Volver a la página
principal de la revista


Acabar con las divisiones en Irlanda del Norte
Robin de Baere

Irlanda del Norte lleva más de 30 años viviendo en medio de la violencia política. A pesar de su fragilidad, el actual proceso de paz se anuncia como un nuevo comienzo que podrá acabar con años de división sectaria.
En este clima de reconciliación, la Cruz Roja Británica está en medida de contribuir a la educación de la nueva generación en Irlanda del Norte.

En 1999, el CICR asignó un delegado a la Sociedad de la Cruz Roja Británica para que estableciera una estrategia de comunicación con miras a afianzar la cooperación con la Cruz Roja Irlandesa. El proyecto transfronterizo e intercomunitario funciona desde entonces. Una de las iniciativas más exitosas del proyecto fue la utilización experimental de material didáctico en centros de enseñanza secundaria de Irlanda del Norte. Este material del proyecto Exploremos el derecho humanitario (EDH), se preparó para contribuir a difundir conocimientos sobre derecho internacional huma-nitario y cuestiones anexas a los adolescentes.

El objetivo del proyecto es ofrecer recursos de aprendizaje que pueden incorporarse en los programas de secundaria y se concibió en cooperación con 17 asociados: Bosnia-Herzegovina, Burundi, Chile, Djibouti, Estados Unidos, Irlanda del Norte (Reino Unido), Irlanda, Israel, Líbano, Lituania, Marruecos, México, Noruega, la Autoridad Nacional Palestina, Senegal, Sudáfrica, Tailandia.

El material consta de módulos de educación básica que pueden adaptarse para utilizarlos con jóvenes de 13 a 18 años. El programa contiene una serie de guiones y lecciones cuyo objetivo es mejorar el conocimiento de cuestiones de orden ético y humanitario, relacionadas con situaciones de conflicto armado. Los módulos, que ya se publicaron en inglés, en breve se publicarán en árabe, español y francés.

Educación ciudadana

El proyecto EDH se ajusta muy bien al creciente hincapié que se hace en la promoción de los derechos humanos y de una ciudadanía responsable en el ámbito del proceso de paz y de reconciliación de Irlanda del Norte. Según los términos del "Acuerdo del Viernes Santo" (acuerdo político firmado en 1998 que sienta las bases del tratado de paz de Irlanda del Norte), se viene dando prioridad a la creación de una "cultura de derechos humanos" en toda la República de Irlanda y en Irlanda del Norte.

El EDH fue ideado para estimular a los jóvenes a participar activamente y debatir sobre cuestiones relacionadas con la educación de una nueva generación en Irlanda del Norte. Expertos en educación han encomiado la flexibilidad y variedad del programa. "Hay muchos relatos útiles, estudios de caso y video clips en este programa que podrían incorporarse en las actividades de educación, sobre todo cuando la investigación es de escala europea y mundial", comenta Bernie Kells, Encargado de Recursos y Desarrollo Ciudadanos de la Universidad de Ulster, y añade que la mayor parte del sistema educativo aquí sigue estando dividido conforme a las líneas de demarcación de las comunidades. Los primeras pruebas del material tuvieron lugar en centros de enseñanza católicos y protestantes, que representan 95% de los establecimientos de Irlanda del Norte. Tambiénse experimentaron en el sector escolar integrado. El concepto de derecho humanitario se presentó sencillamente a los estudiantes con preguntas tales como: ¿Qué es la dignidad humana? ¿Qué es la guerra? ¿Qué es un civil? ¿Qué saben de guerras pasadas o actuales?

"Fue interesante comprobar que los estudiantes reaccionaban de forma diferente a estas preguntas, según su propio punto de vista y el de sus coetáneos. La mayoría no sabía mucho acerca de los conflictos armados de otras partes del mundo. Cuando respondían a estas preguntas, los jóvenes hablaban de acontecimientos de los últimos 30 años del conflicto armado de aquí", explica Bernie Kells.

