Volver a la página principal de la revista

De puño y letra

Next page
 

Vencedores y vencidos

Discrepo con la opinión expresada en el editorial del Número 2 de 1994 en estos términos: "Hoy, prácticamente todo el mundo conoce la tragedia de la guerra que estalló en Ruanda el pasado mes de abril. Quien combatía contra quien y quien "venció" podría considerarse secundario, al igual que en cualquier otra guerra."

¿Cómo es posible decir que no importa quien vence o pierde una guerra? ¿Dirían lo mismo de la segunda guerra mundial o de la guerra de secesión de los EE.UU.? ¿De todas esas otras guerras de cuyo resultado depende la lentitud de nuestro evolución hacia una sociedad más justa y un mayor respeto del ser humano? Incluso si los términos "vencidos" y "vencedores" son irrelevantes fuera de la esfera estrictamente militar (dado que es obvio que el Frente Patriótico Ruandés ganó la guerra desatada o al menos vuelta a avivar simultáneamente con las masacres orquestradas por el gobierno) el resultado importa mucho.

Tampoco es correcto inferir que en Ruanda hubo una guerra civil, ya que los asesinatos comenzaron el 4 de abril. Cuando por cuestiones de facilidad, de total ignorancia o de indiferencia se denomina guerra civil a una agresión organizada diractemente contra las minorías, se cae en una distorsión flagrante de la verdad.

Laetitia vanDrunen
Ferney-Voltaire, Francia

 
 

Enfoques dispares

Condeno categóricamente las opiniones expresadas en el artículo "El atolladero bos-nio" de Urs Boegli, publicado en el Número 2 de 1994, sobre todo en lo que se refiere al "Factor europeo". Es sorprendente constatar que por un lado, el CICR se limite a impidir que "los habitantes del subsahara aquejados de desnutrición crónica perezcan víctimas de la hambruna provocada por la guerra..." y les ayude "a recuperar su nivel de pobreza habitual..." y que, paralelamente, en Bosnia los recursos sean empleados para "compensar la pérdida de viviendas, coches, televisores, refrigeradores, congeladores, sin olvidar que ya no podían irse de vacaciones a la costa." Proclamar el bienestar mate-rial de Europa frente al extremo sufrimiento humano es obsceno y denota insensibilidad por no decir más. Que una operación de socorro del CICR esté en manos de alguien con este parecer es verdaderamente triste.

R.Suryanarayan
Middlesex, Reino Unido

N. de R. Urs Boegli escribió que quienes recibieron víveres y medicamentos se sintieron decepcionados porque no se les había dado más para compensar la pérdida de viviendas, coches, etc. En la ex Yugoslavia, al igual que en cualquier parte del mundo, el CICR se concentra en subvenir a las necesidades acuciantes y salvar vidas.

En pocas palabras

Somos una escuela donde se imparten cursos de posgrado para médicos y nos ocupamos de cuestiones de salud pública en los países en desarrollo. En nuestro alumnado y cuerpo docente están representados más de 100 países. Cruz Roja, Media Luna Roja es un suplemento informativo de los periódicos académicas que componen la mayor parte de nuestra colección.

Brian Furner
Londres, Reino Unido

La revista es una fuente de inspiración para las actividades de nuestra Cruz Roja.

Terry Duffy
Londonderry, Irlanda del Norte

Publicar una revista para nuestro noble Movimiento es una buena idea. Resume los objetivos de nuestros princi-pios sexto y séptimo, es decir, unidad y universalidad.

Sociedad de la Cruz Roja de Ghana

Considero que vuestra revista es oportuna e informativa y de lectura obligada para quienes abogan por los derechos humanos.

Debra Guzman
Hannover, Alemania

Esta revista es muy informativa. Cada artículo me enseña mucho. Creo que debemos obrar eternamente por la paz mundial.

Tamotsu Murabe
Tokyo, Japón

Excelente. La revista amplía mis conocimientos sobre la labor de la Cruz Roja, desde la pequeña aldea rural, a las actividades nacionales e internacionales. Bozeman es tan solo un puntito en el mapa pero la revista me hace sentir orgullosa de los voluntarios y el personal asalariado de toda la organización.

Louise Mickelsen
Bozeman, Montana, EE.UU.

Vuestos fotógrafos son excelentes; captan verdaderamente la situación real del infortunio de nuestros hermanos en las regiones devastadas del mundo.

Benedicto B. Bulaclac, Jr.
Manila, Filipinas

 


Arriba | Contáctenos | Créditos | Revista anteriore | Webmaster


© 2003 | Copyright