Volver a la página
principal de la revista
 

El Movimiento en Myanmar

 


Photo:©Andreas von Weissenberg/IFRC

Myat Sanda Khine, de 19 años

 

 

 


Photo:©REUTERS/Minzayar, courtesy www.alertnet.org

La violencia entre la comunidad rakhine y la comunidad musulmana dejó más de 100.000 desplazados en el estado de Rakhinee...

 

 

 


Photo:©Andreas von Weissenberg/IFRC

...de los cuales la mayoría se encuentra en grandes campamentos de desplazados en Sittwe.

 

 

 


Photo:©Andreas von Weissenberg/IFRC

Pocos días después de estallar la violencia, los voluntarios de la Cruz Roja de Myanmar estaban proporcionando asistencia neutral e imparcial a ambas comunidades afectadas.

 

 

 


Photo:©Andreas von Weissenberg/IFRC

Vinieron voluntarios de todo el país y hubo grupos que realizaron misiones de varios meses de duración.

 

 

 


Photo:©ICRC

Debido a la naturaleza de los disturbios, esta labor se llevó a cabo en estrecha colaboración con el CICR para garantizar la protección de la misión médica y un acceso más seguro para los voluntarios.

 

 


Photo:©Andreas von Weissenberg/IFRC

La Cruz Roja de Myanmar, con el apoyo de los asociados del Movimiento, sigue prestando ayuda de emergencia, como la distribución diaria de 8.000 litros de agua potable a los que viven en los campamentos.

 

 

 


Photo:©IFRC

Otras emergencias humanitarias hacen estragos en muchos frentes en Myanmar. Los enfrentamientos también siguen causando dolor y sufrimiento a miles de personas vulnerables en el agitado estado de Kachin. Los terremotos, los ciclones y las inundaciones son también moneda corriente en este país propenso a los desastres, lo que ocasiona la pérdida de vidas y la destrucción masiva.

 

 

 

 


Photo:©IFRC

Durante todas estas crisis, los voluntarios de la Cruz Roja de Myanmar han realizado una labor valiosísima.

 

 

 

 


Photo:©ICRC

Myanmar sigue manteniendo al país en el punto de mira internacional. Tras las elecciones generales celebradas en noviembre de 2010, la primera en casi dos décadas, el mundo observó con atención la serie de reformas introducidas por el nuevo Parlamento de Myanmar. Estas reformas han dado lugar a un nuevo capítulo de la acción humanitaria. En enero de 2013, el presidente del CICR, Peter Maurer, concluyó la primera visita que hacía un presidente del CICR a Myanmar. Una semana más tarde, el CICR reanudaba sus visitas a los lugares de detención.

 

 

 

 

 


Photo:©REUTERS/Soe Zeya Tun, courtesy www.alertnet.org

Con todo, Myanmar sigue siendo uno de los países menos desarrollados de Asia sudoriental. Las poblaciones de todo el país enfrentan amenazas crónicas, como enfermedades transmisibles, inseguridad alimentaria y malnutrición.

 

 

 

 

 


Photo:©IFRC

La Cruz Roja de Myanmar ocupa una posición privilegiada para aprovechar las oportunidades de ayudar a construir comunidades más seguras y más resilientes. La prioridad de todas las actividades de la Cruz Roja de Myanmar es forjar la resiliencia.

 

 

 

 

 


Photo:©IFRC

Con el apoyo de la Federación Internacional, por ejemplo, los voluntarios llegaron a más de 400.000 personas en 2011 a través de intervenciones basadas en la comunidad en el ámbito de la preparación para desastres, la reducción de riesgos y la salud.

 

 

 

 

 

"La Cruz Roja de Myanmar cuenta con una red nacional de voluntarios, mantiene sólidas relaciones de trabajo con el Gobierno y posee una amplia experiencia en la respuesta a situaciones de emergencia, después de haber intervenido en los recientes megadesastres como el ciclón Nargis en 2008".
Dr. Tha Hla Shwe, presidente de la Cruz Roja de Myanmar.

 

 

 

 

 

 


Photo:©Andreas von Weissenberg/IFRC

"De cara al futuro creo que seguiremos desempeñando un papel fundamental no solo para responder a situaciones de emergencia, sino también para tomar parte en el actual desarrollo de Myanmar".
Dr Tha Hla Shwe, President of Myanmar Red Cross Society.

 

Arriba

Contáctenos

Créditos

Webmaster

©2013 

Copyright