En escena

Siendo uno de los sitios asociados, el contexto de Irlanda del Norte aportó al desarrollo del proyecto EDH en forma muy concreta, sugiriendo que se utilizara el teatro como medio complementario del material didáctico. Cuando los miembros del equipo del CICR que se ocupa del EDH estuvieron en Belfast para hablar del material del proyecto, les presentaron al grupo de teatro First Call-Youth ways integrado por jóvenes, y que luego desempeñó un papel importante en la labor de investigación y diseño de los módulos del EDH a escala mundial.

Los jóvenes interpretan escenas que traducen el sufrimiento de las víctimas de conflictos armados, y algunas representaciones fueron grabadas en vídeo. Educadores y trabajadores humanitarios del mundo entero, al ver la pujanza de las mismas preguntaron si existía la posibilidad de enseñar esas técnicas de interpretación a docentes de otros lugares del mundo. Entonces, se inició la labor con otro grupo de jóvenes y los cursos se fueron filmando para preparar un vídeo de formación de docentes.

 

La finalidad del proyecto EDH es inculcar una cultura de paz a las generaciones más jóvenes.
En Irlanda del Norte los jóvenes representan escenas sobre el drama de las víctimas de la guerra.

Perspectiva internacional

La mayoría de los docentes que participaron en el proyecto estaba de acuerdo en que la perspectiva mundial del EDH podría contribuir a superar los efectos nefastos de una larga tradición de espíritu de capilla y segregación. "Además de ofrecer a los jóvenes la oportunidad de reflexionar sobre la escala de los conflictos armados, tanto dentro como fuera de Irlanda del Norte, es muy pertinente en cuanto lo que viven a diario", afirma Millie Stevenson, profesora del liceo Bangor.

Al igual que otros colegas Ruth Bleakes, profesora del liceo Banbridge, piensa que el material puede utilizarse en diversos cursos: teatro, inglés, historia, geografía, estudios religiosos, etc.

Globalmente, la puesta en marcha del proyecto EDH en Irlanda del Norte ha demostrado que puede perfectamente formar parte de los programas habituales. A tales efectos, dos expertos en educación participaron en un curso de formación de cinco días, destinado a docentes del EDH que fue organizado por el CICR en Ginebra. Uno de ellos fue Brigid Murray, del Consejo de Educación de Belfast, quien señaló: "Con el proyecto EDH la Cruz Roja ha preparado una serie completa de material didáctico. En este cursillo, los participantes tuvimos la oportunidad de familiarizarnos con el contenido y las metodologías que podrían emplearse para transmitir los conceptos a los jóvenes. En el contexto de Irlanda del Norte es probable que este material se integre en el programa de educación ciudadana propuesto."

Principales objetivos

El proyecto transfronterizo e intercomunitario en Irlanda del Norte

  • la República de Irlanda tiene por objetivos:
    o Promover los Principios Fundamentales del Movimiento
  • las normas básicas del derecho internacional humanitario entre jóvenes, académicos y demás grupos pertinentes, en el ámbito del proceso de paz y reconciliación de Irlanda del Norte.
  • Reforzar la cooperación y el intercambio de ideas entre la Cruz Roja Británica y la Cruz Roja Irlandesa mediante la identificación y la realización de proyectos y actividades comunes.
  • Proyectar una mejor imagen de la Cruz Roja en ambas partes de Irlanda
  • Aumentar la participación de jóvenes en la labor de la Cruz Roja
  • Contribuir a establecer una base de voluntarios representativa de todas las secciones de la comunidad de Irlanda del Norte

En vista de esta experiencia positiva en Irlanda del Norte, la Cruz Roja Británica decidió que el EDH servirá para preparar material didáctico que podrá ser utilizado para instruir a jóvenes de todo el Reino Unido.

Robin de Baere
Encargada de proyectos del CICR en Belfast, trabaja con la Cruz Roja Británica.



Arriba | Contáctenos | Créditos | Revista actual | Webmaster


© 2001 | Copyright