Volver a la página principal de la revista

Página suiguiente
 


©Marko Kokic /
Federación Internacional

Proteger a los himbas de Namibia

Frente a la mundialización, un pequeño grupo de pastores tribales que viven en la región noroccidental de Namibia, los himbas, ha logrado en gran medida preservar su estilo de vida tradicional. Lamentablemente, algunas de sus costumbres y tradiciones podrían acabar con ellos. Ciertas prácticas culturales de los himbas los vuelven particularmente vulnerables al VIH/SIDA. Este pueblo practica la poligamia. La actividad sexual comienza cuando todavía son muy jóvenes.

Las mujeres llegan al matrimonio por casamientos arreglados y en su mayoría quedan embarazadas a muy temprana edad. Ellas representan la tasa de mortalidad materna más alta del país. Fundada por la Cruz Roja Americana, la filial de Opuwo de la Cruz Roja inició un proyecto de salud reproductiva en 2001 para resolver éste y otros problemas afines.

“Informamos a los himbas y otras tribus sobre la atención antes y después del parto, la anticoncepción, la planificación familiar, así como sobre las enfermedades de transmisión sexual y el VIH/SIDA”, comenta Reheza Tyiraso, delegada del programa de salud reproductiva.

Los himbas han comenzado a casarse con otros pueblos tribales, como los zembas y los herreros. Pero al casarse fuera de su tribu se exponen al VIH/SIDA. El año pasado se registraron siete casos de VIH/SIDA en Opuwo y sus alrededores, y algunos eran himbas.

A pesar de que algunos himbas se dan cuenta de las consecuencias catastróficas que el VIH/SIDA puede tener en su comunidad, convencerlos a todos de la urgencia del problema es una ingente tarea.

Los himbas se encuentran ante una difícil disyuntiva. Si logran prevenir la propagación del VIH/SIDA en su comunidad, será sin duda alguna a costa de sus usanzas y tradiciones.



©Ursula Meissner / CICR

Formación de emergencia

En septiembre de 2003, el CICR, en colaboración con el Ministerio palestino de Salud y la Media Luna Roja Palestina, organizó cursos de formación en primeros auxilios en los territorios palestinos, entre ellos Ramala, Gaza, Hebrón, Yenín y Belén. Estos cursos están destinados al personal de ambulancias, enfermeras, médicos y personal de sala de urgencias y forman parte de un programa de capacitación iniciado en 2001. Esta formación tiene por objetivo enseñar los conocimientos necesarios para responder a los llamados de emergencia en los territorios ocupados ante los impedimentos para circular libremente que afectan a los profesionales de la salud y los pacientes. El CICR coopera con la Media Luna Roja Palestina en los ámbitos del derecho humanitario y de las actividades de búsqueda y restablecimiento del contacto entre familiares.



©François Florin / Fondation Hirondelle

Radio Hirondelle

La Fundación Hirondelle recibió el premio 2003 de la Fundación Henry Dunant por su extraordinaria contribución en el campo de la información de los medios de comunicación en las zonas de guerra. El galardón tiene por objeto recompensar a las personas u organizaciones que trabajan por el desarrollo y la reafirmación de los ideales de Henry Dunant.

Con sede en Ginebra, la Fundación Hirondelle produce programas radiofónicos y de otros medios de comunicación independientes en países en desarrollo y convulsionados por la guerra, de manera individual o en asociación con las Naciones Unidas. Ha lanzado Star Radio en Liberia, Blue Sky en Kosovo y Radio Agatashya en Rwanda, Burundi y Kivu. Actualmente la Fundación Hirondelle se ocupa de Radio Ndeke Luka en la República Centroafricana, la Agencia de Información en el Tribunal Penal Internacional de Arusha, así como Radio Okapi en la República Popular Democrática del Congo.



©Federación Internacional

Un sobresaliente en primeros auxilios

El sábado 13 de septiembre, unas 100 Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja de todos los continentes celebraron por primera vez el “Día Mundial de los Primeros Auxilios”, en torno al tema “Primeros auxilios, un gesto de humanidad que marca la diferencia”.

