Volver a la página
principal de la revista

Primeros auxilios en el Movimiento moderno
Alex Wynter

 

Tras las inundaciones de 2000 en Mozambique, los socorristas atendieron a los heridos y controlaron la propagación de enfermedades infecciosas en los campamentos de refugiados.

Los primeros auxilios siguen siendo el núcleo de las actividades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Actualmente, el Movimiento está ampliando y perfeccionando la formación y los servicios en este campo para responder mejor a los retos humanitarios del siglo XXI.

La Cruz Roja y la Media Luna Roja deben ser una de las pocas organizaciones cuyos emblemas se asocian con su actividad esencial, es decir, los primeros auxilios. La mayoría de la gente tal vez no sepa muy bien lo que significan exactamente esos emblemas en una bandera, una puerta o un edificio, pero si se pone una cruz roja o una media luna roja en una caja metálica blanca, todo el mundo dirá que es un botiquín de primeros auxilios.
"Los primeros auxilios son la base del quehacer de la Cruz Roja en lo que se refiere a la cultura y los principios del Movimiento", dice Álvaro Bermejo, médico, y Director del Departamento de Salud, de la Federación. "También es la base en términos de prestación de servicios. Pero tenemos que ir más allá de la imagen de sangre y vendas para convertirlos en un elemento estratégico."

Pocas Sociedades Nacionales han sentido de manera tan cercana y trágica la importancia de las calificaciones en primeros auxilios como la Cruz Roja de Nigeria, de cuya sección de Lagos, los voluntarios salieron corriendo, la noche del 27 de enero, al oír hablar de las explosiones catastróficas en el arsenal de Ikeja. La confianza en sí mismos, en calidad de socorristas, se había visto reforzada por un proyecto de la Cruz Roja Británica para ayudar a aumentar los niveles y los métodos de formación. Según Lyn Covey, Directora de Reclutamiento y Formación, de la sección de Sures de la Cruz Roja Británica y primera experta en socorrismo para los nigerianos, el horrendo accidente en Ikeja fue "toda una enciclopedia de socorrismo en un solo accidente."

La mayoría de las víctimas no murieron en las explosiones y el incendio: se ahogaron cuando se precipitaron en un canal cercano en el intento desesperado de escapar a aquel infierno. Murieron más de 1.000 personas. Sin embargo, la Cruz Roja de Nigeria fue la heroína del momento. "El único organismo presente fue la Cruz Roja", dijo a la BBC Sola Ajayi, habitante de Lagos.

El desastre de Ikeja, como muchos otros de estos últimos años, condensa la importancia de los primeros auxilios para salvar vidas, después de accidentes, y de su papel fundamental en la preparación de voluntarios para la labor humanitaria en general.

Generación de ingresos

Según Stephen Claffey, Director del Proyecto mundial de primeros auxilios de la Federación, rara vez, se exagera la "importancia estratégica de los primeros auxilios para el Movimiento en su conjunto. La Organización Mundial de la Salud es líder en cuestiones de Salud y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados defiende los intereses de estos últimos, y las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja del mundo entero se identifican ante todo con los primeros auxilios y son consideradas líderes en la materia".

Este proyecto les ayuda a aplicar la política de la Asamblea General de 1999, en la que se destaca la importancia de los primeros auxilios, tanto para las Sociedades Nacionales como para las comunidades. La Federación, se esfuerza por facilitar intercambios de conocimientos y prácticas entre las Sociedades Nacionales y sus asociados, y ha previsto racionalizar las actividades de primeros auxilios en el Movimiento. Se establecerá un conjunto de normas para botiquines, formación y distribución que garantizará la calidad permanente del servicio, en función de las necesidades y la capacidad de las comunidades.

Álvaro Bermejo destaca las posibilidades de generación de ingresos de los primeros auxilios, tanto para las Sociedades Nacionales como para las comunidades. "Recuerdo que, cuando estaba en Bolivia, en siete de nueve secciones esa formación era la principal fuente de ingresos". Desde la Asamblea General de 1999, este enfoque también ha sido la política oficial de la Federación, que entiende que la formación en primeros auxilios propicia la movilización de recursos y la generación de ingresos.

La Cruz Roja de Singapur organiza concursos de primeros auxilios para escolares con el objetivo de promover esta actividad entre los jóvenes.

