Volver a la página principal de la revista

Página suiguiente
 


 

 

 

 

 


REUTERS / Kai Pfaffenbach, Cortesía de www.alertnet.org

Día aciago en Madrid

El 11 de marzo temprano en la mañana en plena hora punta, se produjeron varias explosiones en tres diferentes estaciones de trenes de la capital española, dejando un saldo de unos 200 muertos y más de 1.400 heridos. Los voluntarios y el personal de la Cruz Roja Española trabajaron sin descanso para auxiliar a las víctimas. Trasladaron los heridos a los hospitales y desplegaron cinco unidades móviles para colectar sangre. Además, se pusieron a disposición botiquines de primeros auxilio, sacos mortuorios, muletas, mantas y otros socorros, procedentes de las reservas de la Sociedad Nacional.

Unos 900 voluntarios de la Cruz Roja prestaron atención médica y apoyo psicológico y se encargaron del servicio de llamadas instalado en un centro de búsqueda. El centro de coordinación de la Cruz Roja recibió más de 8.000 llamadas solicitando información sobre parientes y ofreciendo colaboración o donaciones de sangre.

La Federación Internacional y sus Sociedades Nacionales miembros manifestaron su solidaridad con la Cruz Roja Española. Juan Manuel Suárez del Toro, presidente de la Federación Internacional y de la Cruz Roja Española, está agradecido por todos los mensajes de consuelo y condolencias recibidos de todo el mundo en respuesta a esta terrible tragedia.


Creado a instancias del CICR, el Foro Humanitario de Ginebra es una asociación cuya piedra angular es un portal de Internet, en inglés, abierto a todos. "Ginebra es la ciudad donde hay la mayor concentración de trabajadores humanitarios del mundo. Pero ¿interactúan y trabajan juntos en cuestiones de interés común para la comunidad humanitaria? Asimismo, ¿los trabajadores humanitarios y los académicos, que muestran un creciente interés en los asuntos humanitarios, mancomunan sus recursos para abordar algunas de las más importantes cuestiones de nuestro tiempo? ¡No con suficiente frecuencia!

"La ambición del Foro es ayudar a Ginebra a reunir a todos estos talentos a fin de convertirse en el centro de la excelencia en materia de asuntos humanitarios ", destaca Jean-Michel Monod, presidente del Foro. Establecido en julio de 2003 con el apoyo del CICR, de la Geneva International Academic Network (GIAN), del Museo Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y del Centro para el Diálogo Humanitario, el Foro Humanitario es financiado en parte por la Confederación Suiza. En febrero, tuvo lugar la primera conferencia electrónica sobre el tema del agua y los conflictos. Para más información sobre los servicios prestados por el Foro, consulte: www.genevahumanitarianforum.org.


©Rosemarie North
Federación Internacional

Prevención del SIDA en Myanmar

La vida de un camionero o de un conductor de ómnibus que recorre largas distancias puede ser bastante solitaria. Los conductores de Myanmar pueden encontrarse en medio de la noche en algún cruce de la frontera con Tailandia o China con muchas horas de espera por delante. El comercio de sexo barato existente en los alrededores hace que los hombres sean, sin duda alguna, uno de los grupos que mayor riesgo corren con respecto al VIH/SIDA. "Trabajan lejos de su hogar, muchos tienen varias parejas sexuales y es poco probable que usen preservativos", afirma el Dr. Tun Aung Shwe, de la Cruz Roja de Myanmar, explicando los motivos que han impulsado a la organización a trabajar con los choferes.

Resulta difícil saber cuántas personas seropositivas hay en Myanmar. El gobierno habla de unas 177.000, pero UNICEF estima que son alrededor de medio millón.

Para alentar a los conductores de ómnibus y camiones a proteger su salud, la Cruz Roja cuenta con la influencia de otros conductores y personas que trabajan con ellos para organizar charlas con sus colegas acerca del VIH/SIDA. Hasta el momento, de los 3.400 conductores que hay en la capital, Yangon, 2.400 se han beneficiado de este programa de educación interpares en materia de VIH/SIDA, programa que la Cruz Roja extendió en junio de 2003 a otras regiones remotas. La organización humanitaria ha dirigido también el programa a los guardianes de prisión, los agentes de policía en formación y los funcionarios.