Las 179 Sociedades miembros de la Federación Internacional han emprendido programas de primeros auxilios. “Los primeros auxilios son una expresión de solidaridad, y ésta es más que un simple concepto valioso y reconfortante”, dice Markku Niskala, Secretario General interino de la Federación. “La solidaridad salva vidas no sólo en situaciones de desastre, sino en cualquier circunstancia cotidiana, en el lugar de trabajo, en la carretera, en la playa, en el hogar. La solidaridad es una actitud personal que induce a las personas a brindarse protección y apoyo entre sí, sin importar la raza, la religión o el grupo étnico al que pertenecen. Supone prodigar cuidados y, a veces, es la diferencia entre la vida y la muerte”.

Son la gente corriente y los voluntarios, a menudo no profesionales, quienes se movilizan para proporcionar esa ayuda inicial y que a diario aporta un cambio real en el lugar del desastre. La formación en primeros auxilios de la Cruz Roja y la Media Luna Roja trata de infundir esa confianza vital para actuar y cambiar el comportamiento.



©Thierry Gassmann / CICR

Prisioneros vuelven a casa

El 1 de septiembre, el CICR repatrió a 243 prisioneros marroquíes liberados por el Frente Polisario, entre los cuales había 14 oficiales (uno pasó 28 años en cautiverio) y 13 civiles.

Delegados del CICR, entre ellos dos médicos, se entrevistaron sin testigos con todos los prisioneros para cerciorarse de que querían volver. Los prisioneros dejaron Tinduf (Argelia) a bordo de un avión fletado por el CICR y fueron entregados a las autoridades marroquíes en la base militar de Inezgane, cerca de Agadir. Desde enero de 2000, el CICR ha participado en la repatriación de 946 prisioneros marroquíes. Hasta la fecha, sigue habiendo 914 marroquíes privados de libertad, la mitad de los cuales desde hace más de 20 años. En espera de su repatriación, el CICR sigue visitándolos con regularidad y les presta asistencia médica. Contribuye asimismo a mantener el contacto entre los prisioneros y los familiares, facilitando el intercambio de mensajes de Cruz Roja y el envío de paquetes familiares, por una parte, y visitando a los respectivos familiares en Marruecos, por otra. El CICR, preocupado por el deterioro del estado de salud de las personas aún cautivas, reitera su llamamiento en favor de su liberación inmediata, de conformidad con las disposiciones del derecho internacional humanitario.


 

Decisiva reunión sobre minas en Bangkok

Del 15 al 19 de septiembre, se celebró en Bangkok la Quinta Reunión de los Estados Partes en la Convención sobre la prohibición del empleo, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersonal y sobre su destrucción (Convención de Ottawa). Esta reunión se produjo en un momento decisivo. Con la vista puesta en la Primera Conferencia de Examen prevista para fines de 2004, contribuyó, pues, a impulsar los esfuerzos para que los gobiernos renueven su compromiso con los objetivos de la Convención de Ottawa y su cabal aplicación.

Hace seis años, la aprobación de la Convención sobre la prohibición de las minas terrestres antipersonal dio mucha esperanza a las comunidades afectadas por las minas en todo el mundo. Desde entonces se han obtenido no pocos logros. En total, 136 Estados han ratificado la Convención o se han adherido a ella, el último de los cuales fue Belarús (que posee unos 4,5 millones de minas antipersonal) el 3 de septiembre. Los Estados Partes han destruido más de 30 millones de minas antipersonal almacenadas. Se están llevando a cabo actividades de desminado en la mayoría de los países afectados por las minas en todo el mundo. Es más, donde se aplican las normas de la Convención, se están salvando vidas y medios de subsistencia —el número anual de víctimas se ha reducido hasta en dos tercios en países como Bosnia y Herzegovina, Camboya y Croacia.

No obstante, los ambiciosos plazos de la Convención para completar la remoción de minas, que comienzan para muchos Estados en 2009, y su promesa a largo plazo de proporcionar asistencia y rehabilitación a las víctimas de las minas terrestres exigirán un interés político sostenido y crecientes recursos en los próximos años.


 
Página suiguiente


Arriba | Contáctenos | Créditos | Revista anteriore | Webmaster | © 2002 | Copyright