Volver a la página
principal de la revista
 
 
 

Pocos segundos bastaron para hacer trizas la vida de millones de personas en el norte de Pakistán y la India. El terremoto de 7,6 en la escala de Richter, que el 8 de octubre sacudió una zona de superficie equivalente a la de Italia, sembró muerte, terror, dolor y destrucción. Los relatos de los sobrevivientes describen una situación apocalíptica.

El Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja movilizó rápidamente sus recursos para salvar vidas y dio prioridad a la salud y al restablecimiento del contacto con las aldeas aisladas y entre familiares separados por la catástrofe. Actualmente su acción se concentra en ayudar a las víctimas a sobrevivir el crudo invierno que se avecina, mediante una respuesta integrada de emergencia. Habida cuenta del accidentado terreno, prestar asistencia general constituye una empresa logística gigantesca, pero el CICR, la Federación Internacional y las numerosas Sociedades Nacionales implicadas siguen actuando con decisión y están aprovechando la inapreciable experiencia adquirida durante el conflicto en Afganistán y en la respuesta al maremoto a principios del presente año.

También al continente americano le tocó sufrir catástrofes naturales en los últimos meses. Los huracanes Katrina y Rita causaron estragos en varios estados del sur de Estados Unidos. Enfrentada a una empresa logística sin precedentes, la Cruz Roja Americana, con el respaldo de numerosas organizaciones asociadas al Movimiento, montó la mayor operación de socorro de su historia en respuesta a una catástrofe natural. El huracán Stan y las lluvias torrenciales caídas en América Central tuvieron efectos particularmente devastadores en Belice, El Salvador, Guatemala, Honduras y México. Estos desastres, junto con la sequía que aflige a Níger, nos avisan claramente un cambio climático en el mundo.

Dos nuevas Sociedades Nacionales acaban de ser admitidas en el Movimiento. La Media Luna Roja de las Comoras y la Cruz Roja de Timor-Leste fueron admitidas por unanimidad en la Federación Internacional en la Asamblea General celebrada en Seúl, República de Corea, el 11 de noviembre de 2005.

Por último, nos complace anunciar que con este número se inicia la publicación de Cruz Roja Media Luna Roja en árabe, lo que permite a la revista ampliar el círculo de lectores.

Jean-François Berger
Redactor del CICR
Jón Valfells
Redactor de la Federación Internacional

Cruz Roja Media Luna Roja desea agradecer a Jean Milligan su inestimable contribución a la revista durante los siete años en que se desempeñó como redactora para la Federación Internacional. Se ha incorporado recientemente al Departamento de Comunicación del CICR.


Arriba Contáctenos Créditos Webmaster © 2005  Copyright