 

 

En muchos países, como Alemania, por ejemplo, la formación en primeros auxilios es muy competitiva, casi un modelo de libre mercado donde el consumidor es rey. En Australia, hay más de 250 proveedores, pero a finales del año 2000 el instituto nacional de comercialización otorgó un premio de excelencia a la Cruz Roja Australiana por haber convertido su servicio de formación en una actividad comercial rentable.

Los especialistas en primeros auxilios advierten que se corre el riesgo de que los instructores dejen el Movimiento al percatarse de lo mucho que valen sus calificaciones en el sector privado. Algunos opinan que también se corre el riesgo de dejar de lado el trabajo de las secciones en favor de proyectos de enseñanza lucrativos, organizados en las sedes nacionales. Sin embargo, se reconoce que, en términos generales, se ha encontrado el equilibrio, utilizando las actividades lucrativas de primeros auxilios en apoyo de los servicios a comunidades vulnerables.

Pocos han hecho más por el avance de los primeros auxilios dentro de sus propias fronteras y fuera de ellas que la Cruz Roja Danesa, que ha formado a más de un millón de personas y ha presionado para que la formación en primeros auxilios se incluyera en el programa escolar y los cursos para aprender a conducir. Los daneses decidieron que debe haber al menos un socorrista en cada lugar de trabajo, y la Sociedad Nacional espera impartir esa formación a los trabajadores.

Claffey también considera el Día Regional de Primeros Auxilios "una demostración importante del valor de los mismos, que ofrece a las Sociedades Nacionales la posibilidad de promoverlos." El próximo será el 7 de septiembre de 2002. "Constantemente, tenemos que encarar los riesgos cambiantes de nuestros entornos. La eficacia ha exigido que vayamos más allá de las intervenciones inmediatas para pasar a actividades de prevención y preparación en previsión de situaciones diversas, elementos vitales de la asistencia universal para proteger y salvar vidas hoy en día."

El clásico Movimiento de manual

Desde sus orígenes, relacionados con la medicina militar y los capsarii del ejército romano del Siglo I antes de Cristo, que transportaban vendajes a los campos de batalla vestidos con el uniforme de los soldados que trataban, los primeros auxilios han recorrido un largo camino. La frase "vine, vi, hice", describe perfectamente al Dr. Chris Paul Giannou, Cirujano Jefe de la División de Salud del CICR. En realidad, este greco-canadiense, de 52 años, nunca fue un médico "corriente": pasó directamente de la facultad de medicina a lo que se convirtió en un período de 10 años de voluntariado con la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina. Su primera misión de delegado del CICR tuvo lugar en 1990 y estuvo en Somalia, Camboya, Afganistán, Burundi, Chechenia y, por último Nairobi,donde prestó servicios de cirujano en toda la región subsahariana. También fue coordinador médico de la campaña del CICR contra las minas antipersonal.

El Dr. Giannou habla con pasión y destaca sus argumentos con esmero. Según él, hay muy poca diferencia entre las calificaciones en primeros auxilios de civiles y militares, aunque el CICR haya aportado ligeras modificaciones a las técnicas de asistencia avanzadas para los heridos de guerra. "Los médicos de los campos de batalla prestan primeros auxilios y, estos últimos años, hemos estado recurriendo por mucho tiempo a la gente de las Sociedades Nacionales para formar a camilleros militares, por ejemplo, en la República Democrática del Congo y Uganda". Cuando termine su programa actual, la Cruz Roja Congoleña, con apoyo del CICR, habrá formado a unos 2.500 médicos militares, no sólo en lo que se refiere a tratamiento y evacuación de las víctimas de los campos de batalla, sino también, lo que es muy importante, a "sus derechos y obligaciones" como portadores de los brazaletes de la Cruz Roja. "Este es el clásico Movimiento de manual", dice el Dr. Giannou.

 

27 de enero: Intervención de un equipo de Magen David Adom tras la explosión de la bomba de un atentado suicida en jerusalén.

Confianza para actuar

Huelga decir que los primeros auxilios remontan a los primeros días de la propia Cruz Roja, están profundamente arraigados en su pasado, y de diversas formas también representan su futuro. Tienen que adaptarse al amplio sector de salud y atención en la comunidad, evolucionar con los entornos y estilos de vida, y captar aspectos relativamente nuevos como la atención psicológica, el VIH/SIDA y enfermedades que vuelven a aparecer, algunas de las cuales se pueden vencer gracias a campañas de inmunización y prevención a cargo de voluntarios. Además, no se trata tan solo de curar "la herida", sino también al herido.

