Volver a la página principal de la revista

Página suiguiente
 

En la salud como en la enfermedad

No es algo que ocurra todos los días, y ello explica el entusiasmo de los residentes del Centro Internacional de Reha-bilitación Postraumática (CIRP) de Yereván, Armenia. Karinen Tovmasian de 23 años, oriunda de Spitvak, y Hrach Stepanian de 24, oriundo de Ani, han decidido casarse; ella sufrió un trauma espinal en el terremoto de 1988, y él tuvo un accidente de automóvil ese mismo año. Se casarán en noviembre y piensan instalarse en Yereván.

Esta historia reconfortante destaca la función determinante que cumple el CIRP, ocupándose de los problemas físicos de los pacientes y ayudándoles a dar los primeros pasos por el camino de la recuperación psicológica.

El Centro fue fundado por la Federación, la Sociedad Nacional y el Ministerio de Salud de Armenia tras el terremoto de diciembre de 1988 que dejó un saldo de 25.000 muertos y unos 30.000 lesionados. Primer establecimiento de esta clase en la ex URSS, fue financiado por 26 Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, y seis gobiernos.

En el centro se tratan las secuelas físicas, psicológicas y sociales de las lesiones de médula espinal; los pacientes fueron víctimas de accidentes o del reciente conflicto de Nagorno-Karabaj. En el Departamento de Rehabilitación Profesional, pue-den aprender un oficio: tallado en madera, diseño de joyas, fa-bricación de calzado, tejido de alfombras o tapicería. Ahora, la Cruz Roja de Armenia trata de obtener fondos para comprar cajas de herramientas que los pacientes puedan llevarse consigo. Además de ganar ingresos suplementarios con la venta de artesanías, la capacitación y las herramientas les permitirán reintegrarse a la sociedad, una vez que vuelvan a su hogar.

Jessica Barry


El buen uso del emblema

Campaña de la Media Luna Roja de Jordania

El pasado 8 de mayo, Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, esta Sociedad Nacional inició una campaña para promover un mayor respeto del emblema de la media luna roja, sirviéndose de diversos medios para presentarlo y definirlo, explicar el buen uso del mismo y poner coto a los abusos.

En colaboración con el CICR, se produjo una película que se difundió por la televisión durante una semana; se entregaron carteles a ministerios y otras instituciones y servicios pertinentes, así como a las universidades, las asociaciones de estudiantes y las secciones de la Media Luna Roja. También se enviaron cartas a ministerios y servicios estatales y la Sociedad Nacional organizó varios coloquios sobre Derecho internacional humanitario y el respeto debido al emblema, y celebró un festival en el Palacio Real, bajo los auspicios de Su Alteza Real, el Príncipe Heredero Hassan y Su Alteza Real, la Princesa Tharwat, vicepresidenta honoraria de la Media Luna Roja de Jordania.


Fondo en favor del DIH

En breve, la Cruz Roja Islandesa comenzará a atribuir becas para estudiar DIH y DDHH. Las primeras becas se anunciaron el 8 de mayo, Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Las becas se financian con cargo a un fondo establecido en memoria de Sveinn Björnsson, primer presidente de la Cruz Roja Islandesa, que también fue presidente del país.


El término inglés “dissemination”

O los inconvenientes de una palabra que no se entiende

Hace poco, en un banquete, le di mi tarjeta al comensal que estaba a mi lado. En ella figuran mis señas y mi profesión, en inglés: “Dissemination Officer” (Encargado de difusión). Después de echarle una mirada, mi interlocutor se hechó a reir y cuando recobró la compostura, me dijo: “Por un momento pensé que su profesión era “Discrimination Officer” (Encargado de discriminación). Debí haberlo imaginado, pues no es la primera vez que ocurre algo semejante.

Esta es una de las tantas anédoctas que quiero contarles. Mi hermano sigue estando convencido de que trabajo para un programa de “inseminación” y hasta mi computador tiene algunas objeciones. El programa de corrección de la ortografía me sugiere que escoja otro término para explicar mis actividades. Por mí, encantado, pero ¿qué dirían mis jefes en Ginebra?

Sin embargo, no todo son problemas. Lanzar a la cara de la gente un pentasílabo de tal consonancia estimula la conversación y el intercambio de ideas. Una vez, una señora que me había escuchado durante una hora mientras trataba de explicar mi profesión, me preguntó: “¿Tiene algo que ver con las epidemias?”. Esto de la “dissemination” debería sonarle a “propagación” o “contaminación”. Debo confesar que la pregunta era pertinente, pues si bien pocos conocemos el concepto, muchos lo utilizan como si supieran de que hablan.

Sea como fuere, en todo el mundo se mantienen largas reuniones para decidir qué actividades se articularán en torno a la “dissemination”. Se trata por lo general de sensibilizar a la opinión pública sobre el Derecho internacional humanitario y de clarificar el cometido y la filosofía del Movimiento. Personalmente, preferiría que se aclarase el significado de “dissemination”.

Después de pasar un año batallando con la palabreja, me alegra saber que pronto volveré a una vida normal, y a usar palabras comunes. Pero también sé que habrá tardes tristes, en que añoraré los días pasados bregando con las cinco sílabas de “dissemination”.

