Pintura del Emperador japonés Meiji y la Emperatriz Shôken visitando a los heridos en Hiroshima durante la guerra ruso-japonesa (1904–1905). La Emperatriz Shôken ayudó a fundar la Cruz Roja Japonesa en 1887 y, en 1912, estableció un fondo internacional para aumentar las actividades de todas las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en tiempo de paz. El Fondo de la Emperatriz Shôken, que conmemoró este año sus 100 años de existencia, sigue contribuyendo a forjar la resiliencia de las personas vulnerables a través de las operaciones de socorro en casos de desastre, la reducción del riesgo en casos de desastre, la preparación, los programas de salud y otras actividades basadas en la comunidad.

Volver a la página
principal de la revista
 

Arriba

Contáctenos

Créditos

Webmaster

2012 

Copyright