Volver a la página
principal de la revista



Photos précédantes

Vidas Positivas

 


 

En el asentamiento de Bugarika, en las afueras de Mwanza, al noroeste de Tanzania, Dorika Gabriel lleva en brazos a su hijo José de 30 años que pasa el día sentado a la sombra y charlando con todo el que pasa. "Hace 10 años que estoy enfermo pero en este momento mi vida es rica. No tengo dolores. Creer en Dios me hace feliz y tengo el amor y los cuidados de mi familia."

Samkelisiwe Mkhwanazi es atendida por Nesta, su madre que no tiene prejuicios respecto al sida.
"Mi hija Samkelisiwe tiene una tuberculosis crónica de la que no se curará. Le hicieron exámenes y resultó seropositiva. Entonces, decidió dar a conocer su estado a la comunidad para ayudar a educar a otros y yo la apoyo porque la quiero y la respeto."

 
Photos précédantes




Arriba | Contáctenos | Créditos | Webmaster

© 1999 | Copyright