©Marko Kokic /
Federación Internacional

Una feliz iniciativa

HoneyKids es un grupo de niños que viven en Texas Hill Country y se dedican a la cría de abejas. Virgil Grandfield, tío de los niños, divide su tiempo entre el trabajo como delegado sobre el terreno para la Cruz Roja Canadiense y vivir cerca de sus sobrinos. Gracias al impulso de Grandfield, HoneyKids ha participado recientemente en la recaudación de fondos para la campaña de lucha contra el sarampión. En efecto, HoneyKids ha destinado la mitad de los ingresos obtenidos de la venta de frascos de miel a la iniciativa para combatir el sarampión, a fin de prestar apoyo a la campaña de vacunación de niños en África.

El lema en los frascos de miel es Gloria in tenui (gloria en las cosas pequeñas), frase del poeta romano Virgilio, extraído de las Geórgicas sobre la apicultura. Sin duda alguna este grupo está cumpliendo una tarea pequeña; en apenas dos meses han recolectado casi 1.000 dólares para la iniciativa contra el sarampión, cantidad suficiente para vacunar a 1.000 niños. Granfield recuerda que en septiembre ya habían podido salvar a más 200 niños gracias a una colecta de más de 200 dólares.


©Thierry Gassmann / CICR

Jugar en favor de los niños en la guerra

El CICR y la Unión de Asociaciones de Fútbol Europeas (UEFA), reunidos en una asociación excepcional desde 1997, aúnan nuevamente sus esfuerzos para dar a conocer la suerte que corren los niños en la guerra, esta vez en el marco del campeonato EURO 2004. Participarán en esta prestigiosa competición futbolística 16 equipos nacionales. Más de siete mil millones de telespectadores seguirán los 31 partidos que se disputarán desde el 12 de junio al 4 de julio de 2004. El CICR aprovechará esta oportunidad única para subrayar la necesidad de proteger a los niños que viven en las zonas de conflicto y hará hincapié en la reunión de los niños con sus familiares, la asistencia para su recuperación física y psicológica, la satisfacción de sus necesidades básicas y la campaña contra el recurso a los niños soldados.

El célebre árbitro internacional, Pierluigi Collina, fue nombrado embajador oficial de la campaña "Los niños en la guerra" junto con otros tres árbitros internacionales -Anders Fisk (Suecia), Markus Merk (Alemania) y Lubos Michel (Eslovaquia). Los árbitros tienen un papel esencial en el campo de fútbol para que los jugadores respeten las reglas del juego; del mismo modo, el CICR debe hacer todo lo posible por que las partes en un conflicto respeten las normas de la guerra, en cierta medida para limitar los efectos del conflicto en los niños. El grupo de árbitros dirigidos por Collina encarnará el respeto por las reglas del fútbol ofreciendo una forma convincente de transmitir este mensaje humanitario esencial a lo largo de todo el campeonato. La campaña UEFA/CICR destinada a la protección de los niños en la guerra está cobrando un auge en toda Europa y las Sociedades Nacionales de los países calificados se están uniendo a la campaña. Otros miembros de la familia de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, como la Cruz Roja Islandesa, se han sumado a la causa aunque sus países no se calificaron para el EURO 2004.


© Federación Internacional

Empezar por casa

La Federación Internacional ha creado un fondo para enfrentar la amenaza sin precedentes que plantea el VIH/SIDA a la labor de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, prosiguiendo así sus esfuerzos por apoyar a su propia gente afectada por el SIDA.

El Fondo Masambo permitirá al personal y a los voluntarios de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja afectados por el VIH/SIDA tener acceso a la terapia antirretrovírica. La decisión de crear un fondo y ponerle el nombre de Masambo surgió después de que se presentara a la Asamblea General de la Federación Internacional la historia de una colaboradora de la Cruz Roja de Zimbabwe que trabajó durante mucho tiempo en el programa de atención a domicilio de la organización en favor de las familias afectadas por el VIH/SIDA. Masambo murió a fines de 2001.

"En nuestra organización debe de haber por lo menos unas 200.000 personas que viven con el VIH/SIDA. Es un problema grave no sólo para nuestra labor sino también para la supervivencia misma de la organización", observa Razia Essack-Kauaria, miembro de la Junta de Gobierno de la Federación Internacional y secretaria general de la Cruz Roja de Namibia.

Se prevé que con un mínimo de contribuciones se logre ayudar inicialmente a unas 300 personas a ponerse en tratamiento. Se garantizará a cada una el suministro de medicamentos durante cinco años y se dará prioridad a las de los países donde no hay otra posibilidad de financiación.


 
Página suiguiente


Arriba | Contáctenos | Créditos | Revista anteriore | Webmaster | ©2004 | Copyright