Back to Magazine
Homepage

 

 

 

El Movimiento en Myanmar

150 años después de la creación del Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, los esfuerzos conjuntos de la Cruz Roja de Myanmar, del CICR y de la Federación Internacional en respuesta a la violencia entre comunidades son un ejemplo de lo difícil que es intervenir ante situaciones de emergencia.
Becky Webb, especialista de la Federación Internacional en comunicaciones

Myat Sanda Khine, de 19 años, se acababa de inscribir en la Universidad de Sittwe cuando la violencia entre comunidades se apoderó de su ciudad natal, dejando decenas de muertos, miles de heridos y aldeas enteras arrasadas por el fuego.

“Me incorporé a la Cruz Roja como voluntaria justo después de la crisis aquí. La gente lo perdió todo. Sabía que quería ayudar y lo mismo hicieron mis amigos; ahora somos todos voluntarios”.

La violencia entre la comunidad rakhine y la comunidad musulmana dejó más de 100.000 desplazados en el estado de Rakhine, de los cuales la mayoría se encuentra en grandes campamentos de desplazados en Sittwe.
La violencia se extendió rápidamente con consecuencias devastadoras. Los vecinos, que vivían uno al lado del otro, se vieron obligados a instalarse en alojamientos improvisados en campamentos separados.

Antes todos los niños  iban a la escuela juntos y ahora algunos ya no pueden asistir a clases. Y los padres, que trabajaban y que dependían de sus trabajos o negocios para mantener a sus seres queridos, de repente pasaron a depender de la asistencia humanitaria para cubrir sus necesidades más elementales.

Pocos días después de estallar la violencia, los voluntarios de la Cruz Roja de Myanmar estaban proporcionando asistencia neutral e imparcial a ambas comunidades afectadas, con equipos que trabajaban en los dispensarios, construían retretes y pozos y distribuían agua potable, alimentos, mantas y estuches de aseo personal.

Debido a la naturaleza de los disturbios, esta labor se llevó a cabo en estrecha colaboración con el CICR para garantizar la protección de la misión médica y un acceso más seguro para los voluntarios

Más de diez meses después, la situación sigue siendo precaria y se han producido nuevos brotes de violencia en marzo. La Cruz Roja de Myanmar, con el apoyo de los asociados del Movimiento, sigue prestando ayuda de emergencia, como la distribución diaria de 8.000 litros de agua potable a los que viven en los campamentos.

La Cruz Roja de Myanmar también está tratando de satisfacer las necesidades de más largo plazo, por ejemplo en materia de alojamiento y medios de subsistencia. Además, el CICR está ampliando sus actividades y entre ellas ha incluido la renovación de las instalaciones de agua y saneamiento en el hospital general de Sittwe para garantizar un mejor acceso a la atención de salud para ambas comunidades.

Sin embargo, siguen sin respuesta las preguntas sobre la solución a largo plazo para esta crisis, entre ellas la de saber si las familias podrán algún día volver a su hogar y de qué manera.

Otras emergencias humanitarias hacen estragos en muchos frentes en Myanmar. Los enfrentamientos también siguen causando dolor y sufrimiento a miles de personas vulnerables en el agitado estado de Kachin. Los terremotos, los ciclones y las inundaciones son también moneda corriente en este país propenso a los desastres, lo que ocasiona la pérdida de vidas y la destrucción masiva.

Durante todas estas crisis, los voluntarios de la Cruz Roja de Myanmar han realizado una labor valiosísima.
 
En los últimos doce meses, los voluntarios han administrado dispensarios móviles para la comunidad rakhine y la comunidad musulmana de Sittwe, han prestado apoyo psicosocial a las familias afectadas por el conflicto en Kachin y distribuido lonas impermeables y material para la construcción de alojamiento a las familias afectadas por el terremoto que sacudió Mandalay en noviembre de 2012.

Sin embargo, la crisis humanitaria en Rakhine también ha planteado dificultades específicas a los voluntarios, cuyo número debía aumentar rápidamente dadas las ingentes necesidades humanitarias. En un entorno tan polarizado, no era solo una cuestión de cantidad.

