Volver a la página
principal de la revista
 

Gacetilla

 

 

El Medio Oriente se desangra a causa del conflicto

Según un reciente informe del CICR, anterior a que estallara el conflicto en Siria e Irak, la población en el Medio Oriente sufría una grave escasez de agua ya que era muy difícil conseguirla en cantidad y calidad suficientes debido al aumento de la violencia en los últimos años y al bajo nivel de precipitaciones. Muchos de los ya obsoletos sistemas de abastecimiento de agua, saneamiento y suministro de electricidad apenas podían satisfacer la demanda de una población creciente incluso antes de que comenzaran los conflictos. Hoy, con más de 7,5 millones de desplazados en Siria y otros 3,7 millones que buscan un lugar seguro en los países vecinos, los frágiles sistemas de agua en las comunidades de acogida ya no dan abasto y la calidad del agua no hace más que deteriorarse.



 

En Irak tratan de escapar a la muerte

Tras los enfrentamientos en la ciudad iraquí de Ramadi, miles de personas tuvieron que huir de sus hogares en busca de zonas más seguras en el país, particularmente en Amiriya Faluya y Jalidiya (provincia de Al Anbar). La Media Luna Roja de Irak indicó que había más de 2.000 familias desplazadas, lo que agrava la ya frágil situación humanitaria, y envió convoyes con socorros, pero los últimos enfrentamientos han ejercido una presión adicional en los recursos de la Sociedad Nacional, que ya prestaba asistencia de emergencia a más de 2.500 familias que habían huido el mes anterior a las ciudades de Habbaniya, Faluya y Husaiba.
Fotografía: ©Media Luna Roja de Irak

 


 

Solidaridad con los migrantes

Los secretarios generales de 21 Sociedades Nacionales de la Cruz Roja europeas, junto con Elhadj As Sy, secretario general de la Federación Internacional, han hecho un llamamiento por una acción más compasiva en favor de los migrantes después de que otra serie de incidentes se cobrara la vida de miles de personas en el mar Mediterráneo. “Tenemos que reconocer que la situación de los migrantes también constituye una emergencia humanitaria”, escribieron los secretarios generales en un artículo de opinión, publicado el pasado mes de mayo. Los secretarios generales rechazaron el argumento de que facilitar el viaje podría tener un “efecto de atracción” y fomentar aún más la migración. “Nosotros en la Cruz Roja instamos a nuestros gobiernos a que descarten esa retórica, reconozcan que la migración es un hecho de la vida y cumplan sus obligaciones en virtud del derecho internacional.”

 



 

Rescatando lo tradicional

En Tuvalu, nación insular del Pacífico, se ha combinado la alta tecnología con el saber tradicional para poner a prueba un proyecto de predicción meteorológica y así ayudar a la población a lidiar con el cambio climático y los desastres. La idea es fortalecer la resiliencia de las personas facilitándoles información meteorológica, climática y de alerta temprana en los idiomas locales y en una forma en que las comunidades comprendan y acepten. Olioliga Iosua, secretaria general de la Cruz Roja de Tuvalu, explica que esta información permitirá a las personas de Teone afrontar mejor los desastres. “Hay formas tradicionales de hacer frente a las dificultades que tenemos que rescatar: secar, salar o enterrar los alimentos para mantenerlos frescos, a veces durante años. Está en el plan de desastres de la Cruz Roja. Los jóvenes están acostumbrados a comprar comida, pero las personas mayores recuerdan estas formas tradicionales.”

 

 

 

 


 

Tres integrantes de la Cruz Roja Nepalesa pierden la vida en el seísmo

La Cruz Roja Nepalesa, mientras prosigue su labor en favor de los miles de personas afectadas por los terremotos de abril y mayo, también rinde homenaje a tres de sus colaboradores que murieron en el desempeño de sus tareas el 25 de abril. Sanumaiya Kapali, de 53 años, Lal Maya Gurung, de 43 años, y Sirman Dangol, de 20 años, resultaron muertos mientras se realizaba una campaña de donación de sangre en la histórica plaza Durbar de Katmandú. Otras siete personas también murieron junto con los trabajadores de la Cruz Roja al derrumbarse el edificio donde estaban.

 

 

Prosiguen los enfrentamientos en el norte de Nigeria

En Maiduguri, ciudad situada en el noreste de Nigeria, epicentro de los enfrentamientos entre Boko Haram y el ejército nigeriano, la violencia está provocando necesidades humanitarias y secuelas físicas y mentales terribles en la población. “Comunidades enteras han tenido que abandonar sus aldeas y soportar un sufrimiento inimaginable”, dijo el presidente del CICR, Peter Maurer, durante una visita reciente que hizo al país. Se estima que hay cerca de un millón y medio de personas desplazadas, en su mayoría en el propio país. El CICR ha distribuido alimentos de emergencia y artículos de primera necesidad a unas 260.000 personas en el noreste de Nigeria y a 65.000 en Níger. También ha solicitado fondos adicionales por un monto de 60 millones de dólares. Por su parte, la Federación Internacional ha hecho un llamamiento de emergencia por 2,8 millones de dólares, que se destinarán a restablecer los medios de subsistencia, prestar apoyo psicosocial y atención de salud, suministrar artículos para el hogar y facilitar el acceso al agua potable para 150.000 personas.

 



 

De la palabra a la acción

El próximo mes de diciembre, cuando se reúna la XXXII Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, ¿se escucharán las voces de la gente de las bases? En agosto, el Movimiento emprendió la iniciativa De la palabra a la acción, que responde a esa pregunta mediante la creación de una plataforma interactiva en línea que servirá para que los debates de diciembre reflejen las necesidades locales. La idea es que los colaboradores y voluntarios de las Sociedades Nacionales entablen un diálogo sobre los tres temas que abordará la Conferencia Internacional: la prevención de la violencia y la lucha contra esta, la seguridad y el acceso, la reducción del riesgo y la resiliencia. Exprese su opinión en: www.voicestoaction.org

 


Índice humanitario

54: es el número de Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja que se ocupan de la violencia sexual y de género vinculada a conflictos o desastres, según una evaluación realizada en todo el Movimiento por la Federación Internacional y el CICR.
1.750: es el número de personas que, según se calcula, han resultado muertas en el camino de Libia a Lampedusa (Italia) en los primeros cuatro meses de 2015*.
5.000: es el número de personas que, según se calcula, han muerto al intentar cruzar el Mediterráneo rumbo a Europa en los últimos 18 meses *.
50 millones: es el número de personas obligadas a migrar el año pasado, primera vez que se alcanza esta cifra desde la Segunda Guerra Mundial*.
640.497: es, según el Gobierno nepalés, el número de viviendas dañadas por los terremotos de abril y mayo en Nepal, de las cuales más de 222.000 quedaron completamente destruidas.
930.000: es, según la Cruz Roja Nepalesa, el número de familias desplazadas por los terremotos de abril y mayo en Nepal.

Fuentes: * Organización Internacional para las Migraciones.


Arriba

Contáctenos

Créditos

Webmaster

©2015 

Copyright