Volver a la página principal de la revista

Página suiguiente
 

Inundaciones en Asia

Mientras que las inundaciones en Europa central captaban gran parte de la atención mundial, devastadoras tormentas tropicales se abatieron sobre Asia, provocando inundaciones, causando estragos y cobrando muchas vidas.

El tifón Rusa, la tormenta tropical más devastadora de los últimos 43 años en la República de Corea, arremetió en el país, causando deslizamientos de tierra e inundaciones repentinas, y dejando un saldo de 128 muertos y desaparecidos. Voluntarios y miembros del personal de la Cruz Roja de la República de Corea intervinieron inmediatamente en las zonas afectadas. Además, las secciones de varias ciudades y provincias organizaron comedores populares para los damnificados y el personal de socorro.

En dos Estados de Myanmar hubo las peores inundaciones de que se tenga memoria. Más de 4.000 km2 de tierras de cultivo fueron anegadas a lo largo de los tres ríos principales del país, por lo que más de 10.000 familias necesitan asistencia de socorro sin demora. La Cruz Roja de Myanmar organizó distribuciones de suministros de socorro de emergencia.

En Camboya, la combinación de inundaciones y sequía causa honda preocupació
n porque los grupos más vulnerables del país se exponen a la hambruna el año próximo. Gracias a las lluvias recientes, la situación mejoró un poco en las ocho provincias aquejadas por la sequía, pero las grandes inundaciones en otras cinco provincias dejaron más de 1.000.000 de damnificados.

Las inundaciones en Tailandia también fueron las peores desde hace décadas y afectaron a 32 de las 76 provincias del país, principalmente las del norte y el centro, dañando unos 200.000 acres de tierras de cultivo. Según estimaciones, el costo económico de esta catástrofe supera los 4.000.000 de dólares. Voluntarios y miembros del personal de la Cruz Roja Tailandesa participan activamente en las operaciones de socorro.


Sitio del teatro de Moscú

Colaboradores de la Cruz Roja Rusa (CRR) prestaron asistencia a los rehenes liberados y a los afligidos familiares de las víctimas tras los acontecimientos traumáticos del sitio del teatro de Moscú en octubre. Su labor se vio enlutada al constatar que una de las víctimas mortales era una alta funcionaria de la CRR.

Funcionarios moscovitas de la salud declararon que casi 650 rehenes rescatados recibieron tratamiento por haber inhalado el gas utilizado por el personal de seguridad. En esta tempestad del teatro murieron 50 rebeldes chechenos.

Entre los rehenes muertos, uno solo no murió intoxicado por el gas, estaba Svetlana Apsheva, Jefa de Contabilidad de la CRR desde abril de 2002, que tenía 38 años y deja una hija de 16.

El personal y los voluntarios de la CRR realizaron su labor en el centro de crisis, instalado en una escuela de los alrededores del teatro sitiado, donde prestaron apoyo psicológico y servicios de búsqueda a las víctimas y sus familias. También administraron medicamentos a víctimas, soldados, policías e integrantes de las brigadas de rescate.

Durante la crisis, delegados y médicos del CICR entraron en el teatro para prestar asistencia médica a los rehenes y evacuar a algunos de ellos.


La Cruz Roja en la iniciativa mundial de inmunización

El Sr. Abbas Gullet, ex Secretario General de la Cruz Roja Keniata, fue nombrado miembro de la Junta Administrativa de la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización, integrada por 15 miembros, representantes de gobiernos, instituciones especializadas de la ONU, el Banco Mundial y varias otras organizaciones que se ocupan de cuestiones de inmunización. Esta alianza, creada en 1999 y conocida por la sigla en inglés GAVI, es una agrupación privada que obra por mejorar el acceso a las vacunas y los servicios de inmunización en los países pobres.

La GAVI también administra el Fondo Mundial para Vacunas Infantiles que ha recibido más de 1.000 millones de dólares de la Fundación Bill y Melinda Gates, y otros donantes. Con este fondo se financian las vacunas y el apoyo a los 74 países más pobres con miras a mejorar los sistemas de salud e incorporar vacunas nuevas o poco utilizadas, como en el caso de la hepatitis B.

"Será estimulante buscar la manera de explotar al máximo estos dos años para aportar a la meta de reducir el número de vidas que cobran las enfermedades infecciosas. La movilización social es fundamental para sensibilizar a las comunidades acerca de las vacunas y, al respecto, la Cruz Roja y la Media Luna Roja pueden desempeñar un papel importante", comentó el Sr. Gullet.

En los países que beneficiarán de la ayuda de la GAVI, diversas Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, así como miembros del personal de la Federación, servirán de vía de acceso. "A través de nuestra red de voluntarios de base, la Cruz Roja y la Media Luna Roja aportarán mucho a la iniciativa de la GAVI", concluye el Sr. Gullet


In Myanmar

Daw Aung San Suu Kyi, fundadora y dirigente de la Liga Nacional para la Democracia, que fuera liberada del arresto domiciliario, visitó la delegación del CICR en Yangún, el 17 de junio. La Sra. Suu Kyi pasó revista a las actividades humanitarias en su país. Desde mayo de 1999, con apoyo de las autoridades, delegados del CICR visitan periódicamente a las personas privadas de libertad. Además, desde 1996, el CICR lleva a cabo programas de prótesis ortopédicas para mutilados, en particular, las víctimas de minas terrestres.


Biotechnology and weapons

El CICR hizo un llamamiento público sobre "Biotecnología, armas y humanidad", en el cual pide que se reafirmen las normas por las que se prohíben las armas biológicas y se hagan controles más apropiados de la biotecnología potencialmente peligrosa. Este llamamiento se hizo en la clausura de una conferencia de dos días, auspiciada por el CICR, en Montreux, Suiza, en la que expertos gubernamentales e independientes evaluaron el riesgo del uso abusivo que puede hacerse de los adelantos en este ámbito.

En el llamamiento se apela a las autoridades políticas y militares, las comunidades científica y médica, así como a las industrias biotecnológica y farmacéutica a que "trabajen juntas para establecer controles eficaces de la biotecnología potencialmente peligrosa". También se pide que se refrenden a alto nivel las prohibiciones vigentes relativas al empleo de armas tóxicas y a la propagación deliberada de enfermedades, en particular, el Protocolo de Ginebra de 1925 y la Convención de 1972 sobre las Armas Biológicas. Asimismo, se insta a las autoridades nacionales a velar por que los miembros de las respectivas fuerzas armadas conozcan y respeten estas prohibiciones, y a enjuiciar a quienes las infrinjan. Por último, se exhorta a la comunidad científica y la industria biotecnológica a que aprueben "códigos de conducta destinados a prevenir la utilización abusiva de los agentes biológicos".

Para más información consulte la página web del CICR sobre Biotecnología, armas y humanidad, accesible en www.cicr.org

 
Página suiguiente


Arriba | Contáctenos | Créditos | Revista anteriore | Webmaster


© 2002 | Copyright