Volver a la página
principal de la revista
 
 

Desde 1989, África occidental soporta las consecuencias catastróficas de permanentes conflictos. Primero en Liberia, luego en Sierra Leona y Guinea. Ghana, Togo, Nigeria, todos estos países han sufrido una guerra civil. Y los disturbios más recientes en Côte d'Ivoire hacen tambalear la estabilidad de toda la región. La violencia ha costado la vida a miles de personas, ha obligado a millones a abandonar su hogar y ha arruinado las economías locales. Pero muy pocos medios de comunicación del mundo se han hecho eco de esta guerra.

La crisis en Iraq ha sido el centro de la atención durante el pasado año y los conflictos considerados difíciles de resolver fueron relegados al olvido. Se hace caso omiso de las peticiones para impedir que África occidental siga destrozándose mientras los líderes mundiales optan por ocuparse de lo que está en primer plano.

Como se reseña en este número de la revista, la crisis de África occidental y la de Iraq están afectando a la población civil, las más de las veces debido a la insuficiencia de los servicios públicos, especialmente la atención de salud, la educación, el abastecimiento de agua y de electricidad. En cada caso, el CICR ha recordado a todas las partes en los conflictos que, de conformidad con las disposiciones del derecho de La Haya y los Convenios de Ginebra, incumbe, en primer lugar, a las potencias ocupantes o a los grupos armados la responsabilidad de velar por el orden y la seguridad. Tanto en África occidental como en Iraq, el Movimiento está haciendo todo lo posible por cumplir su misión y mantener los servicios esenciales. Pero también es deber del Movimiento recordar a la comunidad internacional que el sufrimiento en África occidental requiere una respuesta tan amplia como la de Iraq. Precisamente es las crisis olvidadas uno de los temas de la próxima Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

Pero nosotros también podemos confundir las prioridades tratando de cubrir los cada vez más reducidos presupuestos. Los cálculos de los distintos llamamientos de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja muestran que la cantidad asignada a un solo beneficiario en Iraq es treinta veces superior a la de uno en África occidental. Hoy más que nunca, debemos ser consecuentes con nuestro compromiso de proteger la dignidad humana y aliviar el sufrimiento dondequiera que sea y en un pie de igualdad.

En este número de la revista, abordamos también otros temas, como la inauguración oficial de la Corte Penal Internacional, cuyo éxito depende de su capacidad para actuar universalmente, y el proyecto que está llevando a cabo la Cruz Roja Nicaragüense con las pandillas que libran su propio tipo de batalla urbana.


Jean-François Berger
Redactor del CICR

Joe Lowry
Jefe de Comunicación de la Federación Internacional


Arriba | Contáctenos | Créditos | Revista anteriore | Webmaster


© 2003 | Copyright