un llamamiento para prestar a la Cruz Roja Húngara pulmones de acero y otras ayudas respiratorias.

 

 

1962 Se intensifica el papel
de la Cruz Roja y de la Media
Luna Roja

A medida que más países comienzan las campañas de vacunación, se intensifica el papel de las Sociedades Nacionales. La Cruz Roja Cubana, por ejemplo, participa en una campaña de vacunación que beneficia a aproximadamente 1,9 millón de niños.

 

 

1979 Se erradica la viruela
La enfermedad mortal que, según
se estima, ha matado a unos 300 a 500 millones de personas durante el siglo XX, pasa a ser la primera de las dos enfermedades infecciosas erradicadas mediante campañas de vacunación masiva.

 

 

1985 Se establece el objetivo
de erradicar la polio en la
región de América para 1990

 

 

1988 Se pone en marcha la Iniciativa Mundial de Erradicación de la Poliomielitis
La iniciativa exhorta a erradicar la
enfermedad para el año 2000. En ese momento, la poliomielitis era endémica en 125 países, pero ya había desaparecido de Estados Unidos, Reino Unido, Australia
y gran parte de Europa.

 

 

1994 Se elimina la polio de
toda América

 

 

2000 Se reducen los casos en
un 99%, lo que permite pasar de
350.000 casos en 1989 a 719 en
2000.

 

 

2001 Prosigue la participación
de la Cruz Roja y de la Media Luna
Roja. La Federación Internacional y
la Media Luna Roja de Pakistán, por ejemplo, colaboran con asociados para lograr el objetivo de Pakistán libre de polio para 2005.

 

 

2002 Se erradica la polio de
Europa

 

 

2009 La Cruz Roja de Nigeria
participa en varios días nacionales
de inmunización contra la polio,
movilizando a más de 1.600
voluntarios para vacunar a 70.000
niños en 22 estados de alto riesgo.

 


2010 Se produce un brote de
polio en la República del Congo

Se notifica un total de 476 casos
de parálisis y 179 muertes. Una
campaña de vacunación, iniciada
con la ayuda de la Federación
Internacional, llega a más de 2
millones de personas

Fotografía: ©IFRC

 

 

2011 La India realiza una
campaña de gran escala

La Cruz Roja de la India participa
en dos jornadas nacionales de
vacunación, en las que unos 2,5
millones de vacunadores contra
la polio llegan a 172 millones de
niños. Ese año, la India registra su
último caso de poliovirus salvaje.

 

 

2012–2013 Cinco países registran casos en 2012, en comparación con 16 en 2011. Sin embargo, las matanzas selectivas de vacunadores en Pakistán y Nigeria (junto con el creciente número de otros incidentes violentos ) constituyen un nuevo obstáculo en el camino hacia la erradicación.

Fotografía: ©REUTERS/Faisal Mahmood

 

 

Mayo de 2013 La Asamblea Mundial de la Salud aprueba un nuevo plan para asegurar un mundo sin poliomielitis para 2018 e insta a que se lo aplique y financie en su totalidad. Al mismo tiempo, llega la confirmación de un nuevo brote de polio en el Cuerno de África (Somalia y Kenya).

Fuentes: Colegio de Médicos de Filadelfia; OMS, Federación Internacional y los archivos del CICR.

 

 


Cuando la polio salvaje se desató en Somalia y Kenya, en abril de 2013, más de 1.000 voluntarios de la Cruz Roja de Kenya visitaron en grupos de a 20 casa por casa, iglesias, mezquitas y centros comunitarios, difundiendo el mensaje y haciendo un registro por anticipado de los niños.
Fotografía: ©Cruz Roja de Kenya


 

 

 

 

 

“El legado de la polio
debe ser lograr un
acceso al último 20 por
ciento de los niños.”

Dr. Bruce Aylward,
subdirector General
para el grupo orgánico
que engloba todas las
actividades de la OMS
relacionadas con la
erradicación de
la poliomielitis la
respuesta humanitaria
y la cooperación en
los países.

Arriba

Contáctenos

Créditos

Webmaster

©2013 

Copyright

S