Back to Magazine
Homepage

 

Los Principios Fundamentales

 

Independancia :
no hay recetas

 

El Movimiento es independiente. Las Sociedades Nacionales, aunque son auxiliares de su gobierno en el ámbito de los servicios humanitarios y tienen que atenerse a las leyes de su país, deben mantener en todo momento su autonomía para que puedan actuar en todas las circunstancias de conformidad con los principios del Movimiento.

Durante los 25 años posteriores al período de Doi Moi (renovación económica) en Vietnam, el apoyo que el gobierno ha dado a la Cruz Roja de Vietnam ha sido esencial para la Sociedad Nacional en su labor de prestar asistencia a las personas vulnerables y responder a los desastres.

Esta ayuda, que ha servido para costear, entre otras cosas, salarios para el personal, oficinas y vehículos, ha llevado aparejado cierto grado de control. Desde el punto de vista operativo, la Cruz Roja de Vietnam es autónoma y elige sus propias actividades, los lugares de trabajo y los beneficiarios. Pero las autoridades del gobierno nombran a los responsables y al personal de la Sociedad Nacional, práctica que preocupa a cualquier Sociedad Nacional que procura ser auxiliar independiente del gobierno.

Sin embargo, la cuestión de la independencia no se detiene allí. A medida que el país se fue abriendo al mundo exterior en las últimas décadas, la Cruz Roja de Vietnam amplió su cooperación internacional. Los asociados del Movimiento llegaron en gran número aportando nuevas ideas, conocimientos y recursos.

Este apoyo de los donantes internacionales y del gobierno nacional llegó en buena hora y fue necesario. Pero simultáneamente con este doble apoyo surgieron tareas, normas y expectativas contradictorias. A los asociados del Movimiento a menudo les ha resultado difícil entender la cercanía de la Sociedad Nacional con el gobierno. En sus informes de misión, los delegados la han descrito como una “organización encerrada en un sistema” o como a “un Gulliver, un gigante atado por la burocracia”. La mayoría reconoció también la eficiente prestación de servicios de la Sociedad Nacional.

Así pues, la pregunta que se formuló fue: ¿debe este gigante ser desatado y, en caso afirmativo, cómo? Las primeras tentativas desde el exterior se hicieron durante el proceso de elaboración de la legislación nacional y de los nuevos sistemas internos de gobierno.

La Comisión Mixta del CICR y de la Federación Internacional para los Estatutos trató de separar las funciones de gobierno y de gestión “para evitar conflictos de intereses y garantizar el buen funcionamiento de la Sociedad Nacional”, un noble objetivo. La Sociedad Nacional cumplió en 2007, pero volvió rápidamente a su modelo anterior de “presidente ejecutivo”, con una función de gobierno estrechamente relacionada con las operaciones.

En base a las entrevistas realizadas para mi estudio de la Federación Internacional en 2012, The art of balancing: A study of Vietnam Red Cross Society and its partnerships (El arte del equilibrio: un estudio de la Cruz Roja de Vietnam y sus asociaciones), creo que la Comisión Mixta intentó imponer un modelo de gobierno que no cuadraba con el entorno cultural e histórico de gestión de la Sociedad Nacional. La aplicación mecánica de un modelo externo se veía bien en el papel pero en la práctica creó problemas de gestión a través de toda la red de la Cruz Roja de Vietnam.

La redacción de la ley de la Cruz Roja de Vietnam siguió un camino similar. El primer proyecto de ley fue legítimamente criticado por la Comisión Mixta, ya que daba demasiado poder de decisión a los órganos de gobierno. Sin embargo, el texto propuesto por la Comisión Mixta, basado en la ley modelo sobre la Cruz Roja y la Media Luna Roja, no se ajustaba a la compleja realidad nacional. Los miembros de la Comisión Mixta quedaron decepcionados por la ley final, aprobada en 2008 por la Asamblea Nacional de Vietnam; tal vez la causa de la autonomía genuina se hubiera visto favorecida con un método organizativo más matizado y de largo plazo.

Presiones externas

Mientras tanto, la afluencia de fondos externos generó otros problemas. Si bien el creciente apoyo internacional permitió mejorar la vida de muchas personas vulnerables, también impuso nuevas presiones al personal de la Sociedad Nacional, que pasó a ser, en cierta forma, “proveedor de servicios” de programas internacionales. En opinión de algunos miembros de la Cruz Roja de Vietnam, la ejecución de los proyectos de los donantes se hace a costa del propio desarrollo de la Sociedad Nacional.

Lo que pone de relieve el caso de la Cruz Roja de Vietnam es que los peligros para la independencia son múltiples. La tendencia del Movimiento a imponer conceptos y herramientas basados en modelos estandarizados, sin definir su pertinencia local, puede reducir sin querer la autonomía local. La falta de coordinación de las actividades por parte de los socios, junto con una asignación de fondos solo para la ejecución de programas, también puede dar lugar a una sobreutilización de la capacidad y poner en peligro la autonomía local.

Las Sociedades Nacionales pueden lograr cosas increíbles y salvar muchas vidas con el apoyo de diversos asociados. En última instancia, depende de ellas definir el verdadero curso de sus actividades. En la medida en que las Sociedades Nacionales tracen su propio camino, los asociados del Movimiento pueden afirmar y mantener mejor la independencia de éstas formulando estrategias coordinadas a largo plazo, basadas en una comprensión profunda y matizada de la realidad política, económica y cultural de cada Sociedad Nacional.

Bayarmaa Luntan
Asesora principal del secretario general de la Federación Internacional.

 

Cronología de
las Sociedades
Nacionales:

150 años
de acción
humanitaria

 

Cruz Roja de Palau
2 de junio de 1995.



Cruz Roja Gabonesa
3 de julio de 1996.



Cruz Roja de Micronesia
31 de enero de 1998.



Cruz Roja de Timor-Leste
2000.



Media Luna Roja de Maldivas
16 de agosto de 2009.



Cruz Roja de Sudán del Sur
9 de julio de 2011. Reconocida por el CICR el 18 de junio de 2013; en espera de admisión en la Federación Internacional.



150 años de acción humanitaria
La Cruz Roja Alemana celebra el 150º aniversario de la fundación de la primera Sociedad Nacional en el estado de Wurtemberg, mientras que el Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja conmemoró el pasado mes de octubre la fundación del CICR y la primera Conferencia Internacional de la Cruz Roja hace 150 años.

En 2014, habrá más Sociedades Nacionales y acontecimientos del Movimiento para conmemorar.

 

Pulse aquí para volver al comienzo de la cronología.

 

 

 

 

Explorando los Principios Fundamentales

¿Cuál es su opinión? ¿Cuál es la mejor manera para que las Sociedades Nacionales mantengan la independencia de las exigencias nacionales e internacionales? Escríbanos a rcrc@ifrc.org.

 

 

 

 

 

Top

Contact Us

Credits

Webmaster

©2013

Copyright

S