Volver a la página principal de la revista

El derecho islámico y los Convenios de Ginebra

 

¿Cuál es la relación entre el Islam y el derecho internacional humanitario? Este tema ha cobrado aún mayor pertinencia desde lo ocurrido el 11 de septiembre de 2001 y da lugar a un diálogo fructífero entre expertos de ambas disciplinas, como el que se celebró recientemente en la ciudad iraní de Qom.

Nada mejor que deambular por las calles de Qom, a 150 km de Teherán, para darse cuenta de la influencia de esta ciudad en los chiítas. Ciudad de peregrinación, Qom atrae a miles de fieles de Irán, Iraq, Pakistán y Afganistán, que acuden al mausoleo de Fátima Ma’sumeh, hermana del imán Reza, el octavo imán de los chiítas. Día y noche, viajeros cansados, entre ellos muchos enfermos y discapacitados, se agolpan ante el santuario para alabar a Alá. En las salas contiguas, tapizadas de alfombras persas, hombres coronados con sus turbantes rezan y comentan en grupos pequeños párrafos del Corán según un rito que se inscribe en la larga tradición del Islam. Porque Qom es también una prestigiosa ciudad de investigaciones teológicas, donde más de 30.000 estudiantes analizan los textos fundamentales y la ley islámica o sharia, que significa literalmente “el sendero que conduce al abrevadero”.

En esta ciudad santa del chiísmo, tuvo lugar en noviembre pasado un coloquio sin precedentes en la República Islámica de Irán, que congregó a más de 300 participantes en el vasto recinto de Hawze e Elmiyeh. Esta conferencia fue organizada por el CICR, la Media Luna Roja de Irán y algunas grandes instituciones de Irán como la Ahl-e Beit World Assembly, el Centro de Estudios Políticos e Internacionales del Ministerio iraní de Relaciones Exteriores, la Universidad Imam Sadiq, el Centro Internacional de Estudios Islámicos, la Islamic Culture and Communications Organization, el Islamic Science and Culture Research Centre, la Universidad de Sheik Mofid de Qom, los centros teológicos de Qom (Hawza) y el World Forum For Proximity of Islamic Schools of Thought. Los participantes eran en su mayoría ulemas, doctores en ley islámicaque incluyen ayatolas y representantes de los centros y escuelas coránicas. Para Mohammed Reza Dast Gheib, consultor del CICR radicado en Qom, “una reunión como ésta es ante todo un proceso de concertación que implica a eminentes representantes de las diversas corrientes e instituciones religiosas de Qom, Teherán y Mashad”.

Durante las dos jornadas de trabajo, interrumpidas por momentos de oración, los debates versaron sobre las relaciones entre el Islam y derecho internacional humanitario. En torno a este tema muy de actualidad, los participantes intercambiaron sus puntos de vista sobre la protección de las víctimas de conflictos armados a través del prisma de los valores intrínsecos del Islam y de su jurisprudencia (fiqh), así como en relación con el derecho de Ginebra. “Explorar y extraer la sustancia de índole humanitaria de las fuentes relativas al Islam es una tarea colosal que debemos proseguir”, subrayó el Ayatola Amid Zanjani, director de la Universidad de Teherán. Desde esta perspectiva, ¿qué trato prescribe el Corán, principal fuente del derecho islámico, para los prisioneros de guerra, los heridos y los civiles? Ante la noción de terrorismo, ¿qué códigos y qué enfoques jurídicos pueden aplicarse? ¿Dónde convergen principalmente la ley islámica y el derecho internacional humanitario? Estas cuestiones dieron lugar a respuestas contrastadas e impregnadas del peso de la historia y de la costumbre que gestaron la ley islámica en el siglo VI mientras que en comparación el derecho internacional humanitario, moderno y laico que data de hace 150 años, es relativamente joven sobre todo si se hace abstracción de sus raíces judeocristianas.

Encontrar un terreno común

Los debates giraron también en torno a la situación actual de Iraq y Afganistán, dos países musulmanes vecinos de Irán, caracterizada por la presencia de Estados occidentales y no musulmanes que combaten contra grupos musulmanes. En estos dos conflictos, la violencia cotidiana contra los civiles evidencia la amplitud de la brecha entre las normas jurídicas y su aplicación.

Pero fuera de esta funesta constatación, los participantes que se expresaban bajo una bandera que contenía extractos del Corán y de los Convenios de Ginebra (véase p. 22) lograron llegar a una convergencia mayor, es decir, a que la ley islámica y el derecho humanitario se sustentan en un pilar común y presentan más semejanzas que diferencias. En resumen, ambas doctrinas coinciden en el carácter sagrado de la vida, de la dignidad humana y en la necesidad de dar muestras de compasión hacia el enemigo capturado. “Es importante debatir cuestiones religiosas, éticas y jurídicas en un lenguaje que sea inteligible para todas las culturas”, comenta el jeque Sanad de Bahrein. Con esto está de acuerdo también Olivier Vodoz, que encabezaba la delegación del CICR y para quien el encuentro en Qom “contribuye a hacer más accesible la labor neutral e independiente del CICR”. Por su parte, Sirvan Mohammed, ex prisionero e inválido de la guerra entre Iraq e Irán, cuya asistencia patrocinó la Media Luna Roja de Irán, expresa el deseo de que “este diálogo promueva verdaderos progresos en la aplicación de los Convenios de Ginebra”.

A todas luces, la reunión de Qom constituye un jalón importante para el CICR y los expertos en jurisprudencia islámica, de la cual se hicieron ampliamente eco los medios de comunicación iraníes. “Es un comienzo dinámico pero el camino aún es largo”, observa Andreas Wigger, director adjunto de Actividades Operacionales del CICR que entabló este diálogo en el mundo musulmán hace ya dos años (véase recuadro). En un momento en que las relaciones entre el mundo musulmán y el mundo occidental están en un punto álgido, este diálogo es valioso y muestra que puede haber una escucha mutua con un espíritu de concertación a mil leguas del maniqueísmo y de sus clisés deformantes.

Jean-François Berger
Redactor de Cruz Roja, Media Luna Roja.

 


©CICR

 

El diálogo ante todo

Hace dos años el CICR entabló un diálogo fértil con los principales actores y expertos del mundo árabe y musulmán. Antes de la reunión de Qom, se organizaron encuentros similares en Islamabad, Aden, Fez, Dar es Salaam y Kabul. En todos ellos se afirmaron y se hicieron públicas posiciones comunes fundadas en la tradición islámica y en el derecho internacional humanitario, permitiendo así descubrir el aspecto universal en cada una de esas fuentes e impidiendo tal vez la demonización de la otra. A partir de una comprensión mutua, este proceder ha hallado una razón común capaz de proteger mejor la dignidad humana en tiempo de guerra.

 

 


Olivier Vodoz, vicepresidente del CICR
©CICR

 

 


Ayatola Amid Zanjani, presidente de la Universidad de Teherán
©CICR

 

 


Dr. Jatami, presidente de la Media Luna
Roja de Irán

©CICR

 

 


Apertura de la reunión en Universidad
religiosa de Howzeh-ye Elmieh, Qom.
©CICR

 

Arriba

Contáctenos

Créditos

Webmaster

©2007 

Copyright