Volver a la página
principal de la revista
 
 

En estos tiempos acecha el peligro. La guerra en Iraq está causando más sufrimiento humano y probablemente favorecerá el clima de incertidumbre en todo el mundo. Entre tanto, el VIH/SIDA representa más que nunca una terrible amenaza para la humanidad. En este número deseamos mostrar cómo el Movimiento se ha movilizado para hacer frente a estas emergencias.

Un alto funcionario de un país occidental calificó, en una ocasión, la pandemia del SIDA de "catástrofe mucho peor que el terrorismo". Palabras como éstas podrían llevarnos a pensar que la comunidad internacional no ha escatimado esfuerzos para combatir este azote de los tiempos modernos. Pero pese a la magnitud del problema -según cálculos recientes, 42 millones de personas viven con el VIH/SIDA y otros 3 millones han muerto a causa del virus sólo en 2002- la respuesta es aún demasiado tímida y, las más de las veces, demasiado tardía.

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es un participante de primera línea en la lucha contra la propagación del virus y la asistencia en favor de las personas ya infectadas. En África meridional, los voluntarios de la Cruz Roja prestan auxilio a miles de personas que viven con el SIDA confrontadas con la inseguridad alimentaria. En China, donde las proyecciones indican que, en los próximos 20 años, las tasas de in-fección igualarán a las de los países africanos más gravemente afectados, la Cruz Roja fue la primera en enseñar abiertamente a los jóvenes lo que es la enfermedad y en brindar apoyo a los que viven con el virus. En todo el mundo, numerosas Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja participan en una campaña internacio-nal para luchar contra el estigma y la discriminación asociadas al VIH/SIDA.

En esta revista se ha informado con regularidad sobre los esfuerzos del Movimiento por detener la transmisión del virus. Por primera vez, hemos decidido dedicar la primera plana a las diferentes tendencias y los hechos rela-cionados con el VIH/SIDA. La finalidad no es sólo promover las iniciativas de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, sino también apoyar la labor de sensibilización que se realiza dentro y fuera del Movimiento por lo que atañe a las consecuencias de la pandemia.

Y aunque sólo podemos unir nuestra voz a los miles de llamados a la acción, cabe esperar que con ello logremos ejercer mayor presión sobre los dirigentes mundiales para que acompañen sus lindas palabras con hechos


Jean-François Berger
Redactor del CICR

Jean Milligan
Redactora de la Federación


Arriba | Contáctenos | Créditos | Revista anteriore | Webmaster


© 2003 | Copyright