Hay más en este retrato del fundador del Movimiento, Henry Dunant, de lo que se ve a primera vista. El artista francés Franck Bouroullec lo pintó en pocos minutos ante la mirada de más de 1.000 delegados que asistían a la ceremonia de apertura del XVIII período de sesiones de la Asamblea General. En una demostración muy peculiar, Bouroullec pintó con furia trazos blancos sobre un lienzo negro hasta que en el último minuto invirtió la imagen que resultó ser este retrato de Dunant.

Volver a la página
principal de la revista
 

Arriba

Contáctenos

Créditos

Webmaster

2012 

Copyright