Volver a la página principal de la revista

Danza del mundo

por Jean Milligan

Del 8 de mayo de 1999 al 8 de mayo de 2000, las Sociedades Nacionales, la Federación y el CICR celebrarán la entrada en el nuevo milenio con una serie coordinada de actos, programas y campañas. De lo serio a lo simbólico, estas manifestaciones ofrecerán algo para cada uno; por ejemplo hacciones de ámbito mundial como la conmemoración del cincuentenario de los Convenios de Ginebra; Un compromiso de futuro, y Perfil de 2.000 voluntarios. «Es una oportunidad única para que todo el Movimiento presente y ponga de relieve sus valores y actividades, manifieste su compromiso para el futuro y se exprese de manera unánime», explica Joana MacLean, coordinadora por la Federación del Año del milenio.

El 8 de mayo de 1999, Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, se dará inicio al Año del Milenio.

Las Sociedades Nacionales del mundo entero organizarán y promoverán el mayor número y variedad de bailes que puedan imaginar. Hasta ahora, 70 Sociedades Nacionales han confirmado su participación en esta actividad mundial, que llevará el título de Danza del Mundo.

La danza trasciende fronteras, respetando las distintas culturas y celebrando la universalidad y la diversidad del ser humano. Joanna MacLean explica el vínculo del Movimiento con la danza como sigue: «El mensaje, el idioma o el contexto pueden ser diferentes, pero todos nos proponemos aliviar el sufrimiento; al igual que sucede con las danzas, el estilo puede variar de un país a otro, pero todas son celebración del ritmo y de la fuerza espiritual».

Danza del Mundo englobará la policromía y vistosidad de los bailes latinoamericanos, la elegancia y la estética clásica de las danzas asiáticas, la magnificencia de los bailes de salón y las danzas folclóricas de Europa, la gracia ondulante de los isleños del Pacífico, la fuerza dramática y ritual de las danzas del Oriente Medio y la exhuberancia de los tambores y ritmos africanos y caribeños. Esta paleta de colores, movimientos y rostros plasmará el compromiso con los valores humanitarios universales que promueve el Movimiento.

A lo largo y ancho del planeta, las Sociedades Nacionales están organizando actividades. Una de ellas ha reservado la sala de conciertos más conocida de la capital de su país y ha invitado a grupos de todo el territorio a tomar parte en una maratón de baile. Otra, con el apoyo del Ministerio de la Juventud y el Deporte, colabora con los establecimientos de enseñanza de todo el país que organizan actos con motivo de Danza del Mundo. Una tercera está tratando de coordinarse con las Sociedades Nacionales de países vecinos para bailar en las fronteras.

El tiempo vuela, pero todavía es tiempo para que cada miembro o simpatizante de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja contribuya a hacer de Danza del Mundo un éxito mundial. A propósito, ¿tiene usted algo previsto para el 8 de mayo? ¿Qué diría de empezar a ensayar unos pasos de baile?

Jean Milligan



Arriba | Contáctenos | Créditos | Revista anteriore | Webmaster


© 2003 | Copyright