Rose Kinuka, Jefa de Movilización Social de la Cruz Roja de Uganda, comprende muy bien esta evolución, pues miles de voluntarios de la Cruz Roja fueron imprescindibles en la campaña de inmunización contra el sarampión llevada a cabo en Uganda el año pasado. Los ugandeses consideran que, en una operación de esas dimensiones, se necesita algo más que donar una camiseta de la Cruz Roja, y que la disciplina de la formación de socorristas, utilizada de forma innovadora, fue perfecta.

Los primeros auxilios se asocian principalmente con vendas y mantas, pero se está desarrollando cada vez más una noción global de la asistencia que incluye la ayuda psicológica. Después de los terremotos que sacudieron El Salvador el año pasado, los equipos de apoyo psicológico se vieron ayudando a personas que decían estar tan traumatizadas por sentimientos de impotencia como por el propio desastre.

"Especialmente, los niños mayores se debatían con un sentimiento de culpa-bilidad", recuerda Paul Keen, Director de Proyectos de la Federación, residente en San Salvador. "En Nicaragua seguimos recuperándonos del huracán Mitch", explica Keen, "la Cruz Roja está trabajando en una escuela del municipio de Posoltega para abordar este problema. Los niños recuerdan su terror cuando el deslizamiento de tierra de un volcán cercano sepultó su pueblo. Actualmente, en el marco del curso de primeros auxilios para docentes y alumnos, la escuela organiza simulacros de terremotos, y los niños mayores administran tratamiento y organizan la evacuación".

La Cruz Roja de Swazilandia a lo largo de su historia ha sido la principal proveedora de formación en primeros auxilios de este pequeño reino de África meridional, y ahora comercializa fructuosamente estos conocimientos. "Las cifras más recientes muestran que 12% de nuestros ingresos a escala nacional procede de la comercialización de la formación en primeros auxilios", dice Khanya Mabuza, Secretario General. "En secciones como la de Manzini supera incluso 70%". El socorrismo también ha sido uno de los mejores sargentos de reclutamiento de la sociedad. Jóvenes que aún van a la escuela, a menudo pasan a ser socorristas formados por la Cruz Roja antes de empezar a trabajar realmente de voluntarios. Al igual que otras Sociedades Nacionales de África meridional, región con los índices más altos de VIH, la Cruz Roja de Swazilandia ha integrado la sensibilización al VIH/SIDA en los primeros auxilios. "Naturalmente, la gente sentía cierta cautela cuando se hablaba de respiración artificial, así que debemos tener mucho cuidado en informar exactamente cómo se transmite el VIH, y cómo no se transmite. Si no se dispone de guantes estériles, habrá que buscar una hoja de plástico porque, en fin de cuentas, no se puede dejar a una persona desangrándose en la calle", concluye Mabuza.

La prueba más difícil

La violencia reinante en Israel y los territorios palestinos es un caldero casi inimaginable para los socorristas de ambos lados, la prueba más dura para su capacidad y su resistencia mental.

A principios de abril, dos médicos de la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina (MLRP) fueron asesinados, varios miembros del personal resultaron heridos y otros 28 fueron detenidos. "Los últimos acontecimientos han tenido una incidencia grave en el bienestar mental de nuestro personal", dice un representante de la MLRP de Ramallah. "También se da el denominado estrés reverso que obedece a las largas esperas en puestos de control, la agresión verbal y física por parte de los soldados, y el hecho de que se les impida recoger a las víctimas. En muchos casos personas enfermas o heridas han fallecido en ambulancias." Actualmente, la MLRP presta asistencia psicológica a su personal de ambulancia, servicio que espera ampliar para que incluya "tratamientos más intensivos" para el personal y su familia.

El Dr. Wael Qadan, Jefe del Servicio Sanitario de Emergencia de la MLRP, dice que hasta 90% de las llamadas al servicio de emergencia de pueblos de Cisjordania quedan sin respuesta porque los vehículos no pueden pasar. "La mayoría de las aldeas están bloqueadas por terraplenes y la presión psicológica sobre el personal lo pone muy nervioso, lo que lleva a una disminución de la eficacia del sistema. Quienes intervienen corren mucho peligro", concluye.

