Volver a la página principal de la revista

Página précédante

 

Una lección de DIH

La final del Certamen Jean-Pictet tuvo lugar en la Federación en septiembre. En este certamen, creado en 1989, participan equipos de tres estudiantes de derecho, ciencias políticas o academias militares que escenifican situaciones en las que interviene el derecho internacional humanitario.

En cada caso ficticio, los participantes deben decidir cómo actuarían en calidad de delegados de la Cruz Roja, personal militar, políticos u otros. El objetivo general es que vivan la experiencia de la guerra y constaten la repercusión que tienen esas decisiones para las víctimas de conflictos armados. Este ejercicio es un medio de formación altamente especializada y, a la vez, exige mucho desde el punto de vista emocional.

En febrero de 2002, los equipos de Lovaina, Bélgica, y Utrecht, Países Bajos, fueron seleccionados entre los 26 equipos de cinco continentes que participaron en la sesión de lengua inglesa que tuvo lugar en Portugal. El mes siguiente, los equipos de Friburgo, Suiza, y Ruán, Francia, ganaron la competencia en la sesión de lengua francesa.

En la final, los participantes hicieron de representantes de un país imaginario donde meses antes había estallado la guerra y se vivía un situación que conjugaba elementos de la realidad de Afganistán, Chipre y Taiwan. El jurado, integrado por colaboradores experimentados de la Federación, el CICR, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), oficiales suizos y extranjeros, representantes de organizaciones humanitarias y de círculos académicos, declaró vencedor del Premio Jean-Pictet, de 2002, al equipo de la Universidad de Friburgo, Suiza.


La red nepalesa

Las necesidades de orden humanitario no cesan de aumentar en Nepal donde siguen los combates entre las fuerzas armadas y el Partido Comunista de Nepal (maoísta). En esta situación bastante caótica, el CICR obra por proteger a los civiles de los efectos de la violencia, visitando a quienes fueron encarcelados en virtud de estos enfrentamientos y, en colaboración con la Cruz Roja Nepalesa, promueve el derecho internacional humanitario.

El CICR y la Sociedad Nacional establecieron una red de mensajes Cruz Roja para facilitar el intercambio de noticias entre los detenidos y sus familiares, allí donde las visitas resultan imposibles y no hay servicios de correo. Estos mensajes, que son el único medio de que disponen los presos para comunicarse con su familia, son distribuidos incluso en pueblos lejanos por voluntarios de la Cruz Roja Nepalesa que tiene secciones en los 75 distritos del país.


Boda en el Golán

Para Souheir, de 21 años y su novio Wissam, de 28 años, el 4 de julio de 2002, fue el día soñado de su boda. El refrán "lo que cuesta vale" tiene un significado peculiar para las parejas separadas por la línea de demarcación que divide Siria de la planicie del Golán, ocupada por Israel desde 1967. Wissam y Souheir sabían que tal vez pasarían años antes de que pudieran celebrar la boda y que organizarla no sería nada fácil. También existía la posibilidad de que después de haber cruzado esa línea para ir al encuentro de su futuro esposo en el territorio ocupado por Israel, Souheir no pudiera volver con su familia.

Una vez que las autoridades israelíes y las autoridades sirias les concedieron la autorización para casarse, la pareja se dirigió al CICR para que les ayudara a resolver problemas relativos a la celebración de la boda. De hecho, las delegaciones del CICR en Damasco y Tel Aviv ya habían dado una mano a otras parejas en la misma situación. Con la ayuda del Organismo de las Naciones Unidas para la Vigilancia de la Tregua y la Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación, que supervisan los ventosos Altos del Golán, el CICR tomó las disposiciones necesarias para que las dos familias pudieran reunirse en la estrecha franja que separa los puestos de control de Israel y Siria, y compartir ese momento de bendición, lágrimas y alegría.

El CICR facilitó por primera vez una boda como ésta en 1983 y en el decenio de 1990, otras 54. En lo que va del año, ha habido cuatro bodas similares en los Altos del Golán.


Centro de Derecho Internacional Humanitario

El Centro Universitario de Derecho Internacional Humanitario (CUDIH) fue inaugurado en Ginebra hace unos meses. Este centro se focalizará en el estudio del alcance del DIH, en el sentido lato, incluidos los aspectos pertinentes del derecho penal internacional, los derechos humanos y el derecho de refugiados. Entre sus actividades figuran del CUDIH figuran programas de investigación y programas de enseñanza regulares. Estos últimos comenzarán a finales de 2002 y permitirán obtener un diploma de estudios especializados. También se dictarán cursos ad hoc para grupos de profesores universitarios y colaboradores de organizaciones humanitarias.

El CICR ha desempeñado una función importante en las gestiones para establecer el CUDIH y estará estrechamente asociado a la dirección y las actividades de dicho centro. Antoine Bouvier, Delegado del CICR ante los círculos académicos, considera que la fundación del centro es un acontecimiento importante y añade: "El CUDIH, que aprovechará plenamente el hecho de que las principales organizaciones humanitarias tengan su sede en Ginebra, estará a la vanguardia en este campo y captará el interés de numerosos investigadores y estudiantes de alto nivel".

Página précédante


Arriba | Contáctenos | Créditos | Revista anteriore | Webmaster


© 2002 | Copyright