Volver a la página principal de la revista

Formar a los
Entrenadores en Canadá

 

La Cruz Roja Canadiense se ha propuesto proteger a cientos de miles de jóvenes cuya vida puede verse destruida a causa de los abusos.

SHELDON KENNEDY, jugador de hockey sobre hielo tenía apenas 14 años cuando fue reclutado para incorporarse al nivel de junior, primer escalón antes de convertirse en un jugador de hockey profesional. Se realizaba así el sueño más entrañable de este joven canadiense, oriundo de la provincia occidental de Manitoba. Sin embargo, mientras su familia y amigos celebraban sus logros, Sheldon vivía una verdadera pesadilla, sufriendo en silencio su condición de ser víctima de abuso sexual.

Años después, tomó la difícil decisión de dar a conocer al mundo su terrible experiencia. En 1997, el ex jugador profesional de hockey sobre hielo reveló públicamente que durante años su entrenador de hockey, Graham James, había abusado sexualmente de él. James controló la carrera deportiva y la vida del muchacho de los 14 a los 19 años.

Vergonzosas estadísticas

“Al entrenador se le debe mucho respeto”, asegura Kennedy. “Tus padres te envían lejos y te aconsejan `’haz lo que dice. A esa edad, uno escucha, es lo primero que debes saber si deseas jugar a nivel profesional”.

El testimonio de Sheldon Kennedy contra su antiguo entrenador permitió poner fin al silencio en torno al abuso físico y sexual de que son víctimas los atletas. Graham James, declarado culpable y condenado a tres años y medio de cárcel por abuso sexual en la persona de Kennedy y de otro jugador no identificado, fue suspendido para siempre como entrenador en Canadá.

“Estoy seguro de que el mundo del deporte esperaba que mi historia fuera un caso aislado y que el asunto acabara ahí, cuenta Sheldon Kennedy. “Pero no fue así”.

Las estadísticas del abuso sexual en el deporte son vergonzosas. En Canadá, hasta el 50% de los deportistas han experimentado desde alguna forma de acoso hasta abuso sexual. Más del 20% de los mejores atletas de la élite tienen relaciones sexuales con personas que ocupan cargos importantes en el deporte. Un estudio realizado entre los estudiantes de enseñanza secundaria revela que más del 40% de los entornos deportivos son lugares de hostigamiento.

Tras realizar una gira en patines de hielo por todo Canadá para recaudar fondos y sensibilizar al público acerca del problema del abuso sexual, Sheldon Kennedy se puso en contacto con la Cruz Roja Canadiense y el programa RespectED, cuyo objetivo es prevenir el abuso y la violencia.

Judi Fairholm, directora técnica nacional de RespectED destaca “habíamos estado organizando un taller animado por voluntarios para deportistas, llamado “No es sólo un juego”.

“Paralelamente, la Corte Suprema de Canadá dictaminó que las organizaciones eran legalmente responsables de los jóvenes que tenían a su cargo. La revelación de Kennedy y la nueva reglamentación sumió al mundo del deporte en el caos”.

Seguidamente, Sheldon Kennedy donó los beneficios de su gira en patines (más de 900.000 dólares estadounidenses) al programa RespectED.

En el marco de las presentaciones interactivas de RespectED, se abordan problemas relacionados con todas las formas de abuso –físico, mental, emocional y sexual– así como la violencia, la intimidación y el acoso. Dirigido por voluntarios debidamente capacitados, el taller “No es sólo un juego” esta destinado a entrenadores, instructores, padres y dirigentes deportivos para darles a entender estas cuestiones y la forma en que se debe proteger a niños y jóvenes en el entorno único del deporte.

“En mi caso”, recuerda Sheldon Kennedy, “mucha gente se daba cuenta de lo que estaba ocurriendo pero no sabía qué hacer, o simplemente se tapaba los ojos. Son cuestiones que atemorizan y era esencial eliminar ese temor”.

Nuevo programa

Judi Fairholm entró en contacto con Hockey Canadá, el máximo órgano nacional en esta disciplina, para idear formas de colaborar y proteger así a los jóvenes atletas.