Tras el ataque del pasado abril al campamento de refugiados de Yenín, los retos para los socorristas llegaron a un punto crítico. Tras pasar días y días sin poder acceder a las víctimas, tuvieron que multiplicar los esfuerzos de búsqueda de supervivientes en la ciudad devastada. Corriendo contra reloj, los socorristas de la MLRP no escatimaron esfuerzos para movilizar todos los equipos disponibles, prestar asistencia a heridos y enfermos, y sacar cadáveres enterrados bajo los escombros para prevenir la propagación de enfermedades infecciosas.

25 de enero: Un equipo de primeros auxilios de la Media Luna Roja Palestina transporta a un joven herido al hospital de Ramallah.

El personal de Magen David Adom (MDA), la sociedad israelí que ofrece el principal servicio de ambulancias, experimenta la enorme tensión de vivir con una campaña de atentados suicidas y de llegar al lugar inmediatamente después, de tener que trabajar circulando entre cuerpos desmembrados y espectadores histéricos, de tener que tomar decisiones de selección en una fracción de segundo. En marzo de este año, un terrorista suicida entró en una estación de ambulancias de Efrat, asentamiento judío al sur de Belén, e hizo saltar la bomba. El voluntario que trató de detenerlo resultó gravemente herido.

Yoni Yagodovsky, Administrador de la MDA de Jerusalén, dice que aunque los miembros del personal han sido testigo de escenas de horror casi insoportables, la tensión queda aliviada por el hecho de que saben que "tienen una función que cumplir y que pueden hacer algo." Tel Aviv y Jerusalén se han convertido en laboratorios de lo que podría denominarse socorrismo extremo. "Hemos tenido algunas victorias extraordinarias en el tratamiento de heridos graves o personas mutiladas a quienes se hubiera declarado muertos en cualquier otro lugar porque no respiraban, no tenían pulsaciones, nada", explica Yagodovsky.

 

Actividades de primeros auxilios

Breve lista de productos y servicios de primeros auxilios que ofrecen las Sociedades Nacionales en todas partes del mundo.

  • Socorro de emergencia en crisis
  • Dotación de personal de puestos de primeros auxilios en grandes eventos deportivos o de esparcimiento
  • Seguridad en excursiones y campamentos
  • Seguridad del consumo de agua
  • Información y formación para ancianos (prevención de caídas)
  • Primeros auxilios a animales domésticos o de compañía
  • Consejos para niñeras
  • Estilos de vida sanos
  • Primeros auxilios a agricultores
  • Formación en primeros auxilios para personas con discapacitación física o mental
  • Seguridad en el trabajo

La vida secreta de las socorristas bajo el régimen talibán

Poco después de la huida de los talibanes de Afganistán, salieron a la luz ejemplos de los esfuerzos heroicos, y clandestinos, de las mujeres para llevar una vida normal bajo aquel régimen brutal. Se reunían en secreto para dar clases a los niños y, gracias al valor y a la dedicación de un voluntario de la Media Luna Roja Afgana, aprender primeros auxilios.

Dos incidentes han dejado una impresión imperecedera a Mohamad Anwar, supervisor socorrista, basado en la comunidad; uno fue un accidente de tráfico en 1999, cuando tenía 24 años y ya era un socorrista experto: "Detuve mi moto y corrí hacia el coche accidentado. En el asiento trasero yacía una mujer y le sangraba la cabeza". Anwar quiso ayudar, pero un grupo de talibanes alejó a todo el mundo. "Traté de hablarles, pero insistieron en que lo que hacía era contra las reglas. Me dijeron que si podía encontrar a otra mujer que la ayudara, bien, si no, ¡fuera!"

Volvió a su moto y se fue muy preocupado. "Pensaba que la mujer moriría, pero que si hubiera habido una voluntaria socorrista, las cosas hubieran sido muy distintas.

Poco después, Anwar se entrevistó con voluntarios de un pueblo cercano a Kabul donde la noche anterior una mujer se había desangrado durante el parto. El voluntario del pueblo no pudo hacer nada. "Vi al marido de esa mujer que lloraba desconsoladamente. Quedaba con ocho hijos."
Era demasiado, Anwar pensó que tenía que hacer algo y, con apoyo internacional, lo hizo: organizó formación clandestina de mujeres. En diciembre de 1999 había formado a las primeras 25.