Harri Saukkomaa
Productor finlandés de cine
documental, fue delegado de
difusión del CICR en Jerusalén, en 1994 y 1995.


Unir a los jóvenes

A fin de propiciar la estabilidad en la región de Srem-Baranya, el CICR lleva a cabo un proyecto comunitario para fomentar el diálogo entre jóvenes croatas y serbios. El proyecto tiene por objetivo alentar a la juventud de ambas comunidades a respetarse mutuamente, preocuparse por el bienestar común y motivarla para que formen secciones de la Cruz Roja de la Juventud en los centros de estudio.

Se ha previsto capacitar a profesores voluntarios de los establecimientos de enseñanza primaria y secundaria para que sirvan de catalizadores del proyecto y transmitan las ideas de la Cruz Roja a sus alumnos, ayudándoles a organizar actividades humanitarias en beneficio de sus comunidades. Esta promoción masiva de normas de conducta humanitaria fomentará los lazos de amistad entre los jóvenes croatas y serbios, alentándoles a concertar esfuerzos para encontrar soluciones a los problemas comunes.


Sensibilizar a los adolescentes

Enseñar los principios básicos del Derecho internacional humanitario en un territorio tan vasto como el de la ex Unión Soviética no es tarea fácil, pero el CICR ha preparado un de sus proyectos más ambiciosos: producir y distribuir 2.300.000 ejemplares de un texto escolar que transmita el mensaje humanitario en los establecimientos de enseñanza secundaria de la Federación de Rusia. Se han previsto proyectos similares en Georgia, Armenia, Azerbaiyán y Tayikistán

En la fase experimental, entre 1995 y 1996, se hicieron investigaciones en 17 regiones. El proyecto ya cuenta con la aprobación oficial del Ministerio de Educación de cada uno de los países citados y no tardará en ponerse en práctica. La idea es alentar a niños de 11 y 12 años a buscar en una selección de textos literarios comportamientos y reacciones ante la violencia.

Nino Gvaramadzé, ayudante de difusión oriundo de Tbilisi, Georgia, ha comprobado el interés de los niños por los temas abordados, sobre todo cuando tienen oportunidad de expresarse. El programa se va abriendo camino y Alain Deletroz, coordinador en Moscú, se muestra optimista pero es consciente de que los esfuerzos de hoy recién darán frutos en el futuro.

El programa cobra especial significado en las zonas devastadas por conflictos. Nigina Sadykova, ex profesora de francés en Dushanbe, Tayikistán, que hoy es ayudante de difusión, comenta: “Me es muy grato poner mis conocimientos al servicio de los niños de mi país... Me siento orgullosa cuando los veo ocuparse de los libros con tanto esmero.”

Lesly Botez


Proyecto modesto, diferencia enorme

Una pequeña comunidad haitiana recupera su manantial

Hasta donde recuerda la gente, Chanbren nunca tuvo su propia fuente de agua potable. La pequeña comunidad está en la “Plaine du cul-de-sac”, región de 85 kilómetros cuadrados donde a principios de siglo una empresa norteamericana, propietaria de grandes plantaciones de caña de azúcar, hizo perforar pozos en varios lugares y al no encontrar agua, abandonó la comarca.

Según Remiste Kernizan, que con 80 años es el más anciano de la aldea, un día el agua comenzó a brotar donde se habían practicado las perforaciones; entonces se construyó un tambor de hormigón armado para proteger el manantial. De todas maneras, el agua fue con-taminada por el polvo y el estiércol de los animales que venían a abrevarse y para procurarse agua potable, los niños tenían que caminar una hora.

En abril de este año, Phamilus Millus, uno de los 23 animadores regionales del Programa de microproyectos de la Cruz Roja de Haití visitó la comunidad para hablar con los aldeanos de lo que necesitaban sin demora: suministro de agua potable. Una vez hecho el estudio sobre la calidad y la cantidad de la reserva freática, se propuso una solución.

Con mano de obra y mate-riales locales, y el apoyo técnico y financiero de la Federación y de la Cruz Roja Neerlandesa, se construyó un tanque de 5.000 galones, que se conectó a una nueva fuente pública, ubicada a unos 20 metros. Los tres grifos de la fuente son utilizados por los 1.577 habitantes de la
comarca; el agua que rebasa queda en una cuba y se usa para lavar la ropa. La fuente está protegida por una valla para que los animales no se acerquen y vayan al nuevo abrevadero que no está muy lejos.

También se ha convertido en el lugar de reunión cotidiano de los aldeanos, que han previsto plantar algunos árboles y arbustos para que sea más acogedor.


Un modelo que hay que imitar

Actriz coreana promueve la donación de sangre

Una nueva “estrella” de la televisión se ha ofrecido voluntaria para promover la donación de sangre en Corea. Durante un año, pondrá sus cualidades de modelo y actriz al servicio de la campaña de la Cruz Roja de la República de Corea.

“La labor de la Cruz Roja en diferentes catástrofes me han impresionado enormemente y estoy feliz de participar en esta campaña”, declaró la Srta. Chi-Ho Kim que, conmovida por el espíritu de entrega de los jóvenes donantes, decidió hacer lo propio.


 
Página suiguiente


Arriba | Contáctenos | Créditos | Revista anteriore | Webmaster


© 2002 | Copyright