Volver a la página
principal de la revista
 

Tribuna libre

 

Ecos del pasado, vislumbres del futuro

Afines de agosto de 1945, un joven llamado Fritz Bilfinger fue el primer delegado del CICR que llegó a Hiroshima después de que la ciudad fuera devastada por una bomba atómica. “Condiciones horrorosas”, escribió en su primer telegrama a Marcel Junod, delegado del CICR en Tokio.. “Ciudad arrasada. Ochenta por ciento hospitales destruidos o con graves daños… Efectos de bomba misteriosamente graves…”

Así como las enfermeras y los médicos de la Cruz Roja Japonesa presenciaron un horror que sobrepasaba su imaginación, también Bilfinger se enfrentó con algo totalmente desconocido: una situación que no se asemejaba en nada a lo que había vivido anteriormente.

Los archivos del CICR, de la Federación Internacional y de muchas Sociedades Nacionales están repletos de historias en las que se repiten las luchas de Bilfinger. Artefactos, cartas, fotos y dibujos revelan un inquebrantable esfuerzo por encontrar soluciones en condiciones extremas, a menudo hostiles.

Gracias a la valentía, al trabajo incansable y a la humanidad de voluntarios, delegados y miembros del personal en los últimos 150 años, el mundo humanitario del siglo XXI cuenta con una red de colaboradores y un conjunto de conocimientos y de normas que hoy respaldan y protegen (aunque de manera imperfecta) sus esfuerzos.

Pero incluso en el mundo actual, en el que nos jactamos de la magnitud del sector humanitario, nos enfrentamos todavía a muchas incógnitas. La necesidad de valentía, humanidad e innovación sigue siendo siempre la misma. Al igual que Louis Appia, fundador del Movimiento, que dibujó detalladamente camillas rodantes y carros que sirvieran de ambulancia con el fin de compartir las mejores prácticas con las sociedades de socorro en ciernes, de la misma forma los delegados y los voluntarios de hoy resuelven problemas complejos gracias a innovadoras ideas y al uso creativo de la tecnología más avanzada. Los esfuerzos del Movimiento por compartir los primeros auxilios basados en pruebas y las mejores prácticas quirúrgicas, crear sistemas de alerta temprana y detectar un brote epidémico mediante las redes de telefonía móvil son tan solo algunos ejemplos.

Un número especial

 El presente número de la revista Cruz Roja Media Luna Roja, que conmemora los 150 años de la fundación oficial del CICR, está dedicado a estos innovadores humanitarios: voluntarios, delegados y miembros del personal, cuyo empeño ha sido incansable para hacer de este mundo un lugar más humano. Es diversa su procedencia, pero común su humanidad que los ha llevado a actuar incluso en situaciones sumamente difíciles.

Nuestro tema central es la humanidad y conmemoramos los 150 años de acción humanitaria con una cronología que va acompañada de artículos de la realidad actual, en los que se ve cómo se repiten muchas de las dificultades con que se encontraron nuestros predecesores. El artículo de fondo presenta el conflicto de Afganistán que es, en muchos aspectos, emblemático de los problemas que se plantean a los trabajadores humanitarios en la actualidad. Nuestra serie sobre la historia del Movimiento continuará durante todo el año y pasaremos revista a la evolución de las Sociedades Nacionales y al 150º aniversario de las primeras Sociedades Nacionales. Después, a principios de 2014, conmemoraremos el 150º aniversario del primer Convenio de Ginebra analizando los retos históricos, presentes y futuros para el derecho internacional humanitario.

En un mundo donde la acción humanitaria neutral e imparcial aún no es universalmente entendida ni respetada, estos aniversarios nos recuerdan a todos que el humanitarismo está aquí para quedarse, que los valores defendidos por Dunant y por los embajadores humanitarios actuales representan normas de conducta que deben respetarse.

Estos hitos brindan también la oportunidad de reflexionar sobre cuestiones fundamentales a las que se ve abocada la acción humanitaria. Esperamos que los artículos contenidos en este número sirvan de inspiración en esta reflexión. En la página 28 explicamos cómo se puede contribuir al debate. ¿Cómo debe adaptarse el Movimiento? ¿Qué hemos aprendido? ¿Cuáles son las tendencias más inspiradoras? ¿Cuáles las más amenazantes? Teniendo en cuenta lo que se ha logrado, empezando de cero, en los últimos 150 años, ¿qué podemos y debemos lograr antes del 200º aniversario del Movimiento con las herramientas que tenemos ahora? El futuro es suyo, ahora le toca a usted. Escribamos la historia juntos.

Malcolm Lucard
Redactor jefe
Revista Cruz Roja Media Luna Roja

 

 


Uno de los primeros delegados del CICR, Louis Appia, usó dibujos para compartir innovaciones humanitarias.
Fotografía: ©Archivos del CICR

 

 

 


Ese espíritu de valentía y de invención frente a la desgracia seguía vivo cuando los equipos del CICR realizaron una intervención quirúrgica en un remoto lugar del desierto yemení en el decenio de 1960.
Fotografía: ©Archivos del CICR

 

 

 


Ese espíritu de valentía y de invención frente a la desgracia seguía vivo cuando los equipos del CICR realizaron una intervención quirúrgica en un remoto lugar del desierto yemení en el decenio de 1960.
Fotografía: ©Benoit Matsha-Carpentier/IFRC

Arriba

Contáctenos

Créditos

Webmaster

©2013 

Copyright