Tras la caída del régimen talibán, la Media Luna Roja Afgana empezó inmediatamente a formar voluntarias. Hoy en día, imparte dos cursos de primeros auxilios basados en la comunidad a casi 60 mujeres de Kabul y Mazar-e-Sharif. Las participantes son docentes que van a comenzar a trabajar en las escuelas de niñas, cerradas desde 1996, que volverán a abrir esta primavera.

Entretanto, las 25 valerosas mujeres, que recibieron formación clandestina hace tres años, por fin han recibido sus certificados y cédulas de identidad. Malaka, 35 años, dice que no dudó en participar a pesar de los riesgos.

"Significa mucho para nosotras tener nuestros certificados", dice. "Para poder influir en los hábitos en materia de salud de la gente, es importante demostrar que se sabe de lo que se está hablando."

Tras dos años de formación en primeros auxilios, a escondidas del régimen, Malaka, voluntaria de la Media Luna Roja Afgana, puede mostrar finalmente su certificado y su cédula de identidad

 

Shortly afterwards, Anwar met volunteers from a village near Kabul where the night before a woman had bled to death during childbirth. The male volunteer in the village could do nothing. "I met the husband of this woman and he cried so much. He was left alone with eight children."

It was too much; Anwar felt he had to do something. And with international support, he did, organizing secret first-aid training for women. In December 1999, he put the first 25 women through a basic course.

In the post-Taliban era, the Afghan Red Crescent has been quick to start training female volunteers again. It is now holding two CBFA courses for nearly 60 women in Kabul and the northern town of Mazar-i-Sharif, with more planned. The participants are female teachers, who will start working in girls' schools when they re-open this spring for the first time since 1996.

Meanwhile, the 25 brave women who trained in secret three years ago have at last received their certificates and identity cards. Thirty-five-year-old Malaka says she did not hesitate to take part, despite the risks involved. "It means a lot to us to have our certificates," she says. "In order to influence people's health habits it is important to be able to show them you know what you're talking about."

La Cruz Roja Finlandesa es una de 15 Sociedades Nacionales de Europa que lleva a cabo campañas de seguridad vial. La suya se centra en la importancia de los primeros auxilios para prevenir accidentes y reducir el número de muertes y de lesiones permanentes.

Ayudar de diversas maneras

Pyhäjoki es un asentamiento costero del norte de Finlandia con unos 4.000 habitantes. A mediados del decenio de 1990, a las ambulancias les llevaba más de 20 minutos llegar al lugar de emergencia desde su estación a 35 kilómetros de distancia y, rara vez, se intentaba tratar a los pacientes antes de llegar de vuelta a la estación. Todos los colaboradores encontraban la situación poco satisfactoria; entonces, la sección local de la Cruz Roja Finlandesa se reunió con los bomberos y el personal de lanchas de salvamento, y decidieron crear una "unidad de intervención rápida" en Pyhäjoki. Leena Kamaraïnen recuerda: "El objetivo de esta unidad era comenzar un tratamiento para salvar la vida a los pacientes de emergencia, prepararlos para el transporte en ambulancia y ayudar al personal paramédico". La Cruz Roja impartió la formación en primeros auxilios.

Al cabo de un año, el plazo de intervención se había reducido considerablemente. Kamaraïnen añade que "cuando la comunidad se dio cuenta de cuánto le estaba ayudando la Cruz Roja, todos quisieron cooperar con la sección, sea donando dinero o pagando la cotización. El número de miembros duplicó".

La formación que imparten la Cruz Roja y la Media Luna Roja y su práctica están instilando esa confianza vital para actuar. ¿Quién no se ha encontrado alguna vez en su vida en las inmediaciones de un accidente deseando poder hacer más para ayudar? Ahora bien, en un mundo que se considera cada vez más peligroso y que cambia a un ritmo vertiginoso, el reto para los servicios de primeros auxilios del Movimiento consiste en ajustarse casi a diario a esa nueva realidad, al tiempo que promueve normas técnicas mínimas, teniendo en cuenta la diversidad cultural y siendo fiel al espíritu humanitario de los primeros auxilios.

Alex Wynter
Escritor y redactor independiente, residente en Londres.


Arriba | Contáctenos | Créditos | Revista actual | Webmaster


© 2002 | Copyright