Volver a la página principal de la revista

Un proceso recíproco

El intercambio de conocimientos no es un proceso en sentido único, del mundo desarrollado al mundo en desarrollo. Así lo demostró el programa de intercambio de jóvenes de la Cruz Roja Noruega. Como parte del programa, los jóvenes voluntarios de la Cruz Roja de Jamaica capacitaron a sus colegas de Noruega para manejar con éxito un programa de educación internares en materia de VIH/SIDA.

El programa de la Cruz Roja de Jamaica, Juntos Sí Podemos, comenzó en 1992 y benefició a más de 20.000 jóvenes. Basado en la participación, el programa promueve las actividades creativas y las discusiones y enseña a los jóvenes voluntarios a instruir a otros jóvenes en los hechos básicos relativos a la prevención y la transmisión del VIH/SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual. La Cruz Roja Noruega emprendió en 2001 un programa con un enfoque parecido (Sepamos elegir). El número de jóvenes delegados que toman parte en esta iniciativa aumenta cada año.

Si bien ambos programas están destinados a combatir la propagación del VIH/SIDA, hay otro vínculo entre ellos. Juntos Sí Podemos sirvió de inspiración al programa noruego a raíz de un programa de intercambio de jóvenes delegados organizado por la Cruz Roja Noruega. Iniciado en 2000, el programa brinda a los jóvenes la oportunidad de trabajar en otra Sociedad Nacional. Los principales objetivos del programa son el aprendizaje recíproco y el desarrollo organizacional. Los delegados jóvenes aprenden mucho durante el intercambio y también reciben una amplia formación antes de empezar.

Jóvenes voluntarios de Jamaica y Noruega unidos por el mismo objetivo de aprender y enseñar. © ÅSTA YTRE / FEDERACIÓN INTERNACIONAL

 

Aprendizaje y desarrollo

Hoy el programa de intercambio de jóvenes delegados está ya en su cuarto año, con participantes procedentes de Armenia, Kenia, Líbano y Noruega. Jóvenes voluntarios de las Sociedades Nacionales de Jamaica, Sudán y Azerbaiyán han participado en el intercambio. El programa ha beneficiado mucho a cada joven y a las Sociedades involucradas.

Organizado por la Cruz Roja Noruega, con la asistencia básica de la Federación Internacional, el programa es patrocinado en parte por la organización noruega de desarrollo Fredskorpset Esta organización se encarga de asistir a diversas instituciones en Noruega y en los países en desarrollo que desean participar en los intercambios recíprocos. Fundada en 1963, la organización promovía inicialmente los intercambios desde Noruega hacia los países en desarrollo, pero esto cambió en 2000. “La idea ha evolucionado”, comenta Hans Inge Corneliussen, miembro de Fredskorpset. “Al inicio se trataba de asistir al mundo menos desarrollado, pero hoy la idea es que ambas partes tienen mucho que dar. El programa de intercambio de jóvenes delegados de la Cruz Roja Noruega con los países en desarrollo es un ejemplo elocuente del beneficio recíproco que se puede obtener”.

Compartir los logros

El intercambio de conocimientos está resultando ser un éxito tras el lanzamiento de Sepamos elegir. Otros programas se hallan en la fase inicial en varias de las Sociedades Nacionales participantes, tales como Smiley Club, un club para niños refugiados en Armenia. Inicialmente, un joven delegado armenio lo estableció para ayudar a los niños refugiados en Noruega. Luego recaudó fondos antes de volver a Armenia donde repitió la experiencia.

“Hemos conseguido varios logros”, asegura Lois Hue, subdirectora general de la Cruz Roja de Jamaica. “Primero aprendimos cómo se hacen las cosas fuera de nuestro contexto, luego hemos conseguido personal adicional con aptitudes diversas y, por último, nuestra gente ha tenido la oportunidad de aprender cosas nuevas y compartir sus aptitudes”. Destaca que fuera de mejorar la cooperación internacional, otra razón para participar en el intercambio es la oportunidad que brinda de conocer las experiencias exitosas de cada uno. “No es fácil hallar formas para intercambiar información y logros, especialmente desde el mundo en desarrollo hacia el mundo desarrollado”.