“Teníamos que abordar los problemas de frente” señala Todd Jackson, administrador principal de seguridad y seguros de Hockey Canada.

“Reunimos a un grupo de expertos, incluida la Cruz Roja, que presentó una serie de recomendaciones. Una de ellas incluía realizar un taller para entrenadores sobre cómo prevenir el abuso en el futuro”.

La Cruz Roja ayudó a concebir un taller Speak Out: It’s More Than Just a Game y formó a facilitadores en todo el país para organizarlo. Hoy, son 120.000 los entrenadores de hockey, instructores, representantes oficiales y voluntarios de todo Canadá que han recibido capacitación.

Jackson afirma que el programa ha servido enormemente para concienciar a la gente sobre el comportamiento aceptable e inaceptable en el mundo del hockey. “El programa se ha desarrollado bastante en los últimos 10 años y ha permitido crear un entorno más seguro para los niños”.

Kennedy y su socio Wayne McNeil quisieron ir más allá y, en colaboración con la Cruz Roja, establecieron una organización llamada Respect in Sport, que ofrece una serie de cursos de formación en línea para ayudar a entrenadores, padres, voluntarios, responsables y jóvenes a abordar los problemas del abuso, la negligencia, el acoso y la intimidación. Gran parte del contenido se refiere a la actitud de los entrenadores y a su forma de influir positiva o negativamente en los atletas. “Nuestro propósito era aprovechar la tecnología para simplificar el mensaje, hacerlo coherente y llegar al
público a lo ancho y largo del país”, explica McNeil.

Curso obligatorio

El curso de tres horas puede seguirse al propio ritmo del entrenador. El programa de audio y animación se aplica a todos los deportes y está diseñado para que sea una experiencia idéntica para todos los usuarios, cualquiera sea la velocidad de su conexión a Internet. Kennedy y McNeil aseguran que, gracias a la tecnología, su programa puede llegar a todos los interesados en el deporte tanto en el país como en el resto del mundo. “Nos dimos cuenta de que en todos los deportes el objetivo es impartir una formación positiva basada en determinados valores”, comenta McNeil.

Lanzado en 2006, Respect in Sport ya está dando sus frutos en todo el país. Gymnastics Canada es la primera organización nacional que ha utilizado esta formación para sus entrenadores. Hay más de 3.000 entrenadores ya formados y otros 3.000 se están preparando.

Recientemente, la principal asociación de deportes amateur de Manitoba incorporó este programa como una condición para todos sus entrenadores. Janet McMahon, directora de Desarrollo de los Deportes de esta organización, está satisfecha de la calidad y los progresos de la formación.

McMahon asegura que el programa es muy atractivo para los entrenadores pues no necesitan desplazarse gracias al sistema de cursos en línea y añade que será sin duda una buena herramienta de gestión de riesgos. “La reacción de los entrenadores a esta formación ha sido muy positiva. Se sienten mucho más en confianza pues saben a qué atenerse en las situaciones que puedan surgir”.

Proteger a los niños

La Cruz Roja también dispone de un servicio de teléfono gratis para ayudar y asesorar a las organizaciones deportivas en dos provincias.

La Cruz Roja Canadiense, Respect in Sport y Hockey Canada esperan que su labor tenga efectos positivos en la vida de los niños.

“Juntos deseamos llegar a entrenadores, árbitros y padres en todo el país”, recalca Fairholm.

“Ahora cientos de miles de niños y jóvenes estarán más seguros porque los adultos que los rodean asumen la responsabilidad de crear y mantener entornos seguros”.

Jo Williams
Responsable de asuntos públicos de la Cruz Roja Canadiense.

Para más información sobre RespectED, visite www.redcross.ca y sobre Respect in Sport, consulte www.respectinsport.com

 


Sheldon Kennedy, izquierda, y su asociado Wayne McNeil iniciaron un programa para proteger a los jóvenes atletas, con el apoyo de la Cruz Roja Canadiense.
©CRUZ ROJA CANADIENSE

 


 

 

 

 

 


©MONIQUE DE ST. CROIX

 


Arriba

Contáctenos

Créditos

Webmaster

©2007 

Copyright