"Los voluntarios de la Cruz Roja conocen a las personas con las que trabajan y son aceptados sin mayor inconveniente a nivel local. Sin embargo, en Rakhine, donde persisten las tensiones, la comunidad rakhine y la comunidad musulmana viven separadas, muchos de los voluntarios se limitan a trabajar en los campamentos donde se encuentran los miembros de sus comunidades. Necesitábamos con urgencia movilizar a voluntarios de otros estados y regiones", dice el Dr. Tha Hla Shwe, presidente de la Cruz Roja de Myanmar.

Vinieron voluntarios de todo el país y hubo grupos que realizaron misiones de varios meses de duración. Los voluntarios visitantes, que pueden trabajar en ambos campamentos, viven juntos en un pequeño alojamiento en el centro de Sittwe.

"Aquí en Sittwe, estamos atendiendo a los pacientes que necesitan asistencia de urgencia. Como voluntario de la Cruz Roja no discrimino por motivos de raza o religión, así que ayudaré a todos los que lo necesiten", dice el U Tun Shwe, de 59 años, voluntario del estado de Kachin.

La violencia en Rakhine ha ocupado innumerables veces los titulares de las noticias dado que el interés en la evolución política de Myanmar sigue manteniendo al país en el punto de mira internacional. Tras las elecciones generales celebradas en noviembre de 2010, la primera en casi dos décadas, el mundo observó con atención la serie de reformas introducidas por el nuevo Parlamento de Myanmar.

Estas reformas han dado lugar a un nuevo capítulo de la acción humanitaria. En enero de 2013, el presidente del CICR, Peter Maurer, concluyó la primera visita que hacía un presidente del CICR a Myanmar. Una semana más tarde, el CICR reanudaba sus visitas a los lugares de detención.

“Mi visita representa el inicio de un nuevo capítulo en nuestra relación con el Gobierno de Myanmar y en nuestras actividades humanitarias en el país. El presidente Thein Sein nos ha hecho saber que comprende cabalmente la importancia y la pertinencia que tiene la acción neutral, imparcial e independiente que lleva adelante el CICR en Myanmar y expresó su compromiso de seguir trabajando con nuestra Institución” ", dice el Peter Maurer, presidente del CICR.

Con todo, Myanmar sigue siendo uno de los países menos desarrollados de Asia sudoriental. Las poblaciones de todo el país enfrentan amenazas crónicas, como enfermedades transmisibles, inseguridad alimentaria y malnutrición.

Pero los cambios políticos y sociales recientes, junto con la posibilidad de que aumente el apoyo de la comunidad internacional, están creando un ambiente propicio para el desarrollo. La Cruz Roja de Myanmar ocupa una posición privilegiada para aprovechar las oportunidades de ayudar a construir comunidades más seguras y más resilientes.

La prioridad de todas las actividades de la Cruz Roja de Myanmar es forjar la resiliencia Con el apoyo de la Federación Internacional, por ejemplo, los voluntarios llegaron a más de 400.000 personas en 2011 a través de intervenciones basadas en la comunidad en el ámbito de la preparación para desastres, la reducción de riesgos y la salud.

Como una de las pocas organizaciones capaces de ofrecer continuamente asistencia humanitaria imparcial en los últimos años, la Cruz Roja de Myanmar también conoce bastante bien las necesidades de las personas vulnerables y ha aprovechado esta experiencia para interceder ante el Gobierno de Myanmar, los gobiernos donantes y otros interesados para lograr un mayor espacio humanitario.

"La Cruz Roja de Myanmar cuenta con una red nacional de voluntarios, mantiene sólidas relaciones de trabajo con el Gobierno y posee una amplia experiencia en la respuesta a situaciones de emergencia, después de haber intervenido en los recientes megadesastres como el ciclón Nargis en 2008", dice el Dr. Tha Hla Shwe, presidente de la Cruz Roja de Myanmar.

"De cara al futuro creo que seguiremos desempeñando un papel fundamental no solo para responder a situaciones de emergencia, sino también para tomar parte en el actual desarrollo de Myanmar".

Top

Contact Us

Credits

Webmaster

©2013

Copyright