Volver a la p 'agina principal de la revista

 

Crónica fotográfica

Hambre y desesperación

Sequías. Conflicto armado y otras situaciones de violencia. Especulación con alimentos. Precios elevados de la energía. Cambio climático. Desigualdades en la producción y la distribución de alimentos. Cambio en los sistemas tradicionales de cultivo de la tierra y cría de animales Cansancio de los donantes. Éstas son algunas de las razones por las que, según el Informe Mundial sobre Desastres 2011 de la Federación Internacional, mil millones de personas sufren a diario de hambre y malnutrición a pesar de la gran producción mundial de alimentos. La crisis en el Cuerno de África es un ejemplo extremo y pone de relieve los motivos que hacen de la inseguridad alimentaria uno de los problemas humanitarios y diplomáticos más engorrosos que afronta el Movimiento. Mientras el Movimiento despliega ayuda de urgencia para salvar la vida de millones de personas, también debe preconizar la adopción de soluciones locales sostenibles en un mundo saturado de crisis naturales y provocadas por el hombre. Las fotos que se presentan a continuación del Cuerno de África y otros lugares del continente ilustran las causas y las consecuencias del hambre y transmiten un mensaje de esperanza para hallar soluciones adaptadas a cada lugar.

Mucho antes del ciclo de sequía más reciente, el CICR y la Media Luna Roja Somalí ya prestaban asistencia médica y alimentaria de emergencia en Somalia, incluso en las zonas controladas por los rebeldes. Arriba, una trabajadora de la Media Luna Roja Somalí ayudando en la construcción de un campamento para personas desplazadas en Puntlandia.
Fotografía: ©Olav Saltbones/CICR

Incluso antes de que la sequía y el conflicto desataran una migración masiva hacia Kenya y Etiopía, la violencia y la inseguridad alimentaria habían obligado a miles de personas a desplazarse a campamentos improvisados en Mogadiscio, capital de Somalia, donde tenían pocas perspectivas de sobrevivir. Abajo, una mujer y su hijo recién llegados a un campamento temporal en el distrito de Hodan de Mogadiscio.
Fotografía: ©Reuters/Feisal Omar, cortesía de www.alertnet.org

En el noreste de Kenya, cerca de la frontera con Somalia, hace cuatro años que hay sequía. Se han secado los manantiales y las personas gastan toda su energía acarreando agua. Las comunidades nómadas, que compiten por las tierras de pastoreo, han perdido aquí casi todas sus cabras, vacas y camellos, su única fuente de ingresos y alimentos.
Fotografías: ©Jakob Dall/Cruz Roja Danesa

En el noreste de Kenya, cerca de la frontera con Somalia, hace cuatro años que hay sequía. Se han secado los manantiales y las personas gastan toda su energía acarreando agua. Las comunidades nómadas, que compiten por las tierras de pastoreo, han perdido aquí casi todas sus cabras, vacas y camellos, su única fuente de ingresos y alimentos.
Fotografías: ©Jakob Dall/Cruz Roja Danesa

Con una población de aproximadamente medio millón de personas, el campamento de refugiados de Dadaab de Kenya es el más grande del mundo. Testamento de la naturaleza crónica de la violencia armada en la vecina Somalia y de la inseguridad alimentaria en la región, el campamento del ACNUR existe desde hace más de dos décadas; muchos adolescentes aquí no han conocido otro hogar. En la foto, los refugiados se congregan para rezar.
Fotografía: ©Reuters/Jonathan Ernst, cortesía de www.alertne.org

El Cuerno de África no es la única región donde los fenómenos climáticos están causando escasez alimentaria. En todo el mundo, las inundaciones, las tormentas tropicales y los incendios forestales arruinan los cultivos que son esenciales para la población. El lago Peñuelas, situado en las cercanías de Valparaíso, Chile, se ha secado casi completamente. La consecuencia de esto es que los precios de los alimentos se han disparado agravando la situación de los ciudadanos más pobres.
Fotografía: ©Reuters/Eliseo Fernández, cortesía de www.alertnet.org

La inseguridad alimentaria no siempre tiene que ver con la disponibilidad de alimentos. A nivel mundial, la cantidad de éstos es suficiente para alimentar una población creciente, pero a pesar de haberlos en abundancia, más de mil millones de personas pasan hambre. Una de las causas más difíciles de entender son los mercados de productos básicos.
Fotografía : ©REUTERS/Ajay Verma, cortesía de www.alertnet.org


La especulación en ciudades como Londres, Tokio o Chicago puede repercutir en los precios de los alimentos en países tan lejanos como la India, donde la inflación de dichos precios ha sido recientemente de dos dígitos.
Fotografía : ©REUTERS/Kevin Coombs; cortesía de www.alertnet.org

 A pesar de la desesperación generada por la inseguridad alimentaria crónica, hay motivos para la esperanza. La obtención de alimentos y de medios de subsistencia sostenibles está poniendo el poder de la producción de alimentos en manos locales. Una gran parte de los 10 millones de dólares recaudados por la Cruz Roja de Kenya para la campaña “Los kenyanos para Kenya”, por ejemplo, se destinaron al desarrollo agrícola. En Somalia, los proyectos del CICR han aumentado considerablemente la producción de granos y mejorado el estado sanitario del ganado, mientras que en otras partes los esfuerzos del Movimiento han transformado las comunidades dependientes en productores de alimentos. En la zona de Maphungwane de Swazilandia(derecha), miembros de la Cruz Roja de Swazilandia cultivan hortalizas en pequeñas parcelas como parte de un programa de seguridad alimentaria y generación de ingresos. Fotografía: ©Yoshi Shimizu/Federación Internacional

Abajo, el proyecto de recuperación del río Tana ayuda a los antiguos pastores a ganar dinero gracias al cultivo de bananas, mangos, papayas, pimientos, tomates y melones en 33 granjas cercanas. No obstante, el conflicto armado sigue siendo el principal obstáculo para la seguridad alimentaria duradera en el Cuerno de África y en todo el mundo. Causa y efecto a la vez de la inseguridad alimentaria, el conflicto plantea tal vez la mayor dificultad diplomática a quienes tratan de encontrar soluciones de largo plazo a la inseguridad alimentaria.
Fotografía: ©Jonathan Kalan/Federación Internacional

Arriba

Contáctenos

Créditos

Webmaster

2011 

Copyright