Para elegir a Jamaica y otros asociados, la Cruz Roja Noruega tuvo que considerar una serie de criterios, indica Erling Kvernevik, de la Cruz Roja Noruega, el primer coordinador de programas de intercambio de jóvenes delegados. Fredskorpset exige que todos los países en desarrollo estén en la lista de países con derecho a la asistencia al desarrollo establecida por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Además, la Cruz Roja Noruega tuvo en cuenta los programas de cooperación existentes y los contactos en los países beneficiarios.

Sepamos elegir se inició tras la visita de Marvin Gunter, joven voluntario de la Cruz Roja de Jamaica, a Noruega en 2000. Sabía que algo podía obtener de esa estadía, pero nunca pensó que fuera un aporte tan importante. “Me esperaba un intercambio cultural, un buen trabajo en red y otros resultados”, comenta, “no se me pasó por la mente que Sepamos elegir se crearía a partir del programa de jóvenes delegados”.

Gunter relata que todo empezó cuando él y un colega hicieron una formación de Juntos Sí Podemos durante un fi n de semana “porque era algo que hacíamos bien”. Kvernevik explica que el primer grupo de jóvenes delegados tenía mucho que decir a la hora de decidir sus tareas. “El programa no estaba aún consolidado y los delegados decidieron en lo que querían trabajar”, afirma. “Era natural que hicieran cosas que ya conocen y para Marvin el terreno conocido era la prevención del VIH”.

Jóvenes voluntarios de Jamaica y Noruega unidos por el mismo objetivo de aprender y enseñar. © ÅSTA YTRE / FEDERACIÓN INTERNACIONAL

 

 

Seguir adelante

Una vez completado el primer intercambio, los jóvenes delegados que habían estado en Jamaica aplicaron el proceso aprendido. Junto con el siguiente grupo de jóvenes delegados de Jamaica y con la ayuda de delegados libaneses y azeríes durante el segundo año de intercambio, Rilito Povea, ex joven delegado y que trabaja hoy con la Cruz Roja Noruega, y sus colegas aunaron sus esfuerzos con los jóvenes voluntarios noruegos para ajustar el programa a la cultura noruega; capacitaron a instructores para hablar a los jóvenes sobre el VIH/SIDA y otras afecciones de transmisión sexual.

Rilito y sus colegas animaron varias sesiones similares a las organizadas en el marco de Juntos Sí Podemos en Noruega antes de empezar a trabajar con los jóvenes voluntarios y los nuevos delegados jóvenes de la Cruz Roja para transformar el programa en Sepamos elegir. Según resalta, existen ligeras diferencias en el enfoque de los dos programas. El programa noruego se centra más en las enfermedades de transmisión sexual, pues la prevalencia de éstas es mayor que la del VIH, pero hay también otros ajustes que hacer. “Las actitudes y los valores no son los mismos en Jamaica y Noruega. Difiere la forma en que la gente habla de sexo y de sexualidad. Para cambiar el comportamiento es muy importante que discutamos estos temas de manera que los participantes se sientan implicados en lo que se está hablando”.

Por otra parte, Rilito insiste en la pertinencia del programa de la Cruz Roja de Jamaica a pesar del contexto diferente de Noruega. “Tenemos la responsabilidad de sentirnos involucrados incluso si la prevalencia del VIH en Noruega es baja, dada la situación en el mundo y particularmente en nuestros países vecinos”, asegura. “¡Esta cuestión no debe dejarnos indiferentes!”

A pesar de que Sepamos elegir está aún en las fases iniciales de desarrollo, hay seis cursos regionales de formación programados para la primavera de 2005 y un coordinador de la juventud está trabajando en el proyecto. Si bien se pueden mejorar todavía muchos aspectos, Rilito está satisfecho de la evolución. “Me parece fenomenal que los jóvenes delegados de Jamaica y Noruega, así como de otros países, contribuyan con sus experiencias a desarrollar este programa”, afirma, “y gracias al entusiasmo de los jóvenes voluntarios, el proyecto sigue adelante”.

Åsta Ytre
Responsable de comunicación de la juventud de la Federación Internacional.

Arriba Contáctenos Créditos Webmaster © 